chirimoyas ecológicas
Hacienda Altos de Cantarriján

chirimoyas ecológicas

Fin temporada de adopción
Ver otros proyectos
Información
Historia
El proyecto

Adopta un árbol de chirimoya de la finca "Hacienda Altos de Cantarriján" en Almuñecar (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de chirimoyas ecológicas. José Antonio cuidará de tu adopción y le sacará una foto cada temporada. Desde tu zona privada podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: aunque tu adopción se renovará automáticamente, siempre te informaremos con antelación y podrás decidir cancelarla en cualquier momento, siempre que la preparación aún no haya comenzado.

seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Cosecha analizada
seal icon
Ecológico
seal icon
Joven Farmer
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
¿Qué adoptas?

Adoptas un árbol de chirimoya de nuestra finca en Almuñecar (España). Cultivo certificado bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea desde 2020. Durante el proceso de compra podrás elegir el nombre con el que identificaremos tu árbol de chirimoya. La chirimoya o “fruta yogur” es una de las frutas más tradicionales de la Costa Tropical de Granada. Esta fruta es muy popular en la región y desconocida para mucha gente. Es una variedad desarrollada en la zona, se llama “Fino de Jete”. Hace en su nombre referencia a Jete, un pueblo del corazón de la comarca donde se plantó y seleccionó esta variedad a finales del s. XIX proveniente de plantas que llegaron al sur de España desde América del sur en los siglos XVI y XVII. El árbol que la produce tiene una altura media y hojas de color verde intenso. Pertenece a la familia Annonaceae (*Annona cherimola*). Al ser una especie de otras latitudes, no cuenta con polinizadores naturales en la zona, por lo que cada flor debe polinizarse a mano, extrayendo polen de otras flores. Es un proceso muy laborioso y meticuloso que tiene que hacer gente con experiencia para que tenga éxito. Algunos de estos árboles fueron plantados por mis abuelos y bisabuelos en la década de los años 30 y 40, y aún continúan majestuosos dando increíbles frutas. La mayoría de las parcelas de chirimoya de nuestra familia están en ecológico desde 2020, hay otras que aún están en proceso de certificación y pasarán a tener el sello de agricultura ecológica en 2023. Soy aún muy joven, pero vivo en el campo desde pequeño pues provengo de una familia con larga tradición en el cultivo de frutas subtropicales. Mi abuelo me ha enseñado muchas cosas de las que sé hoy en día. La zona donde se encuentra la Hacienda Altos de Cantarriján es un rincón excepcional del Mar Mediterraneo con un microclima muy favorable para el cultivo del aguacate. Se encuentra justamente entre las provincias de Málaga y Granada protegida por las montañas al norte y con vistas al Mediterráneo en el sur. El problema que solemos tener en esta zona es que en invierno soplan fuertes vientos que pueden hacer que la fruta caiga al suelo. Por eso preferimos que los árboles no crezcan demasiado en altura. Tu adopción tiene 82 años y la vida máxima de un árbol de chirimoya es de unos 100 años. Mientras tú quieras y nosotros podamos seguir cuidándola, podrás renovar tu adopción año tras año. Si tu adopción deja de producir por algún motivo, te la repondremos y te garantizaremos la entrega de la produccion de otra. Un árbol de chirimoya produce una media de 8kg de chirimoyas ecológicas cada temporada. No hace falta que te comprometas al consumo de toda la cosecha. Cada temporada puedes decidir qué cantidad reservar y pagar el mantenimiento en función de la cantidad que reserves. Así tú sólo pagas por lo que consumes y nosotros podemos planificarnos y vender a otras personas la cantidad que no quieras.

¿Qué recibes?

Durante la temporada podrás ir recibiendo la cantidad de cosecha que reserves ahora: un mínimo de 1 y un máximo de 1 cajas. Cuando pagues la adopción, podrás planificar los envíos desde tu zona de usuario. Formato de envío: __Caja de 2kg de chirimoyas ecológicas__ * Chirimoya Fino de Jete (noviembre-marzo): piel fina con tonalidad verde pálido y dibujo que recuerda a escamas, tamaño heterogéneo y variable, forma de corazón, muy aromática, con sabor dulce ligeramente ácido que recuerda a una mezcla de piña y plátano, presenta alta cantidad de semillas * Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2020 * Recolección un día antes del envío en el momento óptimo de maduración y enviadas en una caja de cartón sin plásticos * Nuestros árboles no son una fábrica de tornillos: cada fruto es único en aspecto y tamaño * 1 kg contiene entre 3 y 5 piezas * Consérvalas a temperatura ambiente hasta que maduren, una vez maduras introdúcelas en la nevera para que aguanten más tiempo * Son frutas climatérica, se recolectan cuando alcanzan la madurez fisiológica pero siguen evolucionando hasta el punto de consumo después de cosecharlas * Importante: lo normal es que las frutas te lleguen duras, consérvalas a temperatura ambiente hasta que alcancen el punto de consumo; si te llegó alguna pieza lista para consumir puedes introducirla en la nevera o consumirla en el momento La chirimoya es una fruta deliciosa pero muy delicada para el transporte. Madura muy rápido por lo que te recomendamos que las consumas en cuanto estén blandas. La mejor forma de consumirla es partirla por la mitad y comer la pulpa con una cuchara. Esta fruta presenta alta cantidad de semillas, es una característica de las anonaceas, aunque parezca incómodo es una experiencia única consumirla. Esta fruta dará un toque de sabor único en tu mesa. Atención: Es probable que la chirimoya pueda llegar con daños estéticos debido al transporte, por favor se consciente de que esto puede ocurrir. Aún así, la fruta debe estar en perfectas condiciones organolépticas.

¿Cuándo lo recibes?

La chirimoya empieza a cosecharse en octubre y su temporada va hasta mayo, sin embargo para no tener incidencias en el envío por sobremaduración de la fruta solo la enviaremos en los meses de invierno.

¿Por qué adoptar?
Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente, directa y consecuente.
Comprar sin intermediarios permite al productor obtener mejores precios. Esto ayuda a generar mejores trabajos y condiciones sociales en entornos rurales.
Cuando adoptas algo permites al productor que se asegure la venta a un precio cerrado y producir bajo demanda. Así se consigue, además, evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta.
Apoya a los productores que se esfuerzan por un embalaje y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente.
version: 0.73.0_20221201_170906