Patatas Naturland ecológicas de Finca Ariza

5,00 kg/caja

Patatas Naturland ecológicas de Finca Ariza

5,00 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Selecciona el tamaño de tu caja
5 kg (No disponible)
5 kg (No disponible)
10 kg (No disponible)
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 5kg de patatas Naturland ecológicas
Variedad: annabelle
Forma oval alargada, tamaño pequeño a mediano, piel amarillenta y carne beige, de pulpa firme
Patata de las ensaladas por su excelente sabor y textura, su fina piel te permitirá cocinarla sin necesidad de ser pelada; la firmeza de su carne también la hace ideal como compañera de otros alimentos, como carnes, pescados y verduras
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2011
La caja incluye unas patatas extra, por si alguna pieza llega dañada
Nuestras plantas no son una fábrica de tornillos: cada patata es única en aspecto y tamaño
1kg contiene entre 5 y 8 piezas (en la caja recibirás, dependiendo del tamaño, aprox. 65 piezas)
Conservándolas en un lugar fresco, aireado y en oscuridad te puedan aguantar 6 meses en buenas condiciones
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Farmer con experiencia
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Ecológico
seal icon
Acepta visitas
Jesús Ariza
Me llamo Jesús Ariza, y pertenezco a una familia de agricultores. Hace años tomé las riendas de nuestro negocio tras la jubilación de mi padre, y junto a mis hermanas Silvia y Elena gestiono la empresa que inició nuestro bisabuelo. Desde que soy niño he estado muy cerca de todo lo que es el campo, conociendo las curiosidades de la agricultura y las dificultades que implica. Cada cultivo es un mundo, y necesita de atenciones diferentes… y tras cada acción hay una lógica que me gusta investigar. Por eso me formé como técnico agrícola, para conocer y saber la mejor manera de actuar. Con anterioridad trabajé como asesor agrícola para varias empresas de la zona, ejercí como freelance del sector, y me mudé durante unos años a México, para ocuparme de la gestión de una plantación de tomate. Toda esta experiencia me ayudó a entender mejor la gestión a gran escala de la agricultura. Fue a mi vuelta, en el año 2010 cuando llegó la hora de responsabilizarme de la empresa familiar. Esta nueva etapa de crecimiento ha sido paulatina, y a ella se han ido incorporando mis hermanas: Primero se unió al equipo Elena, técnica agrícola al igual que yo, especializada en calidad y seguridad alimentaria. Prestó sus servicios a empresas agroalimentarias como parte de la plantilla y más tarde como asesora independiente. Y años después se subió al carro Silvia, quién ejercía como arquitecta en un estudio de Madrid, pero quiso volver a casa para apoyar a la familia en el nuevo proyecto agrícola. Nuestro día a día se organiza en tres áreas bien diferenciadas: Elena es la responsable de calidad, inocuidad alimentaria y prevención de plagas. Ella es quién garantiza que todos los procesos y acciones están encaminadas a garantizar la calidad del producto sin comprometer las buenas prácticas agrícolas y el respeto a nuestro entorno. Además, es la responsable de cumplir con todos los requisitos de las certificaciones de ecológico y Naturland. Silvia es la responsable de administración y almacén; ella coordina a nuestros equipos de confección, contable y comercial. Y por último, yo me encargo de todas las tareas de campo junto a mi equipo de trabajo. No olvidamos a nuestros padre, que a pesar de su jubilación, aporta su visión de cómo trabajar y gestionar la finca; es el gran consejero y compañero, ya que está muy presente en nuestro día a día del campo. En los últimos años hemos visto la necesidad de dar un nuevo salto en nuestro negocio. Vosotros, los consumidores, nos estáis demandando más cercanía, transparencia e información. Estamos muy confiados de que nuestro trabajo y esfuerzo es merecedor de vuestra confianza, y CrowdFarming es la gran oportunidad para conseguirlo.
Finca Ariza
Nuestra finca se encuentra en el lugar conocido como “pago de Trayamar”, en el paraje de Canto Blanco. Es una zona tradicional de huertas de patatas, boniatos y otros productos hortícolas, que se cultivan durante prácticamente todo el año gracias a su cercanía al mar, con temperaturas templadas y muchas horas de sol. En Algarrobo conviven profesiones muy dispares que hacen si cabe más atractivo nuestro pueblo: agricultura, pesca y turismo. Es por tanto un modelo de desarrollo diversificado, con matices culturales que surgen de las actividades de la tierra y el mar, y que te recomendamos conozcas. En Algarrobo nos conocemos todos: somos gente humilde que vivimos de lo que se ha vivido siempre por aquí, ¡Hasta los turistas son parte del pueblo! pues suelen ser familias que repiten cada año durante sus vacaciones. A pesar de ser un lugar de costa, ha conservado su identidad y la transformación urbanística ha sido muy limitada; a apenas unos metros de la playa puedes encontrar huertas de tomates, olivares centenarios y campos de aguacates y mangos. La “Finca Ariza” es un proyecto que mezcla innovación a la vez que tradición. Nuestros antepasados vienen cultivando este lugar desde la época de mi bisabuelo. Patatas, boniatos, fresas, tomates, pimientos, habichuelas, pepinos… se han llegado a cultivar en la finca. Hoy día mantenemos estos cultivos, que en la zona están en decadencia por el auge de los tropicales, y hemos añadido el romanesco, la col picuda y el melón charentais. Él fue un hombre de gran devoción por su trabajo, al que dedicó su vida, llegando a morir en propia finca. A manos de mi padre, Angelín Bueno, la gestión de la finca se profesionalizó. Fue adquiriendo las parcelas de los familiares y congregando una superficie lo suficientemente destacada como para comenzar a contar con un equipo de trabajo propio. Este es el caso de Ángeles, que empezó con 11 años y a sus 56 sigue con nosotros. El grueso del equipo lo componen 23 personas. Cada cual está especializado en funciones concretas, y cobran según el convenio colectivo y el grado de complejidad de su tarea. En relación a la diversidad cultural de nuestro equipo, la Costa del Sol ha sido un atrayente de inmigrantes procedentes de Senegal, que buscaban empleo relacionado con el turismo y el campo; nosotros contamos con 5 empleados de este país, a quienes hemos ayudado a formalizar su situación en España, además de apoyarles en la compra de viviendas en su país de origen, para así lograr la ansiada estabilidad de sus familias. El siguiente salto lo dimos con mi incorporación a la empresa. Dediqué varios años a trabajar como técnico agrícola en empresas de México y España, y en 2010 tomé el testigo para hacer ecológica nuestra producción, y además ser proveedores de nuestros cultivos para evitar la sangrante intermediación que sufren los agricultores de a pie. En esta línea de especialización, incluimos la certificación Naturland en el año 2019, lo cual nos llevó a valorar la importancia de la biodiversidad en la agricultura. Así, hemos cultivado setos de plantas mediterráneas, hemos respetado algunas zonas libres de cultivo, en otras hemos diseñado islas vegetales a partir de arbustos de la zona… y muy especialmente hemos mejorado la gestión del agua, ya que Naturland nos ayuda a determinar con exactitud las necesidades hídricas de nuestros cultivos, y controlar el gasto. Nuestra finca obtiene el agua del embalse de La Viñuela, y además contamos con pozos propios ubicados en las cercanías. Para el riego usamos el sistema de goteo, que nos permite ahorrar bastante agua respecto a cómo se regaba años atrás. Para nuestro caso, una planta no necesita más de 0,7 l en cada riego. En cuanto a la calidad de la cosecha, seleccionamos las piezas en nuestro propio almacén, donde nuestro equipo de envasadoras desechan todas aquellas piezas con daños en la piel o cualquier otro síntoma de pudrición. Estas las donamos a granjeros de nuestra comarca, quienes encuentran un aporte extra de alimento para su ganado. Respecto a los subproductos de nuestras plantaciones, los trituramos e incorporamos al suelo como materia orgánica; así cerramos el ciclo sin necesidad de generar residuos.
Información técnica
Dirección
Finca Ariza, Caleta de Vélez, ES
Altitud
20 m
Equipo
12 mujeres y 11 hombres
Dimensión
18 ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.31.0_20220705_174951