Pomelos de IGP Córcega ecológicos de Domaines De La Taste

6,00 kg/caja

Pomelos de IGP Córcega ecológicos de Domaines De La Taste

6,00 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 6kg de pomelos de IGP Córcega ecológicos
Variedad: star ruby
Un pomelo de tamaño medio sin semillas; la frescura de nuestro pomelo lo convierte en una fruta sabrosa y atractiva, además de jugosa y dulce, con una acidez media
El pomelo puede consumirse al natural, pero también en ensaladas o en mermeladas
La piel de la fruta puede estar cubierta de un ligero polvo blanco; se trata del residuo del tratamiento de arcilla natural que protege los pomelos de las «quemaduras solares» durante los meses en los que el sol es intenso
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2016
No están tratadas con cera ni conservantes (se puede utilizar la cáscara)
No almacenamos la fruta en cámaras frigoríficas, la fruta va del árbol a tu casa
Nuestros árboles no son una fábrica de tornillos: cada fruto es único en aspecto y tamaño
1 kg contiene entre 3 y 4 piezas (en la caja recibirás, dependiendo del tamaño, entre 18 y 24 frutas)
Conservándolas en un lugar fresco y aireado te pueden aguantar unos 15 días en buenas condiciones (si quieres que te aguanten más, puedes guardarlas en la nevera)
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Producto con raíces
seal icon
Farmer 360
seal icon
Ecológico
seal icon
Joven Farmer
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
Loïc De La Taste
Me llamo Loïc De La Taste, tengo 24 años y soy agricultor desde hace 6 años. Desde muy joven, siempre he estado al lado de mi padre en la granja. Como amante de la naturaleza desde niño, resultaba obvio que me incorporaría al mundo agrícola y que continuaría con la finca familiar. Mi padre me animó a estudiar para asegurarse de que no tomara esta decisión por defecto. Obtuve el diploma profesional de mantenimiento náutico, pero no lo dudé ni un segundo y me vine a trabajar a la finca a tiempo completo para ayudar a mi padre en todas las tareas relacionadas con la producción. Desde los 18 años he estado «llevando la fruta a la sala de empaquetado», como dice mi familia para tomarme el pelo. En realidad, es mucho trabajo e incluye el mantenimiento de la tierra, las vallas, los árboles, el cuidado de la fruta y todo el material necesario para la explotación. También dirijo a nuestros temporeros, que vuelven cada año y son entre 25 y 40 personas, según la época del año. No conocí muy bien a mi abuelo, pero sé que el placer y la inmensa satisfacción que el cultivo de cítricos le produce a mi padre y que me transmitió a mí proviene de él. Cuando mi padre tomó la decisión de convertir toda la explotación a la agricultura ecológica y dejar la cooperativa con la que trabajaba, fue un verdadero reto y requirió mucho valor, pero todos le apoyamos a dar ese gran paso. De hecho, el esfuerzo ha merecido la pena, ya que nuestra finca, en la que se cultivan árboles de agricultura 100% ecológica, sigue creciendo y diversificándose. Estoy muy orgulloso de poder cultivar a mi edad productos sanos y sabrosos respetando el medioambiente. Siento un verdadero amor por la tierra y ella nos lo devuelve con creces al regalarnos hermosos frutos llenos de vitaminas y oligoelementos cada temporada. Como es lógico, mis hermanos también se han unido al negocio familiar. Yoann, el mayor de la familia, llegó en 2012. Ayudó a mi padre a desarrollar el negocio y a crear la marca Des Domaines De La Taste. Esto es lo que nos ha permitido salir del anonimato y darnos a conocer bajo la etiqueta Des Domaines De La Taste para vender nuestros productos en el continente y en el extranjero. Anthony se unió a nosotros más tarde, en 2018. Se dedica a la parte administrativa de la explotación. Por tanto, los tres dirigimos ahora el negocio. Los roles se han invertido y ahora es nuestro padre el que acude a la finca por placer para saludar a los temporeros. Junto con mis hermanos, Yoann y Anthony, nos vamos planteando nuevos retos para seguir desarrollando y diversificando la explotación. Ahora estamos especialmente interesados por las frutas exóticas. En 2020 plantamos 2 hectáreas de tierra con cultivos experimentales de mango, maracuyá y lichi de agricultura 100 % ecológica. Nuestro objetivo es probar la compatibilidad del clima mediterráneo y sus suelos para cultivar y hacer madurar las variedades de fruta procedentes de otros lugares de forma natural en este territorio.
Domaines De La Taste
Nuestra explotación está situada en Alta Córcega, cuna nacional de la clementina. Situados entre el mar y la montaña, Les Domaines De La Taste ocupan 110 hectáreas en la llanura oriental de Pianiccia. Desde hace más de 60 años, esta excepcional tierra corsa produce una fruta llena de sol y vitaminas. En 1964, en lo que entonces era solo monte bajo, mis abuelos, Geneviève e Yves De La Taste, plantaron vides y las primeras parcelas de clementinas. Cuando mi padre Bertrand se incorporó al negocio familiar en 1984, él y mi abuelo decidieron ampliar la finca e invertir en una segunda de 30 hectáreas. En la década de los 90, empezaron a reestructurar las parcelas. El viñedo se fue abandonando para diversificar la producción plantando kiwis, ciruelas y pomelos. En 2008, mi padre decidió seguir el camino de la agricultura sostenible y ecológica. Al tratar de implantar sistemas de cultivo más respetuosos con el medioambiente, incluido el uso de microchorros de riego, la explotación ha reducido significativamente su impacto medioambiental. Mi padre siempre ha tenido un vínculo muy fuerte con la naturaleza, por lo que era obvio que la cuidaría y la respetaría reduciendo paulatinamente los insumos y el uso de pesticidas. Esto resultó difícil durante los primeros años de conversión, ya que los árboles tuvieron que aprender a defenderse de las plagas. Poco a poco los árboles se fueron estabilizando y los depredadores de plagas fueron reapareciendo. Hoy en día, la producción de nuestros árboles es estable y la calidad de nuestra fruta ha mejorado mucho en comparación con las parcelas que siguen los métodos convencionales. Hacemos pruebas de suelo anuales en todos nuestros cultivos. Esto nos permite proporcionarles a los árboles solo los abonos ecológicos naturales de liberación lenta que necesitan para alimentarse. Nuestras fincas están rodeadas de matorrales y de un río. Por lo tanto, ninguna granja de los alrededores puede contaminar nuestras parcelas. Para poder responder mejor a las expectativas de los consumidores y crear un vínculo directo con ellos, mi padre también decidió dejar la cooperativa en la que trabajaba. Esto requirió una gran inversión humana y material, pero le permitió controlar mejor la producción, «cultivar su fruta y criarla» como siempre había querido. Mi padre disfruta mucho cuidando de sus árboles y es un placer que nos ha transmitido a mis hermanos y a mí. Hoy le toca a la tercera generación hacerse cargo de la propiedad. De hecho, con mis hermanos Anthony y Yoann, decidimos mantener viva esta preciosa herencia familiar para que un día, a su vez, podamos transmitirla a nuestros hijos. Mis hermanos y yo hemos plantado recientemente aguacates y mangos con el objetivo de ser pioneros en el cultivo de aguacates y mangos ecológicos en Córcega. Les Domaines de la Taste practican agricultura 100% ecológica. Junto con nuestro padre, hemos construido una marca, un sello de calidad «made in Corsica». Nuestros cultivos se riegan con agua agrícola procedente de una presa situada a 10 km de la explotación. Cada árbol necesita 50 litros de agua durante la temporada estival. Utilizamos un sistema de riego por goteo con sensores para controlar los niveles de agua. En nuestra explotación es posible ver hierba entre los árboles. Esto favorece la biodiversidad y nos ayuda a eliminar las plagas. La producción de clementinas genera empleo y, por tanto, riqueza en nuestra hermosa isla de la belleza, Córcega. Siete trabajadores permanentes trabajan con nosotros en la finca, algunos desde hace ya 20 años. En el momento álgido de la temporada, contamos con unos sesenta temporeros que se incorporan a la explotación. Les pagamos de acuerdo con los convenios colectivos. Debido a la naturaleza del trabajo y a las numerosas tareas asociadas a él, no podemos emplear a personas discapacitadas, pero trabajamos a diario para mejorar las condiciones laborales de nuestros trabajadores en la medida de lo posible. No producimos residuos de cosecha, ya que la fruta que está demasiado dañada como para venderla la esparcimos por nuestros campos y así también alimentamos a nuestros preciosos árboles de clementinas. La calidad de nuestra fruta y la forma de recolectarla cumplen el pliego de condiciones de la Indicación Geográfica Protegida (IGP).
Información técnica
Dirección
Domaines De La Taste, Tallone, FR
Altitud
150m
Equipo
10 mujeres, 60 hombres
Dimensión
110ha
Técnicas de cultivo
Cultivo ecológico
Sistema de riego
Riego por goteo
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
vs: 0.29.3_20220630_150854