pistachos Demeter
Casa Cañada
¡Llegas en buen momento! Adopta un pistachero antes de que se acaben.
Adoptar

El proyecto

Adopta un pistachero de la finca "Casa Cañada" en Villamalea (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de pistachos Demeter. El Farmer Julio César cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

El proyecto

Adopta un pistachero de la finca "Casa Cañada" en Villamalea (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de pistachos Demeter. El Farmer Julio César cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

¿Qué adoptas?
Adoptas un pistachero que cultivamos bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea, de la normativa Demeter y la normativa ARBORIGEN desde 2015. Durante el proceso de compra podrás elegir el nombre con el que identificaremos tu pistachero. Nuestros árboles de pistacho son de la variedad Kerman, bien conocida y apreciada en todo el mundo por su gran tamaño y calidad de sus frutos, de gran sabor y consistencia. En Casa Cañada empezamos a cultivar pistachos en el año 2000 siguiendo siempre unas prácticas agrícolas acordes a nuestra filosofía y respeto al medio ambiente. Para ello realizamos un cultivo ecológico, bio-integral y biodinámico. Cultivamos en secano extensivo tradicional español y nuestros árboles solo reciben agua de lluvia. Además, utilizamos un portainjertos autóctono: Cornicabra *(Pistacia terebinthus)*, pequeño árbol nativo de la flora forestal ibérica española. El pistacho *(Pistacia vera)*, como especie silvestre, es oriundo de las altas mesetas continentales de Asia Central, básicamente las antiguas repúblicas centroasiáticas de la extinta URSS (Kirguizistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán) y la región de Baluchistán, fronteriza entre Afganistán y Pakistán. Por el oeste, de manera natural, llega hasta Irán y Siria. En su medio natural soporta temperaturas extremas, que oscilan entre los -40ºC en los rigurosos inviernos de las altas mesetas centroasiáticas, y los +50ºC de los tórridos y extremadamente secos estiajes de dicha región. Actualmente se estima que quedan unos 2,5 millones de hectáreas de pistacho salvaje en el medio natural de estas regiones. El pistacho fue domesticado hace unos 4.000 años en la antigua Persia (actual Irán), siendo esta zona su foco de cultivo y expansión. En la Cuenca Mediterránea fue introducido durante la dominación romana, llegando a la provincia imperial de Hispania en el año 63 de la mano de Pompeyo Craso. Sin embargo, es durante la dominación árabe cuando alcanza su gran apogeo, desarrollo y extensión en la Península Ibérica. Con la expulsión definitiva de los musulmanes de España (la Reconquista) por los Reyes Católicos en 1492, los cristianos, antaño dedicados al arte de la guerra, tuvieron también que controlar y ordenar la agricultura. En aquella época el pistacho era la única especie agronómica dioica en la península (árboles machos y árboles hembras). Este aspecto, desconocido por los cristianos, los llevó a eliminar todos los árboles machos por ser considerados improductivos. Así, las hembras dejaron de dar fruto de forma repentina al no ser polinizadas. Ante esta situación, los cristianos comenzaron a eliminar este cultivo por ser improductivo. El nombre vernáculo del Pistacho en castellano antiguo era ALFONCIGO (del árabe- hispano alfústaq) Nuestra apuesta por la calidad junto con nuestros esfuerzos en un modelo de producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente nos ha llevado a ganar diversos premios en nuestros productos, entre los que podemos destacar el premio recibido por nuestros pistachos: Premio absoluto al “producto más saludable y de mejor calidad” en la Feria Internacional Speciality/Gourmet, Dubai (E.A.U) octubre 2015. Por otro lado, hemos recibido otros premios alineados a nuestra filosofía en contra del desperdicio alimentario Realizamos la programación de nuestras actividades agronómicas (tales como abonados orgánicos, podas, laboreos, etc.) siguiendo estrictamente el calendario lunar. Aportamos nutrientes de origen vegetal y mineral a través de estiércol de oveja fermentado y realizamos una cubierta vegetal espontánea durante al menos cuatro meses al año. Además, llevamos a cabo una restauración botánico-forestal con árboles y arbustos autóctonos de la Península Ibérica en todos los linderos, ribazos, setos, bordes de caminos y zonas marginales de la finca con el objetivo de favorecer la lucha biológica integrada. Se puede decir que en Casa Cañada siempre se ha apostado por un cultivo ecológico, por lo que nuestra certificación en el Comité de Agricultura Ecológica en 2009 no supuso ningún esfuerzo ¡ya veníamos cumpliendo los requisitos desde hace años! Más tarde, decidimos dar un paso más y en el año 2015 fuimos los primeros productores de pistacho Biodinámico con sello Demeter. Sin embargo, buscando reducir el impacto del hombre en el medio natural, y hacer un uso responsable del agua, nos certificamos en 2019 como cultivo Bio-Integral con el sello ARBORIGEN. La vida productiva de un pistachero es de unos 100-120 años. Mientras tú quieras y nosotros podamos seguir cuidándolo, podrás renovar tu adopción año tras año. Si tu pistachero muere, te lo repondremos sin ningún coste adicional y asegurándote el envío de cosecha de otros. Un pistachero produce una media de 2kg cada temporada.
¿Qué recibes?
Cada temporada te enviaremos la caja que elijas durante el proceso de adopción. __Caja pequeña:__ 1 x Pistacho crudo con cascara (saco de 1 kg) __Caja grande:__ 2 x Pistacho crudo con cascara (sacos de 1 kg) Recibe tu caja de pistachos de la variedad Kerman, crudos, de textura dulce y cremosa. Un pistacho único que conserva todo su sabor, ni tostado ni salado, ¡un pistacho excepcional con el mínimo procesado! El injerto sobre la variedad autóctona Pistacia terebinthus, tradicionalmente utilizada para la obtención de trementina, aporta a nuestros pistachos sabores y aromas apiñonados. Además, su contenido en humedad en torno al 7% (mayor que el del pistacho tostado) hace que nuestro pistacho sea más blando y cremoso. Puedes comer los pistachos en cualquier momento del día, como un snack entre horas o acompañado de una cerveza o un vino. También puedes probar a introducirlos en recetas como ensaladas, panes, bollos… ¡Siéntete libre y experimenta! Te recomendamos que conserves los pistachos en una zona a temperatura ambiente, protegido de la luz solar directa y de fuentes de radiación. Su bajo contenido en humedad prolonga su tiempo de conservación hasta un año. Cuidamos al detalle todas las fases para ofrecer el mejor producto: durante la cosecha, dedicamos las mañanas a la recogida del pistacho y las tardes a pelar la pulpa exterior (exocarpo), de esta forma evitamos el desarrollo de hongos. Posteriormente, secamos el fruto durante dos días al sol, y lo almacenamos hasta tener todo el pistacho cosechado. Una vez cosechado y secado todo el pistacho, una empresa externa realiza la selección, desechando aquellos vacíos y separando los que no alcanzan el mejor calibre, que es el que queremos ofrecer a nuestros CrowdFarmers
¿Cuándo lo recibes?
Más abajo puedes ver la fecha límite para poder participar en este proyecto (fecha límite de adopción). A partir de esta fecha el Farmer empezará a preparar los pedidos de las cajas que debe enviar. Durante el proceso de compra podrás elegir una de las fechas que el Farmer propone para recibir tu caja. La recolección del pistacho en nuestra zona se realiza normalmente a principios de octubre (algunos años a finales de septiembre) y dura aproximadamente un mes. Recibes tus pistachos en marzo. Nuestro proceso de preparación del pistacho es algo complejo, y hemos fijado esta fecha de entrega para asegurar que no haya retrasos.
¿Por qué adoptar?
* Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente * Compra directamente al productor. Ayuda a generar mayor riqueza y mejores trabajos en entornos rurales * Planíficate y permite que el Farmer cultive bajo demanda. Así conseguiremos evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta * Premia a los Farmers que se esfuerzan por un packaging y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente
Ecológico
Biodinámica
Vegano

¿Cómo funciona?

Conoce a los Farmers

Conoce a los Farmers

Adopta y planifica tu cosecha

Adopta y planifica tu cosecha

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Deja trabajar al Farmer y a la naturaleza

Recibe la cosecha a domicilio

Recibe la cosecha a domicilio

Fecha límite adopción 08/02/2021
Entregas a partir del 04/03/2021

Adopta un pistachero

Ponle un nombre

Elige tu caja

Caja pequeña
Caja grande

País de destino España

Precio final:

32,32€ / Temporada

Incluye adopción, preparación y envío de un pedido.

Adoptar
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Biodinámica
seal icon
Vegano
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Ecológico
seal icon
Farmer familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Julio César Vergara
La agricultura siempre ha estado presente en mi familia y entorno, y a pesar de haber estudiado derecho siempre he sido un apasionado de la agricultura y la naturaleza. Desde muy joven he trabajado activamente en proyectos de conservación de la naturaleza ibérica, con grupos como WWF-España o FAPAS (Fondo Asturiano de Protección de los Animales Salvajes). Desde muy pequeño he pasado los veranos en la finca con mi familia, levantándome muy temprano y aprendiendo sobre los cultivos típicos de la comarca de la mano de mi padre. Nuestras andaduras en Finca Casa Cañada comienzan con un proyecto de conservación de la Naturaleza a través de la instalación de un vivero forestal de especies autóctonas ibéricas. Diez años más tarde, después de haber investigado qué cultivos se adaptarían mejor a nuestra zona en secano, comenzamos a desarrollar el sector agrícola de la finca con el cultivo del almendro y pistacho. Actualmente el equipo de Finca Casa Cañada está formado por seis personas, llegando a superar las 25 en campaña de recolección. Por lo general, Ángel se encarga de la dirección de la finca desde el punto de vista agrícola, es nuestro especialista en injertos y se encarga de organizar el calendario de labores de campo. Mi primo Carlos es nuestro jefe de almacén, una persona meticulosa y perfeccionista que cuida al detalle que todos los pedidos salgan de la forma adecuada. Antonio se ocupa de la logística, y suele estar mano a mano con Carlos, aunque siempre está dispuesto para salir al campo y ayudar allí con lo que haga falta. De los temas administrativos se ocupa mi hermano Pepe y Álvaro es quien se encarga de las relaciones comerciales. Por último, yo asumo la gerencia de la empresa, y por lo tanto, me encargo de organizar los distintos trabajos de nuestro equipo para que todo funcione correctamente. En Casa Cañada decidimos entrar en CrowdFarming para dar a conocer nuestros productos a la comunidad de consumidores europeos que buscan productos de excelentes características organolépticas, cultivados con el mayor nivel agronómico y ambiental actual.
Julio César Vergara

"Estoy muy ilusionado de poder ofrecer los productos de Finca Casa Cañada a clientes de otros países a través de CrowdFarming. Espero que nuestro producto alcance vuestras expectativas tanto en calidad como en sabor y sea el comienzo de una gran relación."

Casa Cañada
Casa Cañada
Finca Casa Cañada recibe su nombre de los tiempos de la “Mesta”, cuando en el siglo XI el ganado ovino tuvo una gran importancia económica en nuestro país. La exportación de lana y la fabricación castellana de paños provocó la trashumancia de los rebaños por toda España. Estas zonas de paso de pastores y ovejas fueron conocidas como cañadas y hoy, dan el nombre a nuestra finca, que vio pasar miles de ovejas. Nuestra finca se encuentra en el término municipal de Villamalea, a unos 10 km del centro urbano, en la provincia de Albacete. La plantación de pistacho, almendra, jinjolero, acerolo, cermeña y olivo se encuentra rodeada de bosque y matorral mediterráneo. Además, tenemos una colección naturalizada en setos de más de 250 especies autóctonas de la península ibérica. Nos encontramos en el entorno del Parque Natural de las Hoces del río Cabriel, con el cañón en estado salvaje más grande de la Península Ibérica (unos 30 km, sin carreteras ni sendas). Aquí habitan especies faunísticas como la nutria, gineta, gato montés, cabra montesa… lo que hace a nuestra finca un lugar único. Hoy en día, nuestra comarca goza de buena salud económica gracias a que la propiedad agraria está muy repartida en fincas de tamaño medio. En Casa Cañada fuimos los primeros productores de almendra en nuestra comarca en Cultivo Biodinámico, por lo que hemos contribuido a su dinamización. Actualmente, muchos agricultores han transformado sus cultivos de cereal y viñedo al cultivo del pistacho o almendro. En Casa Cañada estamos orgullosos de ser una empresa familiar y dar continuidad a la pasión por la agricultura que sentían nuestros abuelos, que cultivaron estas tierras de viña y cereal. En los últimos años, hemos ido sustituyendo la viña y el cereal por almendra, pistacho y especies forestales autóctonas. Apostamos por un cultivo extensivo y en secano. Queremos combatir el mayor problema agroambiental actual: el consumo de las aguas fósiles subterráneas para producir frutos que se han cultivado siempre en secano, como pueden ser el pistacho, la almendra o el olivo. Las precipitaciones en nuestra zona son de unos 350 mm anuales y con ellas viven nuestros árboles. Sin embargo, nuestro vivero forestal necesita agua para el desarrollo de las plantas más jóvenes. Para ello, hemos diseñado un sistema de acumulación de agua mediante pequeñas presas. Nuestra inspiración vino al descubrir en nuestra finca unos vestigios árabes de aprovechamiento de agua. El manejo agrícola en nuestra finca se realiza bajo las certificaciones de Cultivo Ecológico (CAAE), Cultivo Biodinámico (DEMETER) y Cultivo Bio-Integral (ARBORIGEN). De esta forma, llevamos a cabo una agricultura sostenible que busca el equilibrio entre el entorno natural y la intervención del hombre en el mismo. Aplicamos nuestros principios empezando por las raíces, utilizando como portainjertos variedades tradicionales autóctonas que sobreviven en secano. Queremos cuidar nuestro suelo y para ello dejamos crecer la hierba durante 4 meses al año. Los meses restantes las escasas lluvias en nuestra zona nos obligan a reducir la presencia de malas hierbas mediante varios arados superficiales. Así, evitamos la competencia de nuestros cultivos con las otras plantas y garantizamos una buena cosecha. Además, arando incorporamos la hierba al suelo como abono orgánico y mejoramos la capacidad de absorción de agua. Actualmente estamos experimentando con cubiertas vegetales de leguminosas, aunque no hemos implementado de forma definitiva este sistema. Mis andaduras en Casa Cañada comenzaron con un vivero forestal, por lo que nunca hemos perdido de vista la importancia de mantener la flora y fauna original de la zona y de la Península Ibérica. Mediante la restauración botánico-forestal de linderos, setos, ribazos, bordes de caminos y áreas marginales de la finca favorecemos la creación de hábitats para la avifauna insectívora y pequeños mamíferos depredadores que controlan potenciales plagas. En nuestra finca puedes encontrar un mínimo de 20 especies diferentes de árboles y arbustos autóctonos de la Península Ibérica. En nuestra finca no disponemos de energías renovables ya que al no necesitar bombas de riego ni otra maquinaria, no consumimos ningún tipo de energía. Además, somos residuo cero, aprovechando cualquier subproducto o residuo que pueda generarse en nuestra finca. Los restos de poda, exocarpos y cáscaras se compostan y sirven de nutrientes para nuestros cultivos. Por otro lado, los pistachos y almendras de menor calibre o trozos se aprovechan para la elaboración de pastas, aceites y turrones. La selección del mejor producto para nuestros CrowdFarmers la realizamos apoyándonos en una empresa externa, certificada en ecológico y Demeter. Así, con la mejor tecnología separamos impurezas y frutos vacíos mediante soplado y clasificamos el fruto por calibres mediante tecnología óptica. Por último, un equipo de mujeres realiza en nuestra finca la última inspección visual garantizando que no haya ningún fruto que incumpla nuestros parámetros de calidad. Nuestro equipo está formado por seis personas fijas, llegando a ser hasta 25 personas en las épocas de cosecha, así es como nosotros aportamos contra el éxodo rural que azota las zonas rurales de nuestro país. Algunas llevan con nosotros desde el inicio del proyecto, en 1990. Todos nuestros trabajadores reciben un salario acorde al convenio colectivo. Al ser una empresa de carácter familiar, somos flexibles y no nos importa ampliar el periodo de vacaciones remuneradas de nuestros trabajadores si lo necesitan.
Adoptar
Información técnica
Dirección
Casa Cañada, Villamalea, ES
Altitud
700m
Equipo
6 hombres
Dimensión
100 ha
Técnicas de cultivo
Agricultura ecológica y biodinámica
Localización