Café en grano de Hacienda el Jardín

2,72 kg/caja

Café en grano de Hacienda el Jardín

2,72 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2.72kg de café en grano
Variedad: Castillo
3 x café Progeny tostado en grano (453,59g, saco) de tostión tipo Espresso y 3 x café Progeny tostado en grano (453,59g, saco) de tostión tipo Cafetera Americana
Es un café con aromas dulces, melosos y notas a caramelo de acidez y cuerpo pronunciado, que se prolonga en boca
Se envía sellado en sacos de fibra natural de caña en una caja de cartón reciclado
Todos nuestros cafés han obtenido una calificación por encima de los 84 puntos según la clasificación de la Specialty Coffee Association (SCA) que clasifica los cafés como de especialidad a partir de los 80 puntos
Conserva en un lugar seco a temperatura ambiente y alejado del sol y consúmelo durante los 6 meses posteriores a su recepción
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer 360
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Elmer Restrepo
Mi nombre es Elmer Restrepo y toda la vida he estado rodeado de café. Nunca he estado metido en el campo, lo cual no quiere decir que no me guste, sino que he estado en otra rama del proceso del café. Mi sueño siempre fue tener una finca y mucho más que fuera de café. En el 2019 tuve la oportunidad de adquirir unos lotes de café, pero mi historia comienza desde muy joven. Trabajé con café en la zona de trilladoras, empecé desde abajo y mis ganas de salir adelante me ayudaron a llegar a tener mi propia trilladora. Esta fue iniciada con el fin de ayudar a los caficultores, y por ende terminé de caficultor, acompañando y adaptándome a las nuevas labores. Un día en la finca nunca es igual, todo depende de las labores que se estén haciendo, pero el día en el campo comienza desde muy temprano para aprovechar el día. En un día normal, trabajamos en los lotes normalmente, hacemos deshierbado y realizamos controles de plagas. Estamos en los lotes a las 6 am y trabajamos hasta las 9 am que es cuando nos llevan el desayuno. De ahí seguimos labores de limpieza con las herramientas y vamos a la casa principal para almorzar a las 12 del día. Retomamos operaciones a las 2 de la tarde y terminamos a las 4:30 pm. Mi misión es poder pagar buenos sueldos a mis trabajadores y mucho más: mejorar su estilo de vida. Los precios colombianos no son muy buenos y cultivar café de buena calidad es costoso lo cual nos lleva a buscar nuevas oportunidades para seguir con mi sueño y poder brindar calidades superiores. Siempre me ha gustado ayudar a la gente y mucho más cuando de mi dependen muchos hogares, para mi es gratificante darles nuevas oportunidades a las personas, y cuando todo se realiza con amor, se ven reflejados los frutos. Entré en contacto con Progeny Coffee en el año 2016, convirtiéndome en su aliado para la trilla de la materia prima. Desde entonces hemos construído una buena relación de trabajo y amistad, y hemos creado una gran alianza para lograr cerrar entre todos la cadena del café (producción, trilla, exportación y venta). __Progeny Coffee__ Progeny es un proyecto de jóvenes colombianos que están desarrollando canales de venta directa entre los caficultores y los consumidores. María J. Palacio, hija y nieta de caficultores colombianos es la fundadora y CEO de Progeny Coffee. Maria es la voz de estos caficultores de puertas hacia fuera pero también de puertas hacia dentro. En los últimos años María ha tenido la oportunidad de recorrer medio mundo constatando que el café al que normalmente tienen acceso los consumidores se ha convertido en un “commodity”. Siendo un “commodity” es difícil o imposible saber quién lo ha cultivado, bajo qué técnicas y en qué condiciones económicas. De puertas hacia dentro, en su país Colombia, María ha organizado a un grupo de caficultores para que apuesten por la calidad de sus cultivos. Su fórmula para conseguirlo: que los caficultores sean los protagonistas no sólo del cultivo sino también de la venta de sus propios cafés. En palabras de María: “Para que un caficultor esté motivado a producir calidad le has de hacer partícipe de toda la cadena de valor. Al igual que los consumidores quieren cada vez más conocer a los productores, los productores también deben conocer a los consumidores para sentirse especiales y convencerse de que merece la pena apostar por un cultivo responsable y de calidad”.
Hacienda el Jardín
Desde 2019 yo, Elmer Restrepo soy el responsable de los lotes productivos de la Hacienda El Jardín. Mi sueño es generar una caficultura diferente, sostenible y de alta calidad; aprovechando el alto potencial de estas tierras, mediante conocimiento en los procesos dentro y fuera de la finca. Continúo la labor que comenzó en 1996 el señor Álvaro Naranjo cuando adquirió una finca cafetera llamada Paraná. Apasionado por la caficultura y sus tierras, Don Álvaro compró fincas vecinas a caficultores que deseaban, en ese entonces, alejarse de la agricultura debido a las dificultades económicas durante las crisis cafeteras. De esta manera se fue generando un paisaje hermoso con 34 lotes productivos, cada uno con el nombre que alguna vez tuvo cada finca: Danubio, Chambacu, El redil, Cristina, Maracay y otros, conformando así lo que hoy es la Hacienda El Jardín. Hacienda El Jardín, se encuentra localizada en el municipio de Villamaría, perteneciente al departamento cafetero de Caldas. Específicamente, se encuentra en la vereda Los cuervos, a tan solo, 10 minutos de la cabecera municipal de Chinchiná, Caldas. La topografía de los suelos es ondulada, contando con zonas montañosas y planas así como suelos franco-arcillosos y franco-arenosos. La altura sobre el nivel del mar para los lotes productivos se mantiene entre los 1.423 y 1.525 metros logrando tener variaciones agro climatológicas que permita tener un mayor beneficio en la calidad del café. La finca cuenta con 10 cuadras de bosque, lo cual ayuda a la presencia de animales y una gran cantidad de aves. Nos encontramos rodeados de montañas, las cuales generan microclimas muy especiales que promueven una gran variedad de sabores. Caldas se ubica en el corazón de la principal zona cafetera del país. El desarrollo de la caficultura ha permitido que el campo caldense sea uno de los más modernizados del país. El desarrollo de una infraestructura que facilitó la producción y comercialización del café permitió la integración entre vida rural y urbana con la consiguiente modernización del campo. Es usual que “finqueros” y jornaleros se trasladen desde pueblos o ciudades a atender las exigencias del cultivo. El alto nivel económico, social y cultural que se forjó durante más de 70 años de producción cafetera se vio afectado seriamente por las crisis del café. La industria cafetera colombiana se vio afectada por el desplome de los precios como reflejo de una oferta internacional muy amplia centrada más en la cantidad que en la calidad. Muchos caficultores no pudieron hacer frente a la producción y Chinchiná soportó la peor crisis de orden público,de delincuencia común y de descomposición social, que llevó a que se convirtiera en una zona de tolerancia. Poco a poco la situación ha ido mejorando y en la Hacienda El Jardín estamos comprometidos con la generación de empleo en la región para recuperar las sanas costumbres de trabajo en la zona. Somos un equipo de 69 personas a tiempo completo durante todo el año, de las cuales 4 son personal administrativo, 40 se encargan de la recolección del café siendo 35 hombres y 5 mujeres y tenemos contratados un total de 25 jornales. También contratamos a trabajadores a tiempo parcial que nos ayudan con las labores, principalmente de recolección que es cuando más ayuda necesitamos. Todo el personal que trabaja en la finca es bien remunerado, y mucho más cuando hablamos de café especial, ya que lleva un cuidado adicional, a la hora de recolección y procesos de fermentaciones. El agua para nuestros cultivos la obtenemos de forma natural ya que estamos en un área de clima tropical y contamos con la bendición de tener en la finca 3 nacimientos de agua, por lo que no necesitamos sistemas de riego automatizados. Cada árbol necesita 40 cm cúbicos de agua al mes. Cultivamos de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Solo utilizamos medios orgánicos y amigables con el medio ambiente. Esto hace más difícil los controles de plagas y de la hierba pero estos buenos manejos hacen que se esté creando un ambiente adecuado para las especies nativas. Para el control de la broca, principal plaga del café, se realizan labores culturales: trampas, conteos de seguimiento y Re-Re: Recolección temprana y constante de los granos y Repasar que no se queden granos en el suelo que puedan propiciar la reproducción de la broca. Además estamos empleando también el hongo Beauveria bassiana que está siendo muy eficaz. Estamos aprovechando la cáscara del café para abonar después de ser descompuesta, y así utilizar, lo que muchos consideran basura, como abono orgánico. Disponemos de una zona de compostaje y aceleramos la descomposición de la cáscara mediante el uso de microorganismos beneficiosos. Además con el mucílago de café se están realizando bebidas para el consumo humano, las cuales cuentan con muchas propiedades saludables.
Información técnica
Dirección
Hacienda el Jardín, Chinchina Villamaria, CO
Altitud
1423 - 1525 m
Dimensión
150ha
Sistema de riego
Lluvia
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.52.0_20220922_180142