harina ecológica
Fastuchera
¡Llegas en buen momento! Adopta un trigal antes de que se acaben.
Adoptar

El proyecto

Adopta un trigal de la huerta "Fastuchera" en Cammarata (Italia) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de harina ecológica. El Farmer Nicola cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renovar tu adopción.

El proyecto

Adopta un trigal de la huerta "Fastuchera" en Cammarata (Italia) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de harina ecológica. El Farmer Nicola cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renovar tu adopción.

¿Qué adoptas?
Adoptas un trigal que cultivamos bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea desde 2011. Las variedades Tumminìa, Maiorca y Russulidda son trigos sicilianos antiguos cultivados y procesados según métodos ecológicos que permiten mantener intactas todas sus características nutricionales y organolépticas. Estos trigos son triturados con un molino de piedra, para preservar la microbiota asociada, vitaminas, minerales y proteínas que los convierten en un producto de alta calidad y de fácil digestión. Los tres granos han sido seleccionados y conservados por generaciones de campesinos sicilianos para su autoconsumo y supervivencia: encarnan la historia, la identidad y el vínculo con el territorio. Tumminìa (Triticum durum Desf. var. affine Koern) El Tumminia, o grano marzuolo (trigo de marzo), es probablemente el trigo nativo de Sicilia: hay testigos de su cultivo en la isla desde hace unos 2500 años. Su aroma único y característico recuerda a la almendra y a la malta. La harina de Tumminìa es reconocida por el movimiento internacional Slow Food como parte del patrimonio de la gastronomía italiana por sus cualidades nutricionales y su cultura que combina tradición y respeto por la tierra. A diferencia de las demás variedades, se trata de un trigo de ciclo corto, muy rústico, que se cultivaba especialmente en años muy lluviosos, cuando no era posible sembrar las demás variedades más productivas y había riesgo de hambre. Se sembraba a principios de la primavera y la harina negra de la Tumminìa en la memoria de muchos ancianos era el sabor de los años más difíciles: en el pasado se decía "Nìvuru lu pani e nìvura la fami" (negro el pan, negra el hambre) o para ahuyentar los años malos "tumminìa rara e tardìa fora di la mìa!” (Tumminia poco productiva y tardía alejate de mi casa). Russulidda (Triticum durum var. hordeiforme) La Russulidda y la Maiorca se han introducido desde hace algunos siglos (un poco como las chumberas, los pistachos o los cítricos) y se han adaptado bien a las condiciones ambientales y pedoclimáticas de la isla y durante mucho tiempo han marcado el paisaje agrícola de las zonas interiores. De un color que tiende al rojo del que toma su nombre "Russulidda", se consideraba el trigo duro más valioso para la preparación de pan y pasta, tanto que en algunos países se le llamaba "la priziusa" (la preciosa). Permite elaborar pastas frescas y secas, o panes de masa dura muy digestibles, que pueden conservarse durante varios días y que liberan un ligero aroma herbáceo. Maiorca (Triticum vulgare Host. var. albidum Koern) Maiorca, llamada Roccella en el pasado, es en cambio el trigo blando de la tradición, el trigo del que nació la rica y renombrada tradición pastelera de la isla. Cultivada durante siglos, esta variedad fue abandonada, recuperada y cultivada de forma ecológica. De su característico grano blanco se obtiene una harina blanca suave, rica en proteínas y baja en gluten. Tiene excelentes características de cocción, especialmente para postres. Un trigal produce una media de 6kg cada temporada.
¿Qué recibes?
Cada temporada te enviaremos una caja con: 1x __harina ecológica Tumminìa integral__ (1kg, bolsa de papel) 1x __harina ecológica Tumminìa Tipo 1__ (1kg, bolsa de papel) 1x __harina ecológica Russulidda semi integral__ (1kg, bolsa de papel) 1x __harina ecológica Russulidda integral__ (1kg, bolsa de papel) 1x __harina ecológica Maiorca Tipo 110__ (1kg, bolsa de papel) 1x __harina ecológica Maiorca Tipo 65__ (1kg, bolsa de papel) Embalaje y conservación: Envasaremos tus harinas en bolsas de papel, sin plástico. Estas harinas se pueden conservar hasta 6 meses en un lugar fresco y seco. Variedades: Hemos recuperado y reproducido estas variedades auténticas y originales sin transformación de OGM.
¿Cuándo lo recibes?
Más abajo puedes ver la fecha límite para poder participar en este proyecto (fecha límite de adopción). A partir de esta fecha el Farmer empezará a preparar los pedidos de las cajas que debe enviar. Durante el proceso de compra podrás elegir una de las fechas que el Farmer propone para recibir tu caja. Las harinas se envían en noviembre, durante el período en que se lleva a cabo la primera molienda de trigo nuevo, cosechado en julio y es dejado en reposo durante unos dos meses.
¿Por qué adoptar?
* Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente * Compra directamente al productor. Ayuda a generar mayor riqueza y mejores trabajos en entornos rurales * Planifícate y permite que el Farmer cultive bajo demanda. Así conseguiremos evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta * Premia a los Farmers que se esfuerzan por un packaging y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente
Ecológico
Pequeño Farmer

¿Cómo funciona?

Conoce a los Farmers

Conoce a los Farmers

Adopta y planifica tu cosecha

Adopta y planifica tu cosecha

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Recibe la cosecha a domicilio

Recibe la cosecha a domicilio

Fecha límite adopción 17/10/2021
Entregas a partir del 15/11/2021

Adopta un trigal

Ponle un nombre

País de destino España

Precio final:

40,82€ / Temporada

Incluye adopción, preparación y envío de un pedido.

Adoptar
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Ecológico
seal icon
Pequeño Farmer
seal icon
Farmer familiar
Nicola De Gregorio
Mis abuelos eran agricultores y me transmitieron desde la infancia el amor por la tierra. Después de la Primera Guerra Mundial, mi abuelo materno Nicola pasó cuarenta años cultivando cereales antiguos, almendros, un viñedo y un gran huerto. A principios de los años 80, este paraíso fue destruido y dedicado al cultivo moderno de trigo. Mi abuelo paterno Vicinzinu era zapatero pero pasó la mitad de sus días cuidando olivos. Durante su vida (¡casi cien años!) adquirió otras tierras, las que yo cultivo y que hoy busco enriquecer. Después de mis estudios en Patrimonio Demoantropológico, realicé una investigación sobre la alimentación y las tradiciones agrícolas sicilianas en nombre del Atlas Lingüístico de Sicilia y redescubrí los antiguos cereales, los conocimientos, las tradiciones y las técnicas agrícolas, los sabores olvidados. Durante estas conversaciones, vi que la riqueza y la biodiversidad desaparecían frente a los proyectos de agricultura intensiva y canteras de mármol. Un día, un tractor pulverizó herbicidas en los campos circundantes - mi decisión estaba clara: cuidar mi tierra, y liberarla de estos venenos. Es esta historia de mi familia, de mi región, la que me hizo decidir en 2010 volver definitivamente a la tierra y reunir varias parcelas familiares abandonadas para recuperar, preservar y desarrollar la agro-biodiversidad autóctona de Sicilia, centrándome en este antiguo y tradicional trigo de la región. Trabajo casi exclusivamente por mi cuenta, pero en algunos casos, debido a la falta de máquinas agrícolas, trabajo con contratistas. A veces, especialmente en los momentos con más trabajo del año, mi familia y amigos también me ayudan con el trabajo manual. Es difícil describir mi día a día porque es muy variable dependiendo del periodo del año. En invierno me ocupo de decidir el tipo de cultivo a poner en cada parcela y preparar el terreno para la siembra. Durante la primavera compruebo el estado de salud de las plantas y elimino las malas hierbas en caso de un ataque excesivo. En el caso de las legumbres, la deshierba manual se realiza cada año. En verano soy responsable de cosechar y almacenar legumbres y cereales y de moler estos últimos.
Nicola De Gregorio

"Ser agricultor hoy significa mucho más que cultivar la tierra: significa recuperar la posesión de la tierra, conservarla y defenderla, producir alimentos sanos y transmitir conocimientos y sabores a las generaciones futuras que estaban en peligro de perderse para siempre. Poder ofrecer mis productos directamente al consumidor final, contando su historia, el proceso de producción y las posibles formas de utilizarlos, apoyará nuestro proyecto de conservar y cultivar estas variedades olvidadas, ¡y CrowdFarming lo permite!"

Fastuchera
Fastuchera
La Azienda agricola Fastuchera está situada en el centro-oeste de Sicilia, en el norte de la provincia de Agrigento, entre los pueblos de Cammarata y San Giovanni Gemini. Esta región, habitada desde la prehistoria, se consideraba ya por los romanos como "el granero del imperio" y se considera actualmente una de las zonas socioeconómicas más desfavorecidas de Europa. He estado dirigiendo la finca desde 2010, cuando decidí volver a trabajar las tierras de mis abuelos, abandonadas desde hace años. Estas tierras siempre han sido cultivadas a trigo así que decidí continuar con esta tradición usando trigos antiguos de Sicilia A diferencia de otras fincas, Fastuchera no está constituida por una sola grande parcela sino por diferentes parcelas, todas ellas en el mismo territorio pero distantes entre sí. Se extiende a lo largo de 17 hectáreas, la mayoría de las cuales están dedicadas al cultivo de trigos antiguos (Maiorca, Russulidda y Tumminìa), en rotación con cultivos de leguminosas (garbanzos, judías y lentejas). En el resto de las parcelas mantenemos más de 400 árboles frutales sicilianos (chumberas, olivos, peras, etc.), todos ellos pertenecientes a variedades en peligro de extinción. El objetivo es promover su protección y conservación, fomentar su difusión y reintroducción, crear, dentro del Campo, caminos de conocimiento y educación para las generaciones futuras. Por último, algunas zonas se dejan deliberadamente a la flora natural que transforma el paisaje en un exuberante matorral mediterráneo y además ayudan a fomentar y aumentar la biodiversidad. Se realizan muy pocas intervenciones en estas áreas, principalmente dirigidas a la protección contra incendios. La flora natural es de alguna manera monitoreada y a las especies más raras, cuando es posible, se les permite producir semillas. Algunas plantas silvestres (como la inula viscosa o la artemisia arborea) se cultivan deliberadamente en el olivar tanto por su poder atractivo para los insectos beneficiosos (en particular para los antagonistas de la mosca del aceituna) como por su repelencia para otros (por ejemplo, los pulgones). Las variedades de trigos antiguos, o "grani antichi" que cultivamos, han sido seleccionadas por generaciones de agricultores sicilianos que nos han precedido y que cuentan más que nada la historia y la identidad de mi tierra. Se cultivan de forma natural, sin ningún tipo de tratamiento fitosanitario y sin necesidad de riego. La azienda agricola Fastuchera obtuvo su certificación en Agricultura Ecológica en 2011. Un elemento simbólico de la acción de la azienda Fastuchera es el "Campo de Conservación del Germoplasma", creado con fondos del RDP (Programa de Desarrollo Rural) siciliano de 2007, un recurso genético excepcional que promueve la biodiversidad, y protegido por la red Natura 2000. Se trata de la recuperación de los árboles sicilianos y de los cultivares agrícolas, como las peras y las ciruelas. El cuidadoso estudio de las variedades autóctonas y el hábito de limpiar la tierra a mano me han llevado a desempeñar el papel de guardián de la región, no sólo desde el punto de vista agrícola, sino también desde el punto de vista naturalista. Es a través de esta intervención que algunas especies de flora (asfódelo blanco) y fauna (principalmente arácnidos) han podido repoblar estos campos, aumentando así el valor ambiental del sitio. Nuestros campos de trigos y legumbres están irrigados sólo con la lluvia. La única parcela en la que utilizamos el agua para el riego (durante unos meses y también gracias a los CrowdFarmers) es el Campo de Conservación del Germoplasma. El sistema que utilizamos está equipado con un tanque de almacenamiento y los arbolitos están irrigados por goteo. En el momento de la cosecha, durante los meses más calurosos, mantengo el trigo en un almacén y, a partir de septiembre, casi semanalmente, voy a un molino de piedra para moler el trigo. Cada variedad de trigo tiene diferentes características organolépticas y de éstas elijo cada vez cómo molerlo para obtener el tipo de harina que mejor lo valora. Algunas de las harinas obtenidas son más adecuadas para los productos de panadería, mientras que otras son más adecuadas para la elaboración de pasta. Una parte de la harina obtenida se pone en bolsas y se prepara para su envío, mientras que la parte restante (más grande) se envasa en bolsas más grandes y se entrega a un laboratorio artesanal con el que colaboro desde hace unos diez años en el que se trefilan, secan y envasan las diferentes formas de la pasta. Los residuos de la producción de trigo o de harina se dan a otras granjas o a particulares para la alimentación animal. Los residuos del cultivo de cereales y legumbres en parte se entierran y en parte se almacenan como paja. Por último, los residuos de la poda se utilizan principalmente para nuestro horno de leña y, sobre todo, para alimentar la caldera de biomasa con la que nos calentamos durante el invierno. También hay varias pequeñas áreas de compostaje en la finca.
Adoptar
Información técnica
Dirección
Fastuchera, Cammarata, IT
Altitud
550 m
Equipo
1 hombre
Dimensión
17 hectáreas
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica
Localización