clementinas ecológicas
La Cueva
¡Cosecha disponible! Pide una caja. También podrás adoptar cuando termine la temporada.
Comprar caja suelta

El proyecto

Adopta un clementino de la finca "La Cueva" en Fortuna (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de clementinas ecológicas. El Farmer Francisco cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

El proyecto

Adopta un clementino de la finca "La Cueva" en Fortuna (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de clementinas ecológicas. El Farmer Francisco cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

¿Qué adoptas?
Adoptas un clementino que cultivamos bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea desde 2017. Durante el proceso de compra podrás elegir el nombre con el que identificaremos tu clementino. Adoptas un clementino ecológico de la variedad orogrande en nuestra Finca La Cueva. Estos clementinos se plantaron en el año 2000 y desde 2013 se cultivan bajo la normativa de producción ecológica. Tenemos también la certificación de Biosuisse que es una de las más estrictas y estamos preparándonos para empezar con la agricultura biodinámica. La variedad orogrande es una clementina muy parecida a la clemenules con algunos días de diferencia en la maduración. Ambas son clementinas muy tradicionales y muy arraigadas al clima mediterráneo. Creemos que no hay una clementina mejor ya que tiene buen sabor y fácil pelado, ¿qué más se puede pedir? Cada árbol produce una media de 60kg. Los clementinos son muy parecidos al resto de cítricos pero si te acostumbras a mirarlos te darás cuenta que sus hojas son más pequeñas y estrechas; y en general tienen un color más oscuro que las hojas de los naranjos. Si vienes a conocernos te harás un experto citrícola. Recolectamos las clementinas a partir de los 10-12 grados brix. Al principio tendrán un punto de acidez mayor pero poco a poco el dulzor irá ganando terreno. De igual manera, al inicio de campaña algunas clementinas aún tendrán tonos verdosos, pero estarán ya buenas para comer. No somos partidarios de usar cámaras para madurar o cambiar el color de la fruta. La vida productiva de un clementino es de unos 35 años. Mientras tú quieras y nosotros podamos seguir cuidándolo, podrás renovar tu adopción año tras año. Si tu clementino muere, te lo repondremos sin ningún coste adicional y asegurándote el envío de cosecha de los otros árboles. Un clementino de nuestro huerto produce una media de 60kg cada temporada. No hace falta que te comprometas al consumo de toda la cosecha. Cada temporada puedes decidir qué cantidad reservar y pagar el mantenimiento en función de la cantidad que reserves. Así tú sólo pagas por lo que consumes y nosotros podemos planificarnos y vender a otras personas la cantidad que no quieras de tu árbol.
¿Qué recibes?
Durante la temporada podrás ir recibiendo la cantidad de cosecha que reserves en el momento de la adopción. Formato de envío: __Caja de 11kg de clementina__ * Orogrande (noviembre y diciembre): Sabor dulce con un punto de acidez , al inicio de campaña la piel puede mostrar algunos tonos verdes pero por dentro están maduras, la acidez va disminuyendo con el avance de la temporada * Agricultura ecológica desde 2017, Certificado Bio Suisse y transición a Demeter * Recolección bajo pedido, enviadas sin cera ni tratamientos de conservación de la piel en una caja de cartón sin plásticos * No almacenamos la fruta en cámaras frigoríficas, la fruta va del árbol a tu casa * 1kg contiene entre 6 y 8 piezas (en la caja recibirás dependiendo del tamaño aprox. 77 frutas) * Conservándolas en un lugar fresco y aireado te pueden aguantar unos 15 días en buenas condiciones (si quieres que te aguanten más, puedes guardarlas en la nevera)
¿Cuándo lo recibes?
Más abajo puedes ver la fecha límite para poder participar en este proyecto (fecha límite de adopción). Pasada esta fecha empieza la temporada de envío. Puedes planificarte los envíos una vez que hayas completado el proceso de adopción. Las clementinas empiezan a madurar desde finales de octubre, pero no te las enviamos hasta mediados de noviembre porque esperamos a que mejore su nivel de azúcar. Podremos enviarte clementinas hasta mediados de diciembre aproximadamente. Cada año las fechas varían un poco y siempre dependemos de las lluvias que pueden hacer que la campaña acabe antes. La lluvia es muy buena para el campo salvo cuando la fruta está lista porque reduce su vida útil y facilita el desarrollo de enfermedades.
¿Por qué adoptar?
* Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente * Compra directamente al productor. Ayuda a generar mayor riqueza y mejores trabajos en entornos rurales * Planifícate y permite que el Farmer cultive bajo demanda. Así conseguiremos evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta * Premia a los Farmers que se esfuerzan por un packaging y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente
No plásticos
Ecológico
Fresco y de temporada

¿Cómo funciona?

Conoce a los Farmers

Conoce a los Farmers

Adopta y planifica tu cosecha

Adopta y planifica tu cosecha

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Recibe la cosecha a domicilio

Recibe la cosecha a domicilio

seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer con experiencia
seal icon
En conversión a Biodinámica
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Ecológico
seal icon
Acepta visitas
Comprar caja suelta
Francisco Torralba
Con más de 80 años a la espalda puedo decir que mi relación con la agricultura es pura pasión. Con 14 años me fui a Francia a trabajar en la vendimia. Repetí varios años y conseguí prolongar mis estancias más allá del periodo de vendimia trabajando en la construcción. Mis hermanos pequeños estuvieron vendimiando conmigo y cuando volvían a España les cosía el dinero que habían ganado a los calzoncillos para que no lo perdieran. De Francia pasé a Alemania en el 54 a trabajar en la re-construcción de la Alemania de la posguerra. Trabajé en la construcción de autovías entre Hannover y Suiza. Volví a España para hacer el Servicio Militar y con poco más de 20 años empecé a trabajar de camionero. Primero con mi hermano y luego por mi cuenta. Transportaba mucho material de minería y fuí aprendiendo cómo funcionaba ese sector hasta que pude lanzarme yo mismo a comprar terrenos para hacer explotaciones mineras. En cuanto pude me compré mi primer terreno, pero esta vez no para la minería sino para cultivar. La agricultura siempre me ha gustado y poco a poco he ido cumpliendo mi sueño de tener fincas propias. A estas alturas de mi vida me encanta poder decir que soy agricultor. De mis años en Alemania me traje muchas cosas pero sobretodo aprendí que teníamos que respetar la naturaleza para que ella nos respetara a nosotros. He intentado trasladar mi pasión agrícola y medioambiental a mi actividad minera. Siempre que recuperamos una zona minera intentamos dejarla no sólo igual, sino mejor si es posible a como la encontramos. Para ello hacemos semillero y multiplicación de las especies importantes y luego las utilizamos para restaurar la zona. Dentro de mi equipo cuento con Carlos que es la persona que se encarga de gestionar el día a día de La Cueva y de otras fincas que tenemos en la zona. Conoce al dedillo las parcelas y sabe identificar pronto qué está ocurriendo en el campo para actuar cuanto antes. Es un apasionado del cultivo ecológico hasta el punto de que ahora se encarga de convencer a otros agricultores cuando le preguntan si merece la pena. Además cuento con José María, que lleva la parte técnica de todas las fincas, y Jacinto que es el encargado de la Cueva junto con tres personas más para realizar las labores agrícolas. Para defender mi propia fruta me he asociado con Maria Luisa (que aparece en las fotos conmigo). Maria Luisa es pura vitalidad tanto en el campo como en los temas de oficina. Es la nueva generación de agricultores que han acompañado a su experiencia agrícola con estudios universitarios. Tienen la mente abierta y entienden cómo a través de internet podemos vender nuestra fruta directamente al consumidor final. Esto era algo impensable para mi. A mis más de 80 años me sigo sorprendiendo.
Francisco Torralba

"De mis años en Alemania me traje muchas cosas pero sobretodo aprendí que teníamos que respetar la naturaleza para que ella nos respetara a nosotros. En 2010 comenzamos la certificación a ecológico y estuvimos a punto de abandonar porque no conseguíamos hacernos al cultivo. Somos muy testarudos y al final nos hemos hecho con ello hasta el punto de que no sabríamos volver atrás. "

La Cueva
La Cueva
Nuestra finca La Cueva se encuentra en Fortuna, muy cerquita de Murcia. Tiene una superficie de cultivo de 55 hectáreas. Esta zona tiene una gran tradición en el cultivo de cítricos, principalmente limones. Siempre nos ha gustado hacer las cosas un poco diferentes y por ello apostamos por las clementinas y naranjas. La Cueva recibe el nombre de una construcción muy típica de esta región del mediterráneo: una casa-cueva. Antiguamente era frecuente que algunas viviendas tuvieran parte de su estructura excavada en la roca. De esta manera conseguían mantener una temperatura muy agradable a lo largo de todo el año. La finca la cultivamos desde el año 2000. Anteriormente había almendros y olivos en secano y se utilizó para la extracción minera de material de recebo y zahorras. Siempre hemos utilizado abonos orgánicos y lucha biológica en nuestras fincas. Desde el 2010 decidimos aprender a convivir con las hierbas para potenciar la presencia de fauna auxiliar y por todo ello en 2013 decidimos certificarnos en ecológico. Hemos ido un paso más allá y estamos certificados con Bio Suisse que nos exige disponer de áreas de conservación específicas y mantener áreas de monte dentro de la finca. Por último estamos tratando de aprender a trabajar con agricultura biodinámica. Desde que cultivamos en armonía con el medio ambiente, la vida ha explotado en la finca y es muy fácil poder observar todo tipo de insectos, así como aves y conejos haciendo su vida en La Cueva. Cultivamos clementinas orogrande y naranjas de la variedad navel y lane. Las clementinas están plantadas sobre pie macrophylla ya que es el que mejor se adapta a los altos niveles de caliza activa que hay en general en estos suelos. El agua la obtenemos de una comunidad de riego de la cercana localidad de Jumilla, dónde tienen los pozos que abastecen a varios agricultores de esta región. Para optimizar el uso del agua empleamos riego por goteo y sensores de humedad que nos indican cuándo es necesario regar. Los restos de poda los trituramos entre las filas de árboles para que se queden como cubierta orgánica y mejoren la estructura del suelo. Además empleamos estiércol de ganaderías caprinas cercanas que mezclamos con yeso de nuestra industria para aportar calcio ecológico.
Comprar caja suelta
Información técnica
Dirección
La Cueva, Fortuna, ES
Altitud
160m
Equipo
1 mujer y 6 hombres
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Localización