Alcachofas ecológicas de Gumiel y Medina

2,40 kg/caja

Alcachofas ecológicas de Gumiel y Medina

2,40 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2.4kg de alcachofas ecológicas
Variedad: blanca de Tudela
6 x Corazones de Alcachofa ecológica al natural (250 gramos, peso escurrido, tarro de vidrio)
Alcachofa blanca de Tudela, totalmente pelada y cocida, lista para consumir; una hortaliza muy tierna y sabrosa que combina con casi cualquier verdura
Solo preparadas con agua y sal
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 1992
Puedes consumirlas solas, en ensalada, rehogadas con ajo y aceite, preparar una menestra o de la manera que más te guste
Te recomendamos guardar los tarros en un lugar fresco y seco, sin exposición directa a la luz. Una vez abiertos, conservarlos en la nevera.
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer con experiencia
seal icon
Ecológico
seal icon
Energía renovable
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
Xabier Mendia
¡Hola CrowdFarmer! Qué orgullo que mi proyecto haya captado tu atención y estés aquí leyendo. Mi nombre es Xabier Mendia, hijo de Javier Mendia, que es junto a su amigo Pedro Gumiel el responsable y cofundador de Gumendi, un proyecto nacido en 1992 (cuando hablar de ecología era cosa de raros). Mi padre y Pedro, agricultores hortofrutícolas, comenzaron hace ya más de 30 años un viaje apasionante en Sartaguda, una pequeña localidad agrícola Navarra situada en la Ribera del Ebro, lanzándose en plena fiebre de los agroquímicos a producir alimentos ecológicos. Según me cuentan, su principal motivación era volver a cultivar alimentos de la misma forma que lo hicieron sus padres y abuelos, es decir, lejos de herbicidas y químicos…. Eso que hoy llamamos agricultura ecológica y allá en el 92 sólo unos pocos conocían en España. Sus inicios fueron complicados, al principio almacenaban la fruta en los bajos acondicionados de la casa de mi padre. Apenas existía consumo de producto ecológico en España y las redes comerciales brillaban por su ausencia. Cuentan que tuvieron que ir con sus primeras cosechas a Perpignan para poder vender sus hortalizas. Por suerte, la demanda de nuestros productos ha ido creciendo y con ella nuestro proyecto, formado por unas 60 personas actualmente. Aprendí infinidad de cosas de mi padre, y supo transmitirme y contagiarme de sus dos grandes pasiones: la agricultura y la música, que me hicieron pasar horas y horas detrás del piano, el acordeón y el huerto. Pero finalmente, a la hora de decidir qué estudiar elegí licenciarme en derecho, alejándome un poco del negocio familiar en mi primera etapa profesional. Sin embargo, mi gusto por la agricultura y el ejemplo trabajador de mi padre me hizo estar siempre ligado al campo asesorando a asociaciones de consumidores y sindicatos hasta que en 2012 decidí volver al negocio familiar y ayudar a promover el crecimiento empresarial de Gumendi. Actualmente Pedro está trabajando activamente en Gumendi y me echa una mano en la dirección del negocio. Mi padre ha decidido disfrutar de una jubilación activa y ha vuelto a sus orígenes a tiempo completo en el campo que tanto echó de menos en la última etapa de su vida profesional en la que estuvo más tiempo en la oficina que en el campo. Por fin tiene tiempo de ayudar a los vecinos con sus huertos y disfrutar recuperando y germinando semillas de especies tradicionales de nuestra zona como el melocotón de Sartaguda. Como véis, mi padre y Pedro dejaron el listón muy alto, pero sin duda supieron transmitirme toda su pasión por la agricultura, la ecología, y este negocio, para que con su apoyo y ejemplo, así como con el de todo el equipo que forma Gumendi, sigamos prosperando y contribuyendo para conseguir un futuro más verde
Gumendi
Gumendi es un proyecto de varias fincas y varios agricultores, por lo que no tendría sentido fijarnos en una finca en concreto. Para entender nuestro proyecto conviene echar la vista atrás, nada más y nada menos que a 1992, cuando Javier Mendia y Pedro Gumiel decidieron juntarse para comercializar los productos que hacían crecer en sus huertas de la localidad de Sartaguda. Como sabéis, uno de los retos para el agricultor siempre fue la comercialización, y después de mucho trabajo, mi padre y Pedro consiguieron poco a poco vender nuestras cosechas. Esto atrajo a otros agricultores y con ellos formamos distintas Sociedades Agrarias de Transformación para comercializar sus/nuestros productos de forma justa y honesta. Disponemos de varias fincas en la zona de la Ribera de Navarra. Esta es una zona predominantemente agrícola, aquí se encuentra la mayor parte de “la huerta” de Navarra. Cultivamos gran variedad de alimentos (espárragos, peras, manzanas, alcachofas, tomates y otros más), siempre de forma ecológica, siempre alejados de pesticidas y otras fuentes de contaminación. El río Ebro ha hecho a lo largo de los años que estas tierras sean tan fértiles, y a pesar de disponer de gran cantidad de agua, regamos por goteo en la gran mayoría de parcelas para optimizar su uso. Por otro lado, para evitar que las “malas hierbas” puedan limitar el crecimiento de nuestros cultivos, utilizamos plásticos compostables que impiden su desarrollo. Únicamente practicamos agricultura ecológica en nuestras fincas. Simplificando en exceso (porque cada año es distinto), se podría decir que este cultivo consume unos 1.100 litros por hectárea. Para controlar las plagas dejamos que la naturaleza haga su trabajo. Además plantamos setos y arbustos que albergan insectos y otra fauna, de forma que favorecemos la aparición de depredadores naturales. En cuanto a la gestión de residuos y subproductos, el único residuo que manejamos en campo es la parte inferior del espárrago, que se corta in situ y se incorpora al terreno como materia orgánica. En nuestro almacén, contamos con una gran superficie de placas solares fotovoltaicas. Esto hace que produzcamos más energía de la que consumimos. Por eso, este año queremos poner en marcha un proyecto de almacenamiento de energía, y así poder utilizarla cuando no podemos producirla. En Gumendi trabajamos actualmente unas 60 personas. Tratamos de generar actividad en torno a la agricultura ecológica y buscamos fomentar que otros agricultores cambien su forma de producir saliendo del “lado oscuro”.
Información técnica
Dirección
Gumendi, Lodosa, ES
Altitud
320 m
Equipo
35 hombres y 25mujeres
Dimensión
10 ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.29.3_20220630_150854