Naranjas ecológicas de Finca Valdivieso

4,00 kg/caja

Naranjas ecológicas de Finca Valdivieso

4,00 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Selecciona el tamaño de tu caja
4 kg (No disponible)
4 kg (No disponible)
7 kg (No disponible)
15 kg (No disponible)
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 4kg de naranjas ecológicas
Variedad: salustiana
Forma redonda, tamaño medio, frutos de color naranja, piel fina, alto contenido de zumo, perfecto equilibrio entre acidez y dulzor
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2017
Recolección bajo pedido, enviadas sin cera ni tratamientos de conservación de la piel, en una caja de cartón sin plásticos
Nuestros árboles no son una fábrica de tornillos: cada fruto es único en aspecto y tamaño
1 kg contiene entre 7 y 9 piezas
La caja incluye unas frutas extra, por si alguna pieza llega dañada
Conservándolas en un lugar fresco y aireado te pueden aguantar 2-3 semanas en buenas condiciones (si quieres que te aguanten más, puedes guardarlas en la nevera)
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Cosecha analizada
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Ecológico
seal icon
Joven Farmer
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
José Antonio Fajardo
Me llamo José Antonio Fajardo, soy un joven agricultor y estudiante universitario. Tengo 22 años, pertenezco a una familia de agricultores siendo yo la quinta generación, tanto por parte de mi padre como de mi madre. Mis bisabuelos eran de Otivar y Jete, dos pequeños pueblos de la Costa Tropical de Granada. En esa zona fue donde empezaron a cultivarse las primeras frutas tropicales en Europa continental. Tanto es así que existe una deliciosa variedad de chirimoya con el nombre de este pueblo “Fino de Jete”. Si no la conoces, te recomiendo que la pruebes, no es muy común fuera de España, pero tiene el apodo de “fruta yogurt”, por su dulzor y textura cremosa. Tradicionalmente mis abuelos y bisabuelos cultivaban viñas, almendros y olivos en las laderas de secano y caña de azúcar en el fondo de los valles, donde había más agua. A mediados del siglo XX, con el declive del cultivo de caña de azúcar en la región, decidieron apostar por el cultivo de subtropicales. En los años 50 y 60 los subtropicales eran desconocidos en la región. Mis ancestros comenzaron a experimentar con el cultivo de aguacates y chirimoyos, fueron pioneros en cultivos subtropicales, que ahora son bastante comunes en la región. La familia aún conserva las fincas originales y cuida de los árboles que ellos plantaron. Los cuidamos desde hace 70 años con el mismo cariño que ellos pusieron al sembrarlos. Con el tiempo hemos adquirido más fincas y ahora cultivamos gran diversidad de frutas, las principales son aguacate, mango, chirimoyo y naranja, aunque tenemos pequeñas parcelas con plátanos orinoco (una variedad local) o guayabas. Como no podía ser de otra forma, mi pasión por la agricultura viene desde niño ya que la agricultura ha sido el eje central de mi familia materna y paterna. Soy consciente de la importancia de la educación para la buena gestión de las fincas, por eso actualmente estudio economía, para formarme y ayudar a la familia con la gestión. Al ver mi pasión por el campo, mis padres me han dado la responsabilidad de liderar este proyecto de venta directa a través de CrowdFarming. Los proyectos de Altos de Cantarriján y Finca Valdivieso ya nacieron para ser unas fincas modernas, en las que mostrar nuestra forma de trabajar y poder trasladar este modelo de agricultura a otros agricultores. Estas fincas fueron adquiridas por la familia hace menos de 10 años. Desde hace dos años yo soy el responsable de su gestión, siempre contando con el asesoramiento de un gran equipo formado técnicos agrónomos y trabajadores, que son como de la familia ya que me han visto crecer, ¡y por supuesto la experiencia y cariño de mis padres! Mi principal objetivo es actualizar el enfoque que la agricultura tradicional tiene en la región. Me gustaría que más jóvenes productores pudieran tomar la Hacienda Altos de Cantarriján y Finca Valdivieso como modelo de gestión sostenible. Estoy convencido de que la agricultura ecológica, técnicas sostenibles de producción de alimentos, economía circular de recursos, optimización el uso del agua y la apertura de puertas con los consumidores van a ser los motores de las nuevas generaciones de agricultores. Necesitamos cambiar el modelo de producción. La suma de todas estas prácticas en la agricultura marcaran un antes y un después en el cambio climático, que tanto me preocupa personalmente. Estoy convencido de que dentro de unos años, las fincas que gestione estarán mejor y habré contribuido a dejar un mundo mejor a las siguientes generaciones. CrowdFarming me ofrece la oportunidad de desarrollar este sueño, ya que creo y comparto todos los valores que esta plataforma ofrece a los consumidores de toda Europa. Todo mi tiempo libre y periodo de vacaciones lo paso en las fincas, se me pasa el tiempo volando cuando estoy centrado en el trabajo de campo. Cuando no puedo estar en campo por los estudios, llamo a los capataces para poder estar informado de cómo va la cosecha y orientarles para que realicen las labores más adecuadas en cada momento. Por último, pero no menos importante, me gustaría resaltar mi relación con una de las personas que más admiro: mi abuelo, también se llama Jose Antonio Fajardo. Es el mejor referente que he tenido y me ha inculcado un amor incondicional por el campo, el trabajo duro y las cosas bien hechas. No recuerdo un solo día de mi niñez que no quisiera pasar tiempo con él recorriendo fincas, solucionando los problemas del campo y viendo como crecía la fruta. He pasado mucho tiempo con él, desde que empecé a andar hasta hoy. Aunque lo vea menos, siempre que puedo estoy con él. Es una gran motivación para luchar y emprender, un ejemplo a seguir de un estilo de vida que amo y quiero preservar.
Finca Valdivieso
La Finca Valdivieso es una huerta especializada en el cultivo de naranja ecológica que se localiza en la campiña de Utrera, a pocos km de Sevilla capital. Toda persona que haya visitado la ciudad de Sevilla recuerda los naranjos que adornan sus calles, y es que la zona es ideal para el cultivo de estos bonitos árboles por su clima favorable. Utrera es una ciudad con mucha historia, ya que debido a sus tierras fértiles ya existían asentamientos humanos desde la prehistoria. Actualmente los sectores económicos más importantes de la ciudad son la agricultura y ganadería, que entre otras cuenta con una reconocida ganadería de caballos. La finca la compramos en 2012 y ya estaba plantada con naranjos. Alrededor de la finca hay más campos de naranjos, ganaderías y otros cultivos como el algodón. Justo después de comprarla la empezamos a preparar para cultivar en ecológico y desde 2017 tenemos el sello de agricultura ecológica de la Unión Europea. Antes era de un amigo de la familia que no podía encargarse de su cuidado y a nosotros nos pareció una estupenda oportunidad como proyecto de futuro. La finca se llama Valdivieso por el cortijo que hay en ella que tiene el mismo nombre, Valdivieso es un apellido e imaginamos que este nombre viene de los antiguos dueños del lugar. El agua de la finca proviene de acuíferos naturales subterráneos a unas decenas de metros de la superficie. Almacenamos el agua de los pozos en balsas y estanques que después usamos para regar mediante un eficiente riego con goteo. Estamos mejorando la eficiencia del riego testando un sistema de riego innovador. Con este sistema hacemos pasar el agua a través de una perforación rellena de fibra de coco que favorece a la retención de la humedad y evita tanto la evaporación como el rápido drenaje. Se calcula que cada ha necesita unos 3000m3 de agua al año, que van a depender de la climatología. La Finca Valdivieso es de producción totalmente ecológica, contamos con sello desde 2017. Favorecemos la presencia de enemigos naturales fomentando el libre desarrollo de la flora y fauna de la zona. Dándose así la libre cohesión entre el cultivo y la biodiversidad propia que este crea en el entorno. En el mantenimiento de la Finca Valdivieso creamos 7 puestos de trabajo fijos durante todo el año y se llega a triplicar durante el periodo de recolección. Algunos de los empleados de la finca ya trabajaban allí cuando fueron plantados los naranjos. Solemos recurrir a los mismos trabajadores temporales para la recolección. Los trabajadores cobran según convenio y algunos puestos de mayor responsabilidad tienen incentivos. Siempre que es posible evitamos la producción de residuos. La fruta se selecciona manualmente en campo y posteriormente se vuelve a revisar en nuestro centro logístico. Gestionamos todos nuestros desechos vegetales como los restos de poda y malas hierbas compostándolos en la misma finca. Las hierbas las eliminamos de forma mecánica, arrancándolas o segándolas. Ponemos todo nuestro esfuerzo en el cuidado de nuestros árboles haciendo que apenas se generen descartes de fruta, si no se puede enviar la destinamos a la industria de producción de zumo.
Información técnica
Dirección
Finca Valdivieso, Utrera, ES
Altitud
50m
Equipo
7 hombres
Dimensión
100ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.40.0_20220811_172534