AOVE ecológico de UnOlivo-2

6,15 kg / Box

AOVE ecológico de UnOlivo-2

6,15 kg / Box

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
País de envío  España
Entrega estimada 11/03/2022
Precio final:  61,07 €  IVA incluido
Cantidad
1

6,15 kg

Comprar ahora
Envío incluido
Pago seguro
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 6.15kg de aceite de oliva virgen extra ecológico
Variedad: Picual
2 x Aceite de Oliva Virgen Extra ecológico (2l, lata): de color dorado-verdoso, es más suave en aroma y sabor, es apto para su consumo en crudo y también para cocinar
1 x Aceite de Oliva Virgen Extra ecológico (500ml, lata)
1 x AOVE Premium cosecha temprana (500ml, lata): de color verde intenso con aromas a hierba recién cortada, tomatera y alcachofa; junto a notas más maduras de frutas frescas como la manzana o el plátano verde; recomendado para consumir en crudo
1 x Mermelada ecológica de AOVE de cosecha temprana (150g, bote): puedes acompañar helados y postres, para untar en pan o sorprender con algún alimento salado, por ejemplo anchoa o tomate, combina muy bien con queso y paté
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2013
El aceite de oliva virgen extra es de categoría superior, obtenido mediante procedimientos mecánicos en frío
Es recomendable mantener el aceite lejos de la luz y del calor; no guardar el aceite en frío, pero si en un lugar fresco
Una vez abierta la mermelada mantén el tarro boca abajo y nunca en frío, consumirla antes de 20 días
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer 360
seal icon
Sin pesticidas
seal icon
Ecológico
seal icon
Joven Farmer
seal icon
Pequeño Farmer
seal icon
Farmer familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Elisabet Gallardo
Soy Elisabet Gallardo y me apasiona el mundo del aceite. Buscamos la calidad máxima de nuestros productos y los hacemos llegar a los hogares. No hay mejor retribución para nuestro trabajo que nos llamen para repetir un pedido o que nos feliciten por la calidad de nuestro aceite de oliva. Mi familia siempre ha estado ligada al olivar, los primeros pasos de UnOlivo hay que buscarlos en los inicios del siglo XX. En el año 1900 mi bisabuelo Julio era un conocido corredor de aceite de oliva de Castillo de Locubín (en la Sierra Sur de Jaén). Compraba aceite a los productores de su entorno y lo vendía en el Puerto de Motril (Granada). Era conocido por su espíritu emprendedor y durante años fue prosperando gracias a su tesón. Con el estallido de la Guerra Civil tuvo que abandonar el negocio y asumir otras ocupaciones. Su carácter luchador, pasión por el aceite de oliva y el respeto a lo que produce la tierra no desaparecieron. Volvió a manifestarse hace ya más de 20 años, a través de su nieto, mi padre: Julio Gallardo. Él fue quien rescató el espíritu de su predecesor, pero dando un paso más, puesto que se lanzó a la producción de aceite de oliva. El esfuerzo cosechó sus frutos, por eso surgió el coraje para el siguiente reto: afrontar el proyecto de una almazara propia, donde nace UnOlivo. Recuerdo desde muy niña estar recogiendo aceitunas con mi familia en vacaciones y los fines de semana, ¡nos tocaba ir al campo!. Eran días estupendos donde más que a trabajar íbamos a comer de perol (una gran sartén típica donde se preparaba la comida para todos), y a pasar un día de campo genial todos juntos. Antes de UnOlivo ya teníamos el molino de aceite, pero fue iniciativa mía crear una marca, para vender nuestro AOVE envasado en lugar de a granel. Yo personalmente me he encargado de coordinar todo el proceso: desarrollar la marca, hacer página web, diseño de etiquetas, catalogos… todo el proyecto de UnOlivo ha nacido bajo mi dirección. Es como cuando tienes un bebe y lo ves cada día crecer y madurar. Para mi este proyecto es igual, ya que ves como crece, como cambia y cada dia estamos mas orgullosos de lo que hacemos y cómo lo hacemos. Cuidamos durante todo el año el olivar, recogemos durante unos dos meses de invierno la aceituna y enviamos aceite envasado en cualquier fecha. Gracias a ello podemos dar trabajo durante todo el año a varias personas del pueblo, además de emplear el tiempo de mi hermano y mio. ¡El legado continúa! y lo haremos evolucionar siempre a mejor. Mi hermano y yo además de apoyar a mi padre en el proyecto, apostamos por la producción de zumos de aceituna ecológicos de gran calidad: cosecha temprana y premium. Y comercializamos nuestro aceite envasado tanto en el mercado local como el internacional. El futuro del aceite de oliva para pequeños productores como nosotros es muy incierto, el principal problema son los bajos precios. El aceite está por debajo del umbral de rentabilidad del agricultor, no es rentable cuidar del olivar y recoger la aceituna. Si los precios siguen así, muchos agricultores tendrán que abandonar sus campos. Además, la competencia es fuerte ya que están proliferando las plantaciones superintensivas, donde la calidad de producto obtenida es inferior. Terminan agotando la tierra, emplean muy poca mano de obra y necesitan muchísima agua así como otros productos. Son plantaciones con las que no podemos competir los agricultores que trabajamos con el olivar tradicional. Opciones como CrowdFarming son muy interesantes tanto para el agricultor, que nos da una mayor visibilidad como para los consumidores, pues nadie mima tanto los productos como las pequeñas y familiares empresas.
UnOlivo
La finca está localizada en el término municipal de Larva, que es el municipio más pequeño de Jaén. Es el último pueblo que pertenece a la Sierra Mágina, un paraje natural precioso con muchas horas de sol. Realizamos un regadío controlado que hace nuestro aceite picual un aceite equilibrado y suave. Esta zona era conocida como el “desierto de Jaén”, apenas llueve y era tierra destinada al cultivo de cereales. Como las lluvias no eran abundantes, los cereales se secaban y al final no había cosechas en aquellas tierras. Cuando mi padre compró la tierra en Larva, era tierra calma, nosotros la plantamos de olivos y entre los vecinos de la zona se creó una comunidad de regantes. Ahora aquellas tierras no tienen nada que ver con un desierto, al contrario, ¡ahora es un Vergel! Hay olivares jóvenes por donde mires y es una tierra rica y productiva. La zona ha cambiado de ser un municipio envejecido donde los jóvenes tenían que emigrar para poder trabajar y tener un futuro, a ser una región donde muchos de los jóvenes Larveños deciden quedarse a cuidar la tierra de su familia. La finca tiene 53 ha y pertenece a mi familia desde hace 25 años. En la finca había 6 ha de olivar tradicional centenario y 47 ha de tierra calma, que se plantaron de olivos de la variedad picual cuando se compró. Larva es un pueblo de Sierra, donde no había puestos para recoger la aceituna. Teníamos que transportarla hasta otras poblaciones mayores, lo que suponía mucho tiempo. Debido a esto decidimos invertir en construir una almazara para molturar nuestra aceituna y también dar servicio a los agricultores de la zona. Nuestra almazara es hoy la única industria con la que cuenta el pueblo. Durante la campaña damos trabajo a unas 11-14 personas y cuando no estamos en campaña, trabajan con nosotros 4 personas. Además, somos tres autónomos: mi padre Julio, es el gerente de la empresa y el encargado de tratar con los agricultores que nos entregan la aceituna y del manejo del olivar; mi hermano Alberto, se dedica a la producción, es maestro de almazara y es el encargado de envasar y preparar los pedidos. Y yo, que me dedico a la administración y a la venta de nuestros aceites. Para nosotros el agua es un factor muy importante, sin agua no tendríamos cosecha. El agua para nuestro olivar proviene de la comunidad de regantes “Llanos de Larva”. Contamos con balsas de acumulación que llenamos durante el invierno para poder regar las plantas durante la primavera y el verano, y utilizamos goteros para regar los olivos. Hace 10 años que certificamos nuestra finca en ecológico, utilizamos solo productos orgánicos para abonar y cuidar de nuestros olivos. Además nos servimos de subproductos de la almazara y del olivar para incorporar al suelo. Compostamos la hoja que recogemos en fábrica, los restos de poda se trituran y se aportan al suelo del olivar convirtiéndose en materia orgánica asimilable para la planta. Tenemos un pequeño lombricero, donde producimos humus que utilizamos como abono. En fábrica separamos el hueso de la pulpa de la aceituna y lo utilizamos en la caldera como biomasa.
Información técnica
Dirección de envío
UnOlivo, Larva, ES
Altitud
700 m
Equipo
3 mujeres y 4 hombres
Dimensión
53ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
Cosecha limitada y de temporada.
Comprar ahora