Lichi ecológico de Rancho del Tío Esteban

1,50 kg/caja

Lichi ecológico de Rancho del Tío Esteban

1,50 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 1.5kg de lichi ecológico
Variedad: Pink kwai mi y Wai Chi
Pink kwai mi (agosto): piel de color anaranjado o rojizo, dura, rugosa y con pequeñas protuberancias; fruta de tamaño pequeño y forma redonda, sabor dulce con un toque ácido, pulpa blanca con un pequeño hueso
Wai chi (agosto): piel de color rojizo o purpura, dura, rugosa y con pequeñas protuberancias; fruta de tamaño pequeño y forma redonda, sabor dulce con un toque ácido, pulpa blanca con un pequeño hueso
Recibes una caja mixta con las dos variedades
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2018
No almacenamos la fruta en cámaras frigoríficas, la fruta va del árbol a tu casa
La caja incluye fruta extra, por si alguna pieza llega dañada
Nuestros árboles no son una fábrica de tornillos: cada fruto es único en aspecto y tamaño
1 kg contiene entre 40 y 60 piezas (en la caja recibirás entre 60 y 90 frutas, dependiendo del tamaño)
Si los guardas en la nevera, pueden durar 7-10 días en buen estado
seal icon
Sin pesticidas
seal icon
Ecológico
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
Esteban Gonzalez
Me llamo Esteban González y vivo en la finca que hoy en día lleva mi nombre. Esta finca es de la familia, de uno de mis sobrinos. Cuando me jubilé, después de años trabajando en la hostelería y construcción, acordé con mi sobrino que yo me quedaría a vivir en la casa que hay en la finca. Él accedió encantado ya que este acuerdo nos beneficia a todos. No podría tener mejor lugar para pasar mi jubilación y él está tranquilo ya que la casa está cuidada y me ve feliz. Actualmente no tengo pareja, y no quería pasar mis años de jubilado en mi apartamento, quería vivir en el campo y la vida me presentó esta oportunidad. Vivo en una zona agrícola, y aunque durante mi juventud no pude desarrollarme en esta actividad, siempre quise hacerlo. Soy una persona activa y curiosa, después de tantos años de trabajo no podía parar en seco, por lo que tener un huerto y unas gallinas me proporciona actividad física, comida saludable y entretenimiento. Normalmente me levanto temprano y voy a dar una vuelta por la finca, a buscar a los trabajadores que vienen cada mañana. Ya somos amigos y me agrada contar con su compañía. Me gusta pasear por los campos y si veo que algo no está funcionando bien, como un gotero roto, o algún otro problema, se lo comunico inmediatamente para que se pongan manos a la obra. Me encanta pasar el tiempo observando los árboles y oyendo a los pájaros, se aprende mucho de la naturaleza si se la observa con la mirada adecuada. Yo ya estoy jubilado, la vida ha cambiado mucho desde que yo era joven, cuando yo era pequeño mi familia compraba frutas, verduras o aceite directamente a los agricultores, hoy en día esto ya no es tan frecuente por la desconexión entre el campo y el cliente. Que CrowdFarming a través de internet retome esta oportunidad de venta directa, me parece una idea excepcionalmente genial. Bueno para los agricultores, que recibimos un precio justo por nuestro trabajo y bueno para los consumidores, que reciben un producto fresco y ecológico en casa, apoyando actividades agrícolas sostenibles.
Rancho del Tio Esteban
El Rancho del Tío Esteban es una finca familiar que está muy cerca del casco antiguo de Vélez-Málaga, a pocos metros de la antigua fortaleza musulmana de la ciudad. Se llama así porque cuando la plantamos rehabilitamos una antigua casa que había, entonces decidí mudarme a vivir allí, así tener una vida más tranquila y poder cultivar mi huerto y cuidar de mis gallinas. Vivir en esta finca me permitía estar en un ambiente rural, a poca distancia de la ciudad, desde entonces mi familia comenzó a darle este nombre. La finca es de la familia desde 2014, en aquella época estaba abandonada. Ahora tiene dos cultivos principales, lichis y aguacates, que plantamos siguiendo las prácticas de agricultura ecológica desde el principio. En los alrededores hay otras fincas de almendros, olivos y aguacates, además del casco urbano del municipio de Vélez-Málaga, que está cerca. Nuestra finca tiene instalado un moderno sistema de riego por goteo, contamos con agua de la comunidad de regantes del embalse de la Viñuela y además tenemos un pozo. La cantidad de agua que necesita cada árbol varía en función de la climatología. En invierno podemos gastar a la semana unos 10 L por árbol, y en verano unos 30 L. Además, cubrimos el suelo con paja en el pie de todos los árboles, este acolchado orgánico permite reducir las pérdidas de agua por evaporación, y así reducir la necesidad de riegos. Nuestra región tiene un microclima que modela las temperaturas, esto favorece dos actividades principales en la zona, el turismo y la agricultura de frutas subtropicales. Estas dos actividades son el motor principal de la economía local y las que crean más puestos de trabajo. Al comprar la finca, ya decidimos empezar a cultivar conforme a los estándares ecológicos de la UE, por lo que actualmente contamos con el sello de agricultura ecológica. Las plagas las controlamos fomentando los enemigos naturales que crecen entre las hierbas que dejamos crecer y usando productos autorizados. El lichi, al ser una especie exótica, no suele tener demasiados ataques por plagas en nuestras latitudes. Cuando podamos, trituramos los restos de madera y hojas para incorporarlos junto como cubierta del suelo. El acolchado que usamos en el pie de los árboles, hace que sea más difícil que crezca la hierba, aún así, la que nace la cortamos de forma mecánica, por lo que se incorpora al suelo en forma de materia orgánica. En esta hierba permitimos que vivan enemigos naturales de las plagas y que haya biodiversidad de insectos. Contamos con dos personas que trabajan de forma fija en la finca, para tareas de mayor carga de trabajo como la poda o la recolección contratamos personal extra. Los trabajadores fijos llevan con nosotros varios años y los eventuales suelen ser las mismas personas. Todos ellos reciben salario conforme el convenio colectivo.
Información técnica
Dirección
Rancho del Tio Esteban, Vélez-Málaga, ES
Altitud
60 m
Equipo
3 hombres
Dimensión
15 ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.40.0_20220811_172534