Flor de sal y sal marina gruesa de Le Marais Saillant

2,00 kg/caja

Flor de sal y sal marina gruesa de Le Marais Saillant

2,00 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2kg de flor de sal y sal marina gruesa
Variedad: sal marina
1 x Flor de sal (500g, bolsa de plástico): por naturaleza fina y blanca, es una sal de mesa que se utiliza para realzar el sabor de los platos
1 x Sal marina gruesa (1kg, bolsa de plástico): se trata de un conjunto de cristales de color entre blanco y gris que forman cristales más grandes; es una sal de cocina para el agua de cocción, sopas o adobos
1 x Sal marina gruesa provenzal (500g, bolsa de plástico): se trata de una sal aromatizada con ajedrea, tomillo, romero y orégano que aporta sabor a los platos, como barbacoas, ensaladas o adobos
La sal es un conservante natural y por definición no tiene fecha de caducidad
Es un captador de humedad, por lo que es mejor mantenerla en un lugar seco o en un tarro bien cerrado (de cristal o de arcilla); se recomienda no utilizar tarros metálicos para evitar la corrosión
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer 360
seal icon
Joven Farmer
seal icon
Pequeña explotación
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
Ronan Guittonneau
Me llamo Ronan Guittonneau y soy de la isla de Noirmoutier. Este interés por el cultivo de la sal me viene de la infancia, cuando a los 10 años ya ayudaba en los mercados a empaquetar la sal. Como mi padrino era salinero, siempre he estado inmerso en este mundo. Me pasé la adolescencia trabajando en diferentes salinas durante las vacaciones de verano. Los distintos productores de sal que me han acompañado —en particular D. Petitgas Philippe, al que quiero dar las gracias en especial—, me han transmitido un saber hacer único y una pasión por trabajar en plena armonía con la naturaleza. Es fascinante ver que podemos obtener sal natural del agua del mar. Esto es seguramente lo que me hizo querer descubrir más sobre el tema. Tras el bachillerato, me dediqué a varios oficios (fontanería, calefacción, la Marina Nacional...), pero volvía a las salinas cada temporada. Nunca dejé de pensar en la idea de tener mi propia salina. Cuando mi pareja terminó sus estudios de audiología, decidimos volver a la isla de Noirmoutier y llevar a cabo la restauración completa de una marisma. Comencé la restauración en octubre de 2021. En primer lugar, era necesario trazar cada camino para organizar el flujo de agua, si bien tuve la suerte de encontrar los antiguos caminos de la marisma. El segundo paso consistió en estructurar cada camino. Realizados por completo con arcilla, fui modelando varios cientos de metros con una simple pala y mucho esfuerzo. El tercer paso fue excavar cada cuenca para que el agua pudiera fluir desde el principio hasta los ojales al nivel más bajo posible. Durante la temporada, solo se extraerá sal gruesa de 10 de los 20 ojales cada día para favorecer una rotación. La flor se recoge por las noches en cada una de las cuencas. Unirme a CrowdFarming me permite dar a conocer mi producción sin intermediarios y poder seguir recolectando la sal a tiempo completo. Por el momento, dedico los veranos a trabajar en la marisma y soy fontanero durante el invierno. La venta directa me permite desarrollar la actividad salinera y quizás, dentro de unos años, pueda recuperar otra marisma y aumentar la producción. Además, me permite establecer buenos precios y hacer que mi negocio crezca sin complicarme demasiado.
Le Marais Saillant
La marisma de Saillant es una marisma salada situada en la isla de Noirmoutier, en el municipio de L'Épine. Las 160 marismas de la isla recibieron su nombre hace mucho tiempo, del mismo modo que se nombran los distritos de las ciudades, cada marisma es una localidad. Empecé a restaurar mi marisma en octubre de 2021, pero la última vez que estuvo activa fue en 1960. En primer lugar, fue necesario trazar cada camino con estacas y cuerdas para encontrar el circuito de agua. Luego se reconstruyó cada camino con una pala y mucha motivación. Fui moldeando varios cientos de metros a mano para dar forma a la estructura de la marisma. Una vez completado el entramado, la prioridad era la circulación del agua. El objetivo era hacer circular el agua al nivel más bajo posible para maximizar el poder de evaporación. Fue un trabajo realmente minucioso. Se hicieron cortes en el fondo de cada cuenca para que el agua pudiera avanzar por efecto de la gravedad. La idea era empezar en el punto más alto de la marisma y terminar en los ojales. Por lo tanto, cada cuenca de la finca está situada a menor altura que la anterior. En la Edad Media, los monjes benedictinos transformaron las marismas para recoger la sal. Denominada «oro blanco», los monjes la utilizaban como conservante. Hoy en día, la sal se consume para cocinar o directamente sobre el plato. La superficie de una marisma se suele definir por el número de ojales. La mía cuenta con 20. Otras marismas de la isla pueden alcanzar hasta 72 ojales, lo que equivale al tamaño de un estadio de fútbol. Se abastecen de reservas, que son grandes masas de agua alimentadas por el mar situadas mucho antes del circuito que hemos descrito antes. Las marismas están formadas en su totalidad por arcilla. Cuentan con una flora capaz de soportar condiciones difíciles (viento, calor y sal) como la hierba salada o la flor de las marismas, además de una fauna desarrollada. Por ejemplo, la avoceta es una especie de ave emblemática en la isla de Noirmoutier por su omnipresencia en las marismas. Esta divertida ave caza en las marismas y anida en los caminos. Protegen a sus crías en grupo e intentan alejarme de su nido al correr muy rápido en dirección contraria. Estoy acostumbrado a trabajar con ellas y les presto atención. Todo este ecosistema está registrado como zona Natura 2000 (una carta con una serie de beneficios para la sociedad y la economía a través de la continuidad de los servicios del ecosistema) para proteger la biodiversidad de este entorno. Ninguna parte de la producción se pierde en la marisma. Los primeros brotes de sal, ennegrecidos por la arcilla, se devuelven al agua o se guardan para que los pescadores de la isla tengan una «caja» donde guardar el cebo. La producción de una marisma está sujeta a las veleidades de la luna debido a los coeficientes de marea, que influyen en el llenado de las cuencas. El calor también desempeña un papel importante: cuanto mayor es el calor, mayor es la evaporación y más sal aparece. Por el momento, trabajo solo en la marisma, pero durante los picos de producción (de mediados de junio a mediados de septiembre) cuento con la ayuda de mi familia, mi pareja y mis amigos. Quiero seguir desarrollando la marisma para poder empezar a contratar estudiantes cada verano. De este modo, espero transmitir mi amor por la recolección de sal a los más jóvenes, del mismo modo que me lo transmitieron a mí.
Información técnica
Dirección
Le Marais Saillant, l’Epine, FR
Altitud
0m
Equipo
1 hombre
Dimensión
2ha
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.53.2_20220928_144342