vino tinto ecológico Tempranillo
Bodega Palomillo
¡Cosecha disponible! Pide una caja. También podrás adoptar cuando termine la temporada.
Comprar caja suelta

El proyecto

Adopta unas cepas de uva de la finca "Bodega Palomillo" en Vélez-Rubio (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de vino tinto ecológico Tempranillo. Paco cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

El proyecto

Adopta unas cepas de uva de la finca "Bodega Palomillo" en Vélez-Rubio (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de vino tinto ecológico Tempranillo. Paco cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

¿Qué adoptas?
Adoptas unas cepas de uva que cultivamos bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea desde 2016. Durante el proceso de compra podrás elegir el nombre con el que identificaremos tus cepas. Adoptarás 3 cepas de la variedad de uva tempranillo, variedad originaria de España, también conocida como “uva noble”, cultivadas en nuestra pequeña finca familiar. Nuestro cultivo está certificado en ecológico y además tratamos a cada una de nuestras cepas como a un hijo, ya que cada una de ella tiene necesidades específicas. El cultivo de la uva se realiza de forma tradicional y su procesado es totalmente artesanal. Las cepas crecen a 980 metros de altitud y están cultivadas en secano, por lo que no aportamos más agua que la que reciben de la lluvia, sin necesidad de explotar reservas de acuíferos, ríos o embalses. De cada cepa recogemos entre 7 y 10 racimos de uvas, que equivalen a 2,5 - 3 kg de uva. Las cepas vinícolas de tempranillo necesitan cuidados a lo largo del año. En invierno se realiza la poda donde cortamos el exceso de ramas. Con la poda conseguimos regular la producción y le damos consistencia a la cepa. En abril realizamos otra poda o “destalle”, en la que seleccionamos las ramas que queremos que produzcan racimos, conseguimos que las cepas tengan fuerza para obtener unos racimos perfectos. También eliminamos hojas de la cepa para que quede ventilada, así prevenimos la aparición de “ceniza”, un hongo plaga que puede pudrir los racimos. En mayo se “descopan” las cepas, esto consiste en cortar las puntas de los tallos que tengan una longitud adecuada, con esto favorecemos el engorde del racimo. También retiramos un poco de hoja para mantener la ventilación y guiamos los racimos en los alambres que aguantarán su peso al engordar. Durante todo el año labramos varias veces el campo para controlar malas hierbas y favorecer que la tierra se oxigene. Alrededor de las cepas eliminamos manualmente las hierbas. La vida productiva de las cepas es de 35 años. Mientras tú quieras y nosotros podamos seguir cuidándolas, podrás renovar tu adopción año tras año. Si tus cepas mueren, te las repondremos sin ningún coste adicional y asegurándote el envío de cosecha de otras.
¿Qué recibes?
Cada temporada te enviaremos una caja con: 3 x __Vino Joven “Está por venir”__ (0,75L cada botella) 3 x __Vino de Barrica “Está por venir”__ (0,75L cada botella) Podrás disfrutar nuestro vino “Está por venir” con cualquier tipo de alimento como carnes, pastas, pizzas o alimentos picantes, lo que lo hace un vino predilecto para tener en casa. El vino Joven "Está por venir" se obtiene tras transformar todo el mosto de la uva tempranillo en vino, por un proceso de fermentación controlado por temperatura. Antes de ser embotellado se clarifica y filtra. Al catar este vino descubrirás que visualmente presenta un color rojo cereza, con una lágrima en copa de caída lenta. Su aroma recuerda frutos rojos, tierra mojada y trufa. Al probarlo descubrimos un frescor afrutado, suave al paladar, con taninos maduros que le otorgan cuerpo. Es un vino muy versátil, apropiado para tapear o acompañar cualquier entrante tanto para verano como para invierno. Servir entre 15/18ºC. Podrás consumir el vino joven durante un periodo de 2 años siempre que lo conserves correctamente. El vino Barrica “Está por venir” es un vino envejecido durante 6 meses en barricas de roble americano y roble francés, y reposado otros 6 meses dentro de la botella donde termina de redondearse y llegar a un estado óptimo a los consumidores. En cuanto a la cata de este vino podemos destacar un color rojo cereza con tono violáceos, en copa presenta una gran lágrima de caída lenta. Tiene un intenso aroma a frutos rojos y negros maduros, con toque torrefacto y vainilla. En boca es agradable, suave pero potente, que deja un retrogusto a caramelo. Es un vino perfecto tanto para tapear como para acompañar con platos contundentes y carnes. Servir entre 15/18ºC. Podrás consumir el vino Barrica en un periodo de 3 años siempre que su conservación sea la adecuada. Para preservar las características del vino te recomendamos mantener las botellas tumbadas en posición horizontal para que el vino siempre toque el corcho. La temperatura ideal para conservar el vino es de 15/18ºC aunque puedes mantenerlo entre 10º y 25ºC.
¿Cuándo lo recibes?
Más abajo puedes ver la fecha límite para poder participar en este proyecto (fecha límite de adopción). A partir de esta fecha el Farmer empezará a preparar los pedidos de las cajas que debe enviar. Durante el proceso de compra podrás elegir una de las fechas que el Farmer propone para recibir tu caja. Entre finales de agosto y mediados de septiembre realizamos la vendimia de forma manual, siempre cuando la uva ha logrado su perfecto grado de azúcar. Si te animas ¡Te invitamos a venir a vendimiar con nosotros! Como la uva es recolectada en verano con altas temperaturas, es necesario enfriarla en una cámara hasta que alcance aproximadamente 20ºC. Con esta temperatura la uva se encuentra en un perfecto estado para despalillarla y molerla. Después la introducimos en los silos a una temperatura controlada hasta que todo el azúcar se convierta en alcohol. El vino estaría listo para ser enviado a principios de diciembre.Todo este proceso se realiza de forma artesanal.
¿Por qué adoptar?
* Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente * Compra directamente al productor. Ayuda a generar mayor riqueza y mejores trabajos en entornos rurales * Planíficate y permite que el Farmer cultive bajo demanda. Así conseguiremos evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta * Premia a los Farmers que se esfuerzan por un packaging y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente
No plásticos
Ecológico

¿Cómo funciona?

Conoce a los Farmers

Conoce a los Farmers

Adopta y planifica tu cosecha

Adopta y planifica tu cosecha

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Recibe la cosecha a domicilio

Recibe la cosecha a domicilio

seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Zona despoblada
seal icon
BPA free
seal icon
Farmer 360
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Ecológico
seal icon
Pequeño Farmer
seal icon
Farmer familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Comprar caja suelta
Paco Palomillo
Me llamo Francisco García Parra aunque si preguntas por el pueblo me conocerán como Paco Palomillo. Mi mujer y yo nos dedicamos al vino porque es algo que siempre nos ha apasionado y lo llevamos en las entrañas por nuestros antepasados. Recuerdo a mis bisabuelos, abuelos, e incluso mis padres contándome desde siempre, que en época de la antigua Cartago, la zona donde actualmente está la Bodega Palomillo era afamada por la calidad de los vinos que producían. Si ya en el pasado esta zona era reconocida por sus viñedos y por la calidad de sus caldos, ¿por qué no retomar la tradición y volver a situarla en el mundo de la viticultura? Decidimos cultivar las cepas en ecológico para cultivarlas como se hacía antaño, conseguir las características originarias del vino y diferenciarnos del resto de bodegas. A diario visito el viñedo para ver el estado de las cepas, ya que todo les afecta y esa es la única manera de poder controlarlo. Trato a las cepas con mucho cariño, observándolas cuidadosamente y analizando su evolución a lo largo del año. Una vez se produce la vendimia, en bodega hay que tener un control diario, principalmente en el primer mes tras moler. En esta época hay que mover los caldos incluso hasta tres veces al día para que se fermente correctamente y no se eleve la temperatura. Luego hay que vigilar el proceso semanalmente y comprobar que todo está en orden. Dentro de nuestra pequeña familia hay tres grandes mujeres, Ines Asensio, copropietaria de la Bodega; Rosa Pascual, Enóloga de confianza e Isabel Ortega, encargada de la administración y comercialización. Queremos trabajar con CrowdFarming porque nos encanta este proyecto, de esta forma el cliente puede llevar un control de sus productos. ¡Incluso te invitamos a colaborar en sus procesos si lo deseas!, es una manera muy diferente de saber lo que consumes y ver lo laborioso que es, pero siempre la recompensa está al final, cuando el vino está encima de nuestra mesa y lo podemos compartir con los que más queremos.
Paco Palomillo

"CrowdFarming me permite dar el salto que nos falta para poder seguir adelante con nuestro proyecto. Hemos creado un buen vino y dedicado mucho esfuerzo a nuestro proyecto. Creo que enviarlo a los clientes de forma directa, para que lo compartan con los que más quieren es la mejor opción para darnos a conocer y crecer. ¡Visítanos y descubre cómo se elabora vino en una bodega ecológica!"

Bodega Palomillo
Bodega Palomillo
Nuestra finca se llama Palomillo, este nombre tiene su origen en un apodo familiar que llevaban mi abuelo, mi padre y ahora yo. La finca está situada en el Cabezo la Jara dentro de la Sierra de las Estancias, localidad de Vélez Rubio, a 980 metros de altura. Está rodeada de nogales protegidos y cultivos ecológicos de almendros. Encontramos en nuestro entorno montes con vegetación nativa sin alterar, caminos de tierra, ramblas y es posible ver multitud de animales silvestres como conejos, jabalíes o águilas. La zona donde está la finca tiene una densidad de población muy baja. En las cercanías puedes encontrar pequeños cortijos (casas típicas del sur de España) destinados en su mayoría a turismo rural. Hay también un hotel rural que es excepcional. Con suerte puedes cruzarte al típico ganadero de ovejas con sus rebaños. Y lo mejor de todo es que no hay mucha cobertura, ¡el lugar es perfecto para poder desconectar! Nuestra bodega es pequeña y familiar, trabajamos tres personas, mi mujer Inés María, Isabel Ortega, que nos ayuda a las labores comerciales, y yo Francisco García. Isabel lleva dos años con nosotros, antes estábamos mi mujer y yo solos. Dependiendo de las labores contratamos jornaleros temporales especializados en viñedos para que nos ayuden con las labores de la finca. Con este proyecto pretendemos revivir la producción de vinos como los que se hicieron siglos atrás en la Sierra de las Estancias. Aquí era tradicional el cultivo de uva desde los tiempos de la antigua Cartago, hasta que llegó una plaga de filoxera a finales del s. XIX que arrasó con todos los viñedos de la zona. La plaga inviabilizó durante muchos años el cultivo de la vid, y los agricultores sustituyeron las cepas por almendros y “olvidaron” hacer vino. Esta finca fue adquirida por nosotros en el año 2000 con la idea de emprender este proyecto. Las cepas actuales fueron plantadas en 2010 para diversificar la actividad económica familiar y de la zona, que se vio muy afectada en la crisis económica de 2008. En 2015 construimos la bodega y en 2016 comercializamos nuestro primer vino. Hemos hecho una gran inversión para recuperar la producción de vino en la zona que apenas ahora comienza a dar sus primeros frutos. La finca es un cultivo de secano, que depende completamente de las precipitaciones, incluyendo nevadas invernales. Todos nuestros viñedos están en plantación ecológica por lo que usamos bastante la prevención de plagas y solo aplicamos productos autorizados en el cultivo ecológico. Controlamos el crecimiento de la hierba de forma manual que se deja en las líneas de la plantación para proteger el suelo de la erosión y para que se composte y vuelva en forma de nutrientes a la tierra. Los sarmientos (tallos de la poda) se utilizan como leña en algunos restaurantes de clientes para la elaboración de ciertas comidas.
Comprar caja suelta
Información técnica
Dirección
Bodega Palomillo, Vélez-Rubio, ES
Altitud
980m
Equipo
2 mujeres y 1 hombre
Dimensión
10 ha
Sistema de riego
Lluvia
Localización