Café de La Clarita

2,72 kg/caja

Café de La Clarita

2,72 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2.72kg de Café orgánico
Variedad: Supremo
6 x café Progeny orgánico “Supremo” en grano (453,59g, saco) de tostión media: ideal para cafetera americana
Es un café con notas achocolatadas y de caramelo con aromas afrutados
Se envía sellado en sacos de fibra natural de caña en una caja de cartón reciclado
Todos nuestros cafés han obtenido una calificación por encima de los 85 puntos según la clasificación de la Specialty Coffee Association (SCA) que clasifica los cafés como de especialidad a partir de los 80 puntos
Conserva en un lugar seco a temperatura ambiente y alejado del sol y consúmelo durante los 6 meses posteriores a su recepción
seal icon
Cosecha personalizada
seal icon
Farm familiar
Certificaciones oficiales
seal icon
Ecológico
John Jairo Pulgarin
John Jairo Pulgarin es un caficultor lleno de sueños y esperanzas. Los obstáculos fueron sólo pasos para fortalecerse y seguir adelante. Cuenta, con mucha humildad, el gran esfuerzo que fue comprar su finca La Clarita. John creció en una familia de pocos recursos donde desde muy temprana edad trabajó como recolector de café en otras fincas. De allí, nació el amor al café y su cultivo, y con ello el sueño de darle una educación y un futuro diferente a sus hijos. Para ello trabajó duro y ahorró y después de varios años logró realizar sus sueños. Desde 2012 es dueño de la Finca la Clarita y padre de 3 hijos. El mayor anhelo de John Jairo era poder darles la educación a sus hijos que él no tuvo, cosa que ha logrado gracias a su esfuerzo. Todos los días hay trabajos que hacer en la finca. Por ser un predio pequeño trabajan fijos dos personas que se encargan de las labores diarias de la finca: limpiar, abonar, secado... esto lo llamamos mantenimiento de la finca. Cuando hay picos de trabajo la plantilla aumenta a 4 trabajadores los cuales se encargan de la recolección. En épocas de cosecha fuerte logra tener de 6 a 8 recolectores dependiendo de la cantidad de café. Además siempre de planta se encuentra el encargado de la finca y su esposa, junto conmigo y mi familia. La esposa del encargado es la jefa de cocina y se encarga de cocinar los almuerzos para todos. Cuando están en cosecha, recibe ayuda de mi esposa. En la búsqueda de un mejor futuro, mi camino se cruzó con el de Progeny Coffee. Ellos consiguen asegurar un precio sostenible para mi producción. Hoy en día soy productor de Progeny Coffee y uno de los pocos que apuestan por la siembra orgánica entre los productores Colombianos. __Progeny Coffee__ Progeny es un proyecto de jóvenes colombianos que están desarrollando canales de venta directa entre los caficultores y los consumidores. María J. Palacio, hija y nieta de caficultores colombianos es la fundadora y CEO de Progeny Coffee. Gracias a ella y su equipo, caficultores como John y su familia tienen una ventana directa al mundo. Maria es la voz de estos caficultores de puertas hacia fuera pero también de puertas hacia dentro. En los últimos años María ha tenido la oportunidad de recorrer medio mundo constatando que el café al que normalmente tienen acceso los consumidores se ha convertido en un “commodity”. Siendo un “commodity” es difícil o imposible saber quién lo ha cultivado, bajo qué técnicas y en qué condiciones económicas. De puertas hacia dentro, en su país Colombia, María ha organizado a un grupo de caficultor para que apuesten por la calidad de sus cultivos. Su fórmula para conseguirlo: que los caficultores sean los protagonistas no sólo del cultivo sino también de la venta de sus propios cafés. En palabras de María: “Para que un caficultor esté motivado a producir calidad le has de hacer partícipe de toda la cadena de valor. Al igual que los consumidores quieren cada vez más conocer a los productores, los productores también deben conocer a los consumidores para sentirse especiales y convencerse de que merece la pena apostar por un cultivo responsable y de calidad”
La Clarita
La Finca La Clarita está localizada en el departamento de Risaralda, considerado uno de los departamentos de Colombia pertenecientes al “Eje Cafetero”. Es una Finca tradicional cafetera, en las estribaciones del Parque Nacional Tatamá de la cordillera occidental del departamento de Risaralda. Con mucho esfuerzo y trabajo duro, compré en 2012 esta finca soñada por muchos. Puesto que El Parque Tatamá está reconocido como único páramo virgen en el mundo, tuve claro desde el principio la importancia de manejar La Clarita con prácticas estrictamente orgánicas. Al estar en los pies de una Área Protegida, la finca cuenta con una fauna y flora muy diversa e importante, lo cual crea un ecosistema ideal para una taza de café compleja 100% orgánica. También la finca cuenta con la grandeza de varios nacimientos de aguas que nacen del Páramo, estos son unos de los pocos nacimientos hídricos que no han sido alterados por la mano humana, generando una fuente de agua natural y pura. Para mantener una agricultura sostenible se realizan prácticas amigables con el medio ambiente, ya que por estar en zona de parques naturales se exige el control de estas prácticas. Además para obtener el certificado de café orgánico se realizan controles constantemente. Controlamos las hierbas realizando limpiezas con guadañas para mantener los cultivos limpios. El control de plagas se centra en controlar la broca y está basado en la prevención y los métodos culturales. Trabajamos con “Re-Re”, es decir, recolectar constantemente y repasar que no haya granos en el suelo que puedan reproducir la broca. Por ser un cultivo orgánico se realiza la adecuación de los lotes por medio de un bosque nativo, para mantener la frescura y el sombrío, esto ayuda a mantener la biodiversidad activa y mantener los bosques en su estado normal. Por ser una finca orgánica utilizamos los restos de cáscaras para obtener abonos orgánicos. Durante el proceso realizamos diferentes controles de calidad. El primero lo hacemos en la finca. Utilizamos un aparato llamado refractómetro, el cual se encarga de medir la concentración de azúcar dentro del grano, ya que la miel que posee el fruto es la que transporta los sabores, cuanta más miel, o concentración de azúcar, mejor sabor vamos a obtener. El segundo se realiza por medio en la trilladora, en donde utilizamos una máquina que selecciona por color. El tercero se realiza por medio de mallas, las cuales solo dejan pasar los granos de mejor tamaño. Las otras calidades que quedan en el proceso son vendidas en el mercado local.
Información técnica
Dirección
La Clarita, Apia-Risaralda, CO
Altitud
1500m
Equipo
5 mujeres y 15 hombres
Dimensión
10 hectáreas
Técnicas de cultivo
agricultura ecológica
Sistema de riego
lluvia
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
versión: 0.87.0_20230124_131128