Pitahayas de Huerto Los Montieles

2,00 kg/caja

Pitahayas de Huerto Los Montieles

2,00 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2kg de pitahayas ecológicas
Variedad: pitahaya roja o blanca
Forma ovalada, tamaño medio (aproximadamente 350 g por pieza), piel carnosa con brácteas triangulares de aspecto ceroso, color rojo en el exterior, y blanco o rojo en el interior, con semillas pequeñas de color negro, y pulpa suave y dulce
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2020
Para proteger el cultivo y asegurar su crecimiento, este producto ha sido cultivado con ayuda de estructuras artificiales (invernadero)
No almacenamos la fruta en cámaras frigoríficas, la fruta va del árbol a tu casa
La caja incluye fruta extra, por si alguna pieza llega dañada
Nuestros árboles no son una fábrica de tornillos: cada fruto es único en aspecto y tamaño
1 kg contiene entre 3 y 6 piezas (en la caja recibirás entre 6 y 10 frutas, dependiendo del tamaño)
Si los guardas en la nevera, pueden durar 15 días en buen estado
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer 360
seal icon
Ecológico
seal icon
Joven Farmer
seal icon
Pequeña explotación
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
Javier Montiel Cárceles
Me llamo Javier Montiel y tanto yo como mi abuelo Pepe nos consideramos neorurales ya que hemos vivido en la ciudad la mayor parte de nuestras vidas y apenas llevamos pocos años dedicándonos a la agricultura. Soy un chico criado entre edificios, aunque siempre me ha gustado mucho ir al campo a coger cerezas y otras frutas del huerto. Soy bastante joven aún, tengo 18 años, y he decidido comenzar a trabajar con mi abuelo en el sector agrícola para poder ganarme la vida de una forma digna y divertida. Al enterarme del “lío” en el que se estaba metiendo mi abuelo con las frutas tropicales en un lugar apartado de la ciudad, ¡no dude en unirme a él para crear algo juntos! Además que fuera bonito y que mereciera la pena. Este es mi primer trabajo, aunque cuento con 47 años de experiencia de mi abuelo, con el que me gusta mucho pasar el tiempo. Aunque él venga de otro sector (antes trabajaba con muebles) tiene muchas tablas en el mundo de los negocios, y aunque el negocio lo ha empezado él, los dos estamos de acuerdo en que con su apoyo yo lo continúe desarrollando. Hoy en día estoy muy feliz de haber tomado esta decisión y disfruto cada momento al lado de Pepe. Debido a la edad y experiencia de mi abuelo, él se encarga de supervisar que todo anda correctamente, y nos da ánimos y apoyo de forma constante. Yo ayudo en la ejecución de las tareas administrativas. Sin embargo, mi trabajo no es solo de oficina, también paso mucho tiempo en la finca y en el almacén. Aún tengo mucho que aprender, tanto de Pepe como de los trabajadores y de los cultivos. Me divierto trabajando y aprendiendo, y aunque me tomo muy en serio mi trabajo para mi es como si trabajase en un gran jardín, y es que las plantas son preciosas. Creo en el futuro de esta profesión en la que me quiero formar y mejorar cada día. Quisimos unirnos al movimiento Tropiterranean tras un encuentro que mantuvimos con CrowdFarming. En cuanto entendimos la propuesta de la plataforma nos pareció una idea genial y no tuvimos ninguna duda en avanzar con los proyectos. Aunque seamos de dos generaciones diferentes, tanto Pepe como yo apostamos por la venta directa, y contar con los medios tecnológicos actuales que ofrece CrowdFarming nos parece la mejor manera de implementarla.
Huerto Los Montieles
La Finca Los Montieles es muy joven, es el sueño de mi abuelo que al jubilarse en 2018 decidió dedicarse al campo como afición y se le dio tan bien que decidimos convertirlo en una actividad familiar. Mi abuelo Pepe Montiel, ha trabajado 47 años en una fábrica de muebles; cuando se jubiló buscó un pedazo de tierra para cultivar su huerto como hobby, ya que es una persona muy activa y no se puede estar quieta. Sin embargo le ofrecieron una finca de unas 2 ha y no supo decir que no. Para él supuso un desafío, que encaró con mucho gusto. Mi abuelo tenía claro que quería cultivar algo diferente y las frutas tropicales siempre le llamaron la atención. Después de mucho estudio decidió hacer pruebas con tres cultivos tan exóticos como la papaya, pitahaya y la fruta de la pasión. Como el nunca usó pesticidas para su huerto y quería que sus clientes comieran su fruta tal y como a él le gusta comerla, decidió cultivar desde el principio de forma ecológica ¡Y así nació este proyecto! Yo estaba pasando una temporada en Inglaterra, para buscarme la vida y mejorar mi inglés, pero me emocionó tanto lo que mi abuelo estaba haciendo que decidí volver a España, pasar tiempo con él ayudándole y crear un negocio con el que pueda ganarme la vida. Nuestra finca familiar se encuentra en Cuevas de Almanzora, a menos de 1km del mar Mediterraneo, una ubicación excepcional para el cultivo de estas frutas tropicales en Europa. La finca cuenta con 3 áreas de cultivo, la papaya, que está protegida por invernadero en invierno; la pitahaya que se cultiva bajo malla y el maracuyá o fruta de la pasión que se cultiva en exterior. Contamos con una pequeña nave donde realizamos las labores. Aparte de Pepe y yo hay 2 empleados fijos en la finca desde 2019, Abdul y Rey. Los cuatro tenemos que hacer de todo en función de la necesidades. Reciben un sueldo mejorado al que establece el convenio colectivo del sector agrícola. Reciben incentivos si al final de la campaña todo ha ido bien y una vez al trimestre nos juntamos para beber y comer como una gran familia. En caso de necesidad contratamos a personas del pueblo para que nos ayuden con los picos puntuales de trabajo. La comarca es agrícola y turística, y alrededor hay otras fincas que producen hortalizas. El agua de riego que utilizamos proviene de la comunidad de regantes que la obtiene del embalse de Cuevas y de una desaladora. Cada cultivo necesita riegos que suponen un consumo por planta a la semana de unos 15 litros para la papaya, 20 para el maracuyá y 10 para la pitahaya, que puede variar en función de si es invierno o verano. Todos los cultivos se riegan de forma eficiente por goteo ya que no nos permitimos desperdiciar ni una gota de agua. Seleccionamos la fruta que enviamos de forma manual, solo las que ya han alcanzado un punto óptimo para su consumo. Para reducir el desperdicio de fruta destinamos lo que no se puede vender a preparar mermeladas. Para evitar que crezca la hierba usamos mallas protectoras en el suelo, aún así la hierba que nace la recogemos a mano y se la ofrecemos a pastores locales para que alimenten su ganado, también se llevan los restos de podas. Usamos enemigos naturales para controlar las plagas y en los bordes de la finca tenemos vegetación natural y hoteles de insectos para intentar aumentar la biodiversidad de la entomofauna. También plantamos flores que atraen a polinizadores y fomentar el ecosistema.
Información técnica
Dirección
Huerto Los Montieles, Cuevas del Almanzora, ES
Altitud
5 m
Equipo
4 hombres
Dimensión
5,5ha
Técnicas de cultivo
Agricultura Ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.40.0_20220811_172534