Chocolate de Saloy

0,48 kg / Box

Chocolate de Saloy

0,48 kg / Box

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
País de envío  España
Entrega estimada 15/03/2022
Precio final:  58,81 €  IVA incluido
Cantidad
1

0,48 kg

Comprar ahora
Envío incluido
Pago seguro
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 0.48kg de tabletas de chocolate negro filipino
Variedad: cacao criollo y trinitario
4 x chocolate negro 70%, vegano (60g, tableta): tiene notas de hierbas, bergamota y cerezas
4 x chocolate negro 85%, vegano (60g, tableta): tiene un gusto a ron más distintivo con un persistente sabor a madera
Cultivo en conversión a agricultura ecológica desde 2021
Chocolates galardonados, hechos esencialmente sólo con dos ingredientes: cacao y azúcar mascabado con certificación orgánica (sin refinar con un alto porcentaje de melaza)
Su duración es de 2 años. Los chocolates se almacenan mejor entre 16 y 18 grados centígrados, lejos de la luz solar directa, la humedad y otros olores fuertes
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer con experiencia
seal icon
En conversión a Ecológico
seal icon
Zona despoblada
seal icon
Sin pesticidas
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Pequeño Farmer
seal icon
Farmer familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Policarpio Enricoso
Policarpio Enricoso (Productor de Cacao) creció en Saloy y ha vivido allí durante más de 40 años. Es una aldea remota de Filipinas que en el pasado no tuvo un acceso adecuado al mercado debido a la falta de carreteras pavimentadas. El área de Saloy ha sido reconocida internacionalmente como una fuente importante de cacao de calidad en el mundo, lo que ha atraído la atención que tanto se necesitaba a un área desconocida de Filipinas. Con sus compañeros agricultores en Saloy, Policarpio está decidido a seguir cultivando las mejores variedades y esforzarse por alcanzar la más alta calidad posible para asegurar un mejor futuro para su familia y su comunidad. Como Policarpio es devoto, su rutina diaria consiste en levantarse por la mañana para hacer una oración antes de tomar un desayuno ligero y una taza de café para comenzar el día. Va directamente a su finca para realizar actividades rutinarias como quitar hierba, quitar las mazorcas de cacao y cosechar. Durante la temporada baja del cacao hace trabajos de mantenimiento para su finca y atiende de cerca a sus otros árboles frutales como el plátano y el coco. Él cree que CrowdFarming es una gran oportunidad para compartir su cacao y su historia con el resto del mundo. Quiere compartir la misma alegría y presentar la región de Saloy al mundo.
Saloy
La finca de cacao de Enricoso está situada en el barrio o barangay Saloy, Davao, Filipinas. Policarpio ha vivido en la misma zona durante unos 40 años, evidenciando el amor que siente tanto por el entorno natural como por la maravillosa gente que habita la zona. Situada entre bosques tropicales de montaña, la finca a la que llamamos "Saloy", tiene agua fresca de manantial que fluye a través de su exuberante vegetación, lo que da a su cacao un perfil de sabor verdaderamente único. Barangay Saloy forma parte de una región agrícola (Davao, Filipinas) en la que el cultivo del cacao, las copras (pulpa seca de coco) y una variedad de frutas y verduras locales son las principales fuentes de sustento. Policarpio Enricoso se ha dedicado a la agricultura durante más de dos décadas, habiendo heredado su pasión de sus padres, también agricultores los dos. En este momento, está trabajando estrechamente con los miembros de su familia para gestionar su finca, sin recurrir a mano de obra externa, compartiendo no sólo las tareas sino también los beneficios obtenidos de la explotación del cacao. Comenzó a trabajar con Auro Chocolate en 2015 cuando la Fundación Josefa Segovia le puso en contacto con otros agricultores de cacao que buscaban socios fiables a largo plazo. Produce y usa sólo su propio fertilizante orgánico para sus árboles mediante el compostaje de residuos agrícolas. Controla las malas hierbas plantando árboles de sombra, manteniendo los niveles adecuados de fertilidad del suelo, cubriendo el suelo con mantillo y deshierbando a mano si es necesario. Realiza una agricultura con una mentalidad ecológica. Cree en la promoción de la biodiversidad y no practica el monocultivo. Tiene muchos otros árboles presentes en su granja como el durian, el coco y el mangostino, promoviendo un ecosistema diverso y saludable. Un árbol de cacao necesita aproximadamente 20 litros de agua al día y el agua de un manantial cercano sirve como una de las fuentes para ello. Como presidente de la Organización de Agricultores Orgánicos de Saloy, incita a su comunidad a practicar métodos orgánicos y da ejemplo de ello. Policarpio lidera la adaptación de su comunidad a prácticas orgánicas. Fue elegido presidente de la Organización de Agricultores Orgánicos de Saloy, creada recientemente bajo el Programa de Certificación Orgánica de Auro Chocolate. Trabaja duro en su rol de líder y lo encuentra completamente gratificante, incluso cuando tiene que caminar varios kilómetros únicamente para pasar información e iniciar reuniones. Junto a su equipo, atiende puntualmente a las sesiones formativas llevadas a cabo por una ONG local, MASIPAG, aprendiendo todo sobre cultivo orgánico y aplicándolo rigurosamente a sus fincas. El proceso de conversión a orgánico lo encuentra difícil pero entusiasmado ya que tiene la convicción de que el medio ambiente saldrá beneficiado, evitando que el suelo tenga sustancias nocivas, por lo que podrá dejar en herencia una tierra completamente sana y productiva. Junto a su organización, espera conseguir la Certificación Orgánica local a mediados de 2021 y la internacional en el 2022. Policarpio sigue rigurosamente las pautas de calidad que se han establecido junto con Auro Chocolate para producir constantemente cacao refinado, por lo que recibe importantes primas de precio de entre un 10 y un 50% por encima de los precios mundiales de las materias primas en lugar de un salario mensual. Esta estructura de precios de Auro es un incentivo para que los agricultores mejoren la calidad. La búsqueda de cacao orgánico de su comunidad también brinda a los agricultores la oportunidad de ganar más. Dado que el cacao es un producto natural, algunos de los granos producidos tienen algunas leves imperfecciones (y no se ajustan a las normas ISO 2451:2017), estos granos son secados y vendidos a comerciantes de Calinan, de modo que casi no se desperdicia ningún grano de cacao producido. Los subproductos agrícolas como las vainas de cacao se transforman en abono y se utilizan como fertilizante orgánico.
Información técnica
Dirección de envío
Saloy, Davao City, PH
Altitud
360m
Equipo
2 hombres y 2 mujeres
Dimensión
2 hectáreas
Sistema de riego
Lluvia
Técnicas de cultivo
Agricultura tradicional
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
Cosecha limitada y de temporada.
Comprar ahora