Vino tinto DOP Navarra de Pago de Larrainzar

4,50 l/caja

Vino tinto DOP Navarra de Pago de Larrainzar

4,50 l/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 4.5l de vino tinto Pago de Larrainzar DOP Navarra
Variedad: Tempranillo, Garnacha, Cabernet Sauvignon y Merlot
3 x Vino tinto DO Navarra Pago de Larrainzar Owner's Collection Reserva especial (botella de 75 CL): notas de ciruela negra, bayas, cedro, monte bajo, heno seco, sabroso, fresco y sin aristas
3 x Vino tinto DO Navarra Pago de Larrainzar Farmer's Selection Reserva (botella de 75 CL): en nariz vemos notas de frutos rojos y toques de vainilla, coco y madera tostada; en boca es equilibrado, largo y persistente, con una acidez definida y un final fresco
Maridan muy bien con pescados de composición grasa, cordero, carnes rojas y queso manchego, tipo brie, azul o cheddar
Nuestra filosofía de cultivo minimiza el uso de tratamientos pesticidas, apoyándose en la nutrición de las plantas y respeto del medio que nos rodea
El vino Reserva Especial Owner´s Collection puede mantenerse en excelentes condiciones hasta 2030, el vino Reserva Farmer´s Selection recomendamos consumirlo en un plazo de dos años
Estos vinos fueron catados por catadores profesionales independientes y han recibido la puntuación media de 86 (de 100), puedes consultar más info si pinchas en el sello "análisis adicionales"
Advertencia sobre bebidas alcohólicas
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Producto con raíces
seal icon
Farmer 360
seal icon
Cosecha analizada
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Miguel Canalejo "Junior"
Me llamo Miguel, como mi padre, y estudié Enología porque soy un apasionado de todo lo relacionado con el vino. Trabajé para otras bodegas familiares, hasta que pasé a dirigir la parte técnica de Pago de Larrainzar. Soy un loco del campo y me encanta recibir visitas para intentar contagiarles mi pasión por el mundo del vino. Mi padre, Miguel C. Larrainzar es ingeniero y, tras trabajar durante décadas en empresas de telecomunicaciones, decidió reiniciar en 2001 la tradición bodeguera de su familia. Es un gran conocedor de vinos y disfruta descorchando las botellas de su bodega privada. Sigue en activo como consejero de importantes multinacionales, aunque siempre pendiente del día a día de Pago de Larrainzar y dispuesto a ayudarnos a mis hermanos y a mi en todo lo posible, principalmente nos aporta su gran experiencia en la gestión de empresas. El día a día es muy variado, depende mucho de la época del año y del ciclo de crecimiento de la viña. En los meses de septiembre y octubre es cuando el trabajo es mayor. Todos los días se catan las uvas de diferentes cepas para poder decidir el mejor momento de la vendimia. Hacemos también análisis en nuestro laboratorio. Después vendrá la vendimia, una etapa muy dura con jornadas intensivas, en las que recogemos a mano los racimos seleccionados y controlamos la fermentación. Durante el invierno, el vino reposa en las barricas y hay menos trabajo en la bodega, pero el viñedo requiere nuevos cuidados, como las podas, en las que fijamos la producción de la próxima cosecha, o los abonados, cuando las plantas lo requieren. Nos encargamos de todo el proceso, de la cepa a la botella, así que hay también que seleccionar las botellas, los corchos, etiquetas…Luego vendrá el embotellado y la revisión constante de los vinos, tanto en barrica como en el botellero, para que se mantengan en las mejores condiciones. Nos encanta compartir nuestro trabajo y dar a conocer este mundo del vino, así que somos muy activos en enoturismo y recibimos a pequeños grupos, a los que guiamos en su visita y en la cata final de nuestros vinos. Abrimos los fines de semana y estamos orgullosos de que esta bodega sea la mejor puntuada en Navarra TripAdvisor por los turistas que nos visitan. Somos parte de una familia muy extensa y nos encanta pasar tiempo juntos. Nos gusta probar nuevos vinos y no siempre coincidimos en nuestros gustos. Por eso hemos querido hacer nuestra propia selección en la bodega y ofrecersela a los CrowdFarmers.
Pago de Larrainzar
Nuestra finca se llama Pago de Larrainzar y es parte de nuestra vida y de la historia de esta familia. Ha sido la casa familiar desde mediados del SXIX, cuando la compró nuestro tatarabuelo a los monjes del cercano Monasterio de Irache. Desde entonces es el hogar de los Larrainzar y es sobre todo una finca de recreo, con preciosos jardines de boj, árboles centenarios, un mágico bosque y el viñedo, que se expande en una única parcela. Al principio fue una pequeña explotación ganadera, con cría de cerdos y vacas, además de cultivos de cereales y vid. En 1891 se construyó la bodega, para elaborar vino con las uvas de casa. Esa bodega original fue vendida en los años 70 y no fue hasta el año 2001 cuando volvimos a retomar el mundo del vino. Esta vez conmigo como enólogo y viticultor, con una nueva bodega y una gestión familiar. Ahora cultivamos únicamente vid y trigo, además de una estupenda huerta de autoconsumo. El resto de la finca son jardines que disfrutamos en familia. La finca está en la zona media de Navarra, cerca de la ciudad de Estella, a medio camino entre Pamplona y Logroño. Navarra y su capital son conocidas mundialmente por sus fiestas en honor a San Fermín pero es además una tierra rica en productos agrícolas, reconocida por sus verduras y sus vinos. La zona de Tierra Estella es preciosa, con una larga historia, un importante patrimonio artístico en la ciudad de Estella y una extensa oferta de turismo rural, con rutas fantásticas por las sierras que rodean esta finca. Muy cerca es posible visitar Monasterios como el de Irache o Iranzu, restos de villas romanas, entornos naturales increíbles como el nacedero del río Urederra. Además, estamos en pleno Camino de Santiago. La propiedad era parte del Monasterio de Irache, que fue hospital y universidad en la edad media, y está cercado por un muro de piedra de origen medieval, según consta en los documentos que hemos encontrado en el archivo de Navarra. Es, como dicen en Francia, un auténtico Clos medieval. Este proyecto no tendría sentido fuera de esta tierra, que tanto significa para nosotros. Trabajamos con otros pequeños productores locales para potenciar el turismo en la zona, participamos en muchas asociaciones para acercar los productos del campo a nuestros vecinos y buscamos siempre la forma de ayudar al desarrollo de la comarca. Somos ya la quinta generación explotando esta hermosa finca y educamos a nuestros hijos en el amor a la tierra y al trabajo bien hecho, para que cuando llegue a sus manos sientan por este lugar el mismo amor que sus antepasados. En el cultivo de la vid, debemos seguir las normas del consejo regulador que nos ampara, DOP Navarra, que con su sello garantiza unos estándares de calidad y tipicidad de los vinos. El riego está limitado a unas épocas concretas del año y las cepas necesitan una cantidad reducida de agua. Para su mejor uso y aprovechamiento, hemos construido una balsa donde acumulamos el agua de la lluvia. Cuando es necesario regar, por ser cepas jóvenes o en momentos de fuerte sequía, el agua llega por goteo. Gracias al tipo de suelos del viñedo y a la gran presencia de piedras, hay una excelente retención de agua. Las calles del viñedo están sembradas con diferentes gramíneas, lo que ayuda también a crear competencia y mejoran la gestión del agua. Las cepas sólo reciben el agua que realmente necesitan. En Pago de Larrainzar hemos optado por una agricultura sostenible, aunque de momento no estamos certificados como ecológicos u orgánicos. Respetamos nuestro viñedo, lo escuchamos e intentamos intervenir de forma respetuosa, sin alterar el ecosistema. La personalidad de nuestros vinos nace de este viñedo, por eso hemos seleccionado las levaduras autóctonas que allí habitan para que sean estas, y no unas levaduras comerciales, las que realizan la fermentación de nuestras uvas en los tanques. Esto confiere mayor carácter y autenticidad a nuestros vinos. El equipo está formado por 6 personas, de las cuales 3 son de la familia. Mi padre es el estratega y participa activamente en la toma de decisiones. Lo que más le gusta es decidir los ensamblajes junto con los enólogos. Yo soy el gerente de la bodega y responsable técnico, estoy al mando del viñedo y de las elaboraciones. Mi hermana Irene es la responsable del marketing y las ventas, por lo que es habitual que viaje fuera de España. En cuanto al resto del equipo, Marian se encarga de la atención al cliente y del enoturismo. Igor es enólogo y trabaja conmigo en la elaboración de los vinos. Manuel nos ayuda en la bodega y el viñedo. Formamos un gran equipo y llevamos ya muchos años trabajando juntos. Apostamos por una relación de confianza, donde todos podemos aportar nuestras ideas. El viñedo genera ciertos subproductos, que en nuestro caso siempre son aprovechados. En el caso de los restos vegetales de poda, son triturados en la misma finca y luego se reutilizan para el abono de nuestras plantas. Si generamos más de lo necesario, siempre hay vecinos que vienen encantados a buscar esos restos leñosos para hacer fuego en sus casas. Otros subproductos de la elaboración de vino, como restos del racimo o pepitas, son enviados a la alcoholera, donde se transforman en alcohol. Desde hace algunos años, hasta las pepitas se aprovechan para la elaboración de aceite. Para la elaboración de nuestros vinos hacemos una doble selección de racimos en el viñedo y en la bodega. En ciertas vendimias, cuando hay uvas que no queremos, las vendemos a viticultores de la zona.
Información técnica
Dirección
Pago de Larrainzar, Ayegui, ES
Altitud
575m
Equipo
2 mujeres y 4 hombres
Dimensión
17 ha
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.31.0_20220705_174951