Nectarinas ecológicas de Finca Charca El Poleo

2,20 kg/caja

Nectarinas ecológicas de Finca Charca El Poleo

2,20 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2.2kg de nectarinas ecológicas
Variedad: nectarina de piel roja con pulpa blanca o amarilla
Nectarinas de piel roja y pulpa blanca: cultivamos las variedades big white, nectawhite y garaco
Nectarinas de piel roja y pulpa amarilla: cultivamos las variedades big bang, luciana, bigtop y sunred
Independientemente del color de la pulpa, todas nuestras variedades ofrecen unas características organolépticas similares, destacando la complejidad aromática de su pulpa de sabor dulce e intenso, con un toque de acidez que varía según el grado de maduración
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2015
Recolección bajo pedido, enviadas sin cera ni tratamientos de conservación de la piel, en una caja de cartón sin plásticos
La caja incluye unas frutas extra, por si alguna pieza llega dañada
1 kg contiene entre 6 y 12 piezas (en la caja recibirás entre 12 y 24 frutas, dependiendo del tamaño)
Conservándolas en un lugar fresco y aireado te pueden aguantar unos 7 días en buenas condiciones (si quieres que te aguanten más, puedes guardarlas en la nevera)
Es fruta climatérica que seguirá madurando una vez que la recibas
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Zona despoblada
seal icon
Farmer 360
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Ecológico
seal icon
Energía renovable
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
Jose María Navarro Acedo
Aunque pertenezco a la tercera generación de una familia de tradición olivarera, no sólo hubo olivos en nuestra familia, ya que mi abuelo, además de agricultor fue herrador. Soy hijo de agricultora olivarera, e ingeniero agrónomo reconducido, porque lo que quise estudiar inicialmente fue telecomunicaciones. Mi nombre es Jose María Navarro Acedo, y estoy encantado de presentarme a vosotros en unas pocas líneas. Como os decía, al terminar el colegio tenía intención de estudiar telecomunicaciones, pero mi madre, que me conoce mucho y sabía que mi vida laboral entre 4 paredes sería una tortura, me aconsejó estudiar agronomía para trabajar al aire libre, donde siempre me ha encantado estar. Desde pequeño pasaba el verano en la huerta con mi bisabuela junto a mis 3 hermanos y mi abuelo, al que veía ir a diario a trabajar al campo y después a vender su cosecha. Durante mi época universitaria, descubrí Italia gracias a una beca Erasmus, donde disfruté de un maravilloso país al que más tarde volvería. Al terminar agronomía, comenzó mi etapa profesional, desde el inicio y hasta hoy en el sector frutícola, pasando 3 años en Italia y otros 3 en Inglaterra. Pero al final decidí volver a mi tierra y me incorporé a otra empresa como director comercial. Finalmente, me sentí preparado para iniciar mi propio proyecto en la empresa familiar dedicada al cultivo del olivo, y puse en marcha en el año 2012 mi propia plantación de fruta en la Finca El Poleo. Puedo decir que este proyecto no habría sido posible sin el apoyo incondicional de mi mujer Beny, se dice que detrás de todo gran hombre hay una mejor mujer, y sin duda, ese es mi caso. Beny ha estado siempre más dedicada a certificaciones, costes, auditorías etc, pero su pasión por el campo le ha hecho dar el salto y a partir de este año llevará las riendas de algunas de nuestras fincas de apoyo. Así, a día de hoy con la ayuda de todo el equipo coordinamos los trabajos para que entre todos logremos sacar adelante esta empresa, que sería imposible sin el trabajo del equipo comercial formado por Pilar y Gabi; la gestión del centro logístico que realizan Elisa, Inma, Eli y Miguel, el trabajo en campo coordinado por María Belinda y sus chicos. Además contamos con la ayuda del tito Narcis, tío de mi mujer, que es un verdadero pozo de sabiduría agrícola y nos ayuda a comprobar que todo está bien. El mercado tradicional no deja ni un tercio del valor de la fruta al agricultor y además, se tiran cantidades abusivas de fruta a la basura. No solo se tira la fruta que en los hogares no da tiempo a consumir o se pone mala, el verdadero drama está en la fruta que los agricultores vendemos a grandes superficies y se tira sin llegar a ser vendida al cliente final. Este hecho es tremendamente doloroso para nosotros después del esfuerzo realizado durante todo el año y los recursos gastados. Por este motivo, hemos decidido lanzarnos a la venta directa en CrowdFarming.
Finca Charca El Poleo
La Finca El Poleo se encuentra en un pequeño municipio de Badajoz, limítrofe con Córdoba, llamado Granja de Torrehermosa, un pueblo tradicionalmente dedicado al cereal, muy castigado por el éxodo rural. Se dice de este pueblo que es el pueblo de las tres mentiras, porque ni es una granja, ni tiene una torre, ni es hermosa. Antiguamente, los paisanos bautizaron una charca próxima a la finca como Charca El Poleo, porque allí crecía esta planta de forma abundante y natural. Esta charca, se encuentra muy próxima a nuestra finca, y dio el nombre a nuestra Finca El Poleo. Esta finca es nuestra favorita y la más representativa, y destinaremos toda su producción a CrowdFarming, pero además si fuese necesario nos apoyaremos en la cosecha de las otras fincas de nuestro proyecto que cultivamos siguiendo exactamente los mismos estándares de calidad para que siempre recibáis vuestra fruta. La Finca el Poleo era inicialmente una finca de olivares, cultivo al que desde hace años nos dedicamos en mi familia. Pero esta finca tan alejada de cultivos de fruta convencional, me hizo pensar que era ideal para cultivar fruta ecológica y decidí cambiar algunos olivos por frutales, buscando encontrar el equilibrio perfecto entre el cultivo de fruta, olivo y el entorno natural. La finca El Poleo tiene una extensión de 83 ha. divididas entre cultivo de olivar y fruta de hueso. En la zona de fruta cultivamos ciruelas, nectarinas, melocotones, albaricoques y paraguayos. Para cultivar la fruta apostamos por una distribución de la finca bastante particular, siguiendo las curvas de nivel del terreno, con unas calles más anchas de lo habitual en el cultivo de frutales y así fomentamos la retención de agua, reduciendo las necesidades de riego del cultivo al evitar grandes escorrentías de agua que además erosionarían el terreno. Con el objetivo de incrementar la biodiversidad en nuestros cultivos dejamos cubierta vegetal en las calles y mantenemos en torno a un 12-15% de la finca sin cultivar. Cuando llegan los meses de calor segamos la hierba de calles alternas, incorporando la hierba segada como mulching al cultivo que nos ayuda a reducir las pérdidas de agua por evaporación y optimizar la eficiencia del riego. Disponemos de 4 pozos en nuestra finca de los que solo utilizamos uno. Para minimizar el consumo de agua regamos por goteo todos nuestros árboles con dos riegos cortos al día. Aproximadamente cada uno de nuestros árboles en la época de calor (mayo-septiembre) consumen 16 litros de agua al día. Para entender los trabajos en la finca lo mejor es atender al calendario productivo: finalizada la cosecha realizamos una poda en verde, que nos ayuda a airear el árbol y favorece la entrada de luz a los futuros frutos, lo que influirá muy positivamente en la maduración de la fruta. Después iniciamos la poda en seco, orientada a definir las ramas que darán fruta la siguiente temporada. Estas tareas de invierno se complementan con abonados periódicos con humus y estiércol. Una vez llegada la primavera dejamos a los árboles florecer y ser polinizados por nuestras abejas y otros insectos, dando lugar a los frutos. Cuando los frutos se han formado, llevamos a cabo varios aclareos, reduciendo el número de piezas de fruta por árbol para asegurar una correcta maduración. Finalmente, llega el momento de la recolección y confección de fruta. Realizamos la confección de fruta y preparación de pedidos en nuestras instalaciones en Puebla de la Calzada, un pueblo próximo a la finca. Estas instalaciones están provistas de placas solares que nos permiten una autosuficiencia energética de aproximadamente el 60%. Para reducir al máximo el desperdicio de alimentos destinamos a la industria de papillas infantiles y zumo la fruta comestible que no se puede vender para consumo. Por otro lado, la fruta con inicio de podredumbre la utilizamos para alimentar nuestras lombrices, que posteriormente llevaremos al cultivo para que descompongan la materia orgánica del campo y el estiércol de oveja generando el mejor abono natural para nuestros árboles. Actualmente nuestro equipo fijo está formado por unas 10 personas, de las cuales algunas llevan más de 7 años con nosotros, llegando hasta 100 en la época de recolección, que es cuando más mano de obra necesitamos. Todo el personal está contratado según el convenio, y ofrecemos a nuestros trabajadores un horario flexible para conciliar su vida personal con la laboral. Para certificar nuestro compromiso con nuestro personal obtuvimos el certificado Global Grasp.
Información técnica
Dirección
Finca Charca El Poleo, Granja de Torrehermosa, ES
Altitud
600m
Equipo
7 mujeres y 10 hombres
Dimensión
83 ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
version: 0.72.2_20221129_165226