bayas de goji ecológicas deshidratadas
Le Jardin de Brizé

bayas de goji ecológicas deshidratadas

El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Ver otros proyectos
Información
Historia
El proyecto

Adopta un lyciet de la finca "Le Jardin de Brizé" en Terranjou (Francia) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de bayas de goji ecológicas deshidratadas. Didier cuidará de tu adopción y le sacará una foto cada temporada. Desde tu zona privada podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: aunque tu adopción se renovará automáticamente, siempre te informaremos con antelación y podrás decidir cancelarla en cualquier momento, siempre que la preparación aún no haya comenzado.

seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer con experiencia
seal icon
Farmer 360
seal icon
Ecológico
seal icon
Pequeña explotación
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
¿Qué adoptas?

Adoptas un lyciet de nuestra finca en Terranjou (Francia). Cultivo certificado bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea desde 2021. Durante el proceso de compra podrás elegir el nombre con el que identificaremos tu lyciet. Le Jardin de Brizé está situado en los viñedos del Domaine de Brizé, en el departamento francés de Maine et Loire. Además de las viñas, en 2005 empezamos a interesarnos por otros tipos de cultivos y nos centramos en los alicamentos o alimentos funcionales, que en ese momento todavía eran poco conocidos. A lo largo de los años y tras acumular mucha información sobre el tema, optamos por cultivar el lyciet común *(Lycium barbarum)*, más conocido por el nombre comercial de baya de goji. El lyciet es un arbusto perteneciente a la familia de las solanáceas, como el tomate o la patata. Se han identificado más de 70 especies de «lycium» en todo el mundo, pero solo dos se comercializan por sus bayas: *Lycium barbarum* y *Lycium chinense*. Aunque se conoce principalmente por sus orígenes asiáticos y su uso en medicina, no fue hasta la década de 2000 cuando un horticultor francés, Jean-Pierre Fauré, empezó a mejorar las principales variedades de goji. Creó una veintena de variedades más resistentes a las temperaturas extremas y a las enfermedades y, sobre todo, más adaptadas a los paladares europeos (más dulces y menos amargas y astringentes). Elegimos una de estas variedades por su resistencia natural al oídio y, por tanto, por su facilidad de cultivo en la agricultura ecológica. De este modo, nos dispusimos a producir una baya de goji francesa sin residuos de fungicidas e insecticidas y repleta de sabor y de nutrientes. En 2020, plantamos unas 7000 plantas de lycet común en 2,5ha de antiguos terrenos de viñedos con suelo limoso y de pizarra. Este tipo de suelo favorece el drenaje natural del agua y permite el desarrollo del sistema radicular de las plantas. El porte arbustivo y las largas ramas de los gojis nos llevaron a elegir una distancia entre hileras de 3 m y a probar diferentes alturas de espaldera. Al final del invierno, podamos siguiendo un estilo «lámpara de araña», lo que da lugar a 3 o 4 bonitos brotes repartidos en forma de abanico. Escalonamos este periodo para espaciar las fechas de cosecha. A diferencia de los brotes viejos, los brotes jóvenes suelen producir menos frutos, pero de mayor tamaño, por lo que se comercializan y se consumen frescos. Los primeros brotes florales aislados aparecen a partir de finales de junio. Sin embargo, la verdadera floración tiene lugar en la primera quincena de julio, lo que permite cosechar los primeros frutos a finales de julio o principios de agosto. Actualmente, trabajamos en colaboración con el INRAE, un instituto de investigación que estudia los principios activos de nuestras bayas de goji (azúcar y polisacáridos). Tu adopción tiene 2 años y la vida máxima de un lyciet es de unos 10 años. Mientras tú quieras y nosotros podamos seguir cuidándola, podrás renovar tu adopción año tras año. Si tu adopción deja de producir por algún motivo, te la repondremos y te garantizaremos la entrega de la produccion de otra. Tu lyciet produce una media de 2.5kg de bayas de goji ecológicas frescas cada temporada. Con esta cantidad se produce aproximadamente 0.5kg de bayas de goji ecológicas deshidratadas.

¿Qué recibes?

Cada temporada te enviaremos una caja con: 2 x __Bayas de goji ecológicas deshidratadas__ (250g cada uno, bolsa de papel) Secamos nuestras bayas de goji con un deshidratador a baja temperatura (no más de 50 °C) para que las bayas se mantengan blandas y conserven casi todos sus nutrientes. Sin embargo, según el tiempo y la semana de la cosecha, es posible que las bayas tengan cualidades organolépticas diferentes. Estas bayas de goji francesas son menos amargas que sus parientes asiáticas. Tras la deshidratación, se pueden masticar perfectamente y recuerdan por su punto acaramelado a los dátiles o las ciruelas secas. Recomendamos masticarlas bien para rehidratarlas en la boca y poder desestructurar las semillas, donde se almacenan los aminoácidos. La baya de goji, de color naranja muy intenso, pueden consumirse en el desayuno o como tentempié (de 10 a 20g por ración). Resultan versátiles en la cocina por su dulzura («smoothie bowls», cereales, yogures, ensaladas), pero también se pueden disfrutar en forma de infusión. Como se producen mediante agricultura ecológica, no contienen residuos y se pueden consumir directamente. Es posible almacenar las bayas de goji hasta un año si se conservan en un lugar fresco, seco y oscuro.

¿Cuándo lo recibes?

La cosecha se lleva a cabo desde finales de julio hasta finales de octubre. Cosechamos las bayas de goji a mano y cada planta se cosecha una vez a la semana. Además del color rojo anaranjado y la consistencia, la madurez se alcanza cuando el fruto pasa de ser mate y aterciopelado a ser brillante y puede desprenderse fácilmente del pedicelo. Recibirás las bayas de goji deshidratadas en diciembre.

¿Por qué adoptar?
Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente, directa y consecuente.
Comprar sin intermediarios permite al productor obtener mejores precios. Esto ayuda a generar mejores trabajos y condiciones sociales en entornos rurales.
Cuando adoptas algo permites al productor que se asegure la venta a un precio cerrado y producir bajo demanda. Así se consigue, además, evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta.
Apoya a los productores que se esfuerzan por un embalaje y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente.
version: 0.73.0_20221201_170906