pistachos ecológicos Demeter
Casa Cañada

pistachos ecológicos Demeter

Fin temporada de adopción
Ver otros proyectos
Información
Historia
El proyecto

Adopta un pistachero de la finca "Casa Cañada" en Villamalea (España) y recibe tu cosecha a domicilio en forma de pistachos ecológicos Demeter. El Farmer Julio César cuidará de tu adopción y le sacará una foto. También podrás descargarte un certificado de adopción y, si quieres, planificar una visita a la finca. No hay compromiso de permanencia: una vez que recibas el producto y si te gusta la experiencia, podrás decidir si renuevas tu adopción.

seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Biodinámica
seal icon
Vegano
seal icon
Ecológico
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
¿Qué adoptas?

Adoptas un pistachero que cultivamos bajo la normativa de Agricultura Ecológica de la Unión Europea, de la normativa Demeter y la normativa ARBORIGEN desde 2015. Durante el proceso de compra podrás elegir el nombre con el que identificaremos tu pistachero. Nuestros árboles de pistacho son de la variedad Kerman, bien conocida y apreciada en todo el mundo por su gran tamaño y calidad de sus frutos, de gran sabor y consistencia. En Casa Cañada empezamos a cultivar pistachos en el año 2000 siguiendo siempre unas prácticas agrícolas acordes a nuestra filosofía y respeto al medio ambiente. Para ello realizamos un cultivo ecológico, bio-integral y biodinámico. Cultivamos en secano extensivo tradicional español y nuestros árboles solo reciben agua de lluvia. Además, utilizamos un portainjertos autóctono: Cornicabra *(Pistacia terebinthus)*, pequeño árbol nativo de la flora forestal ibérica española. El pistacho *(Pistacia vera)*, como especie silvestre, es oriundo de las altas mesetas continentales de Asia Central, básicamente las antiguas repúblicas centroasiáticas de la extinta URSS (Kirguizistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán) y la región de Baluchistán, fronteriza entre Afganistán y Pakistán. Por el oeste, de manera natural, llega hasta Irán y Siria. En su medio natural soporta temperaturas extremas, que oscilan entre los -40ºC en los rigurosos inviernos de las altas mesetas centroasiáticas, y los +50ºC de los tórridos y extremadamente secos estiajes de dicha región. Actualmente se estima que quedan unos 2,5 millones de hectáreas de pistacho salvaje en el medio natural de estas regiones. El pistacho fue domesticado hace unos 4.000 años en la antigua Persia (actual Irán), siendo esta zona su foco de cultivo y expansión. En la Cuenca Mediterránea fue introducido durante la dominación romana, llegando a la provincia imperial de Hispania en el año 63 de la mano de Pompeyo Craso. Sin embargo, es durante la dominación árabe cuando alcanza su gran apogeo, desarrollo y extensión en la Península Ibérica. Con la expulsión definitiva de los musulmanes de España (la Reconquista) por los Reyes Católicos en 1492, los cristianos, antaño dedicados al arte de la guerra, tuvieron también que controlar y ordenar la agricultura. En aquella época el pistacho era la única especie agronómica dioica en la península (árboles machos y árboles hembras). Este aspecto, desconocido por los cristianos, los llevó a eliminar todos los árboles machos por ser considerados improductivos. Así, las hembras dejaron de dar fruto de forma repentina al no ser polinizadas. Ante esta situación, los cristianos comenzaron a eliminar este cultivo por ser improductivo. El nombre vernáculo del Pistacho en castellano antiguo era ALFONCIGO (del árabe- hispano alfústaq) Nuestra apuesta por la calidad junto con nuestros esfuerzos en un modelo de producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente nos ha llevado a ganar diversos premios en nuestros productos, entre los que podemos destacar el premio recibido por nuestros pistachos: Premio absoluto al “producto más saludable y de mejor calidad” en la Feria Internacional Speciality/Gourmet, Dubai (E.A.U) octubre 2015. Por otro lado, hemos recibido otros premios alineados a nuestra filosofía en contra del desperdicio alimentario Realizamos la programación de nuestras actividades agronómicas (tales como abonados orgánicos, podas, laboreos, etc.) siguiendo estrictamente el calendario lunar. Aportamos nutrientes de origen vegetal y mineral a través de estiércol de oveja fermentado y realizamos una cubierta vegetal espontánea durante al menos cuatro meses al año. Además, llevamos a cabo una restauración botánico-forestal con árboles y arbustos autóctonos de la Península Ibérica en todos los linderos, ribazos, setos, bordes de caminos y zonas marginales de la finca con el objetivo de favorecer la lucha biológica integrada. Se puede decir que en Casa Cañada siempre se ha apostado por un cultivo ecológico, por lo que nuestra certificación en el Comité de Agricultura Ecológica en 2009 no supuso ningún esfuerzo ¡ya veníamos cumpliendo los requisitos desde hace años! Más tarde, decidimos dar un paso más y en el año 2015 fuimos los primeros productores de pistacho Biodinámico con sello Demeter. Sin embargo, buscando reducir el impacto del hombre en el medio natural, y hacer un uso responsable del agua, nos certificamos en 2019 como cultivo Bio-Integral con el sello ARBORIGEN. La vida productiva de un pistachero es de unos 100-120 años. Mientras tú quieras y nosotros podamos seguir cuidándolo, podrás renovar tu adopción año tras año. Si tu pistachero muere, te lo repondremos sin ningún coste adicional y asegurándote el envío de cosecha de otros. Un pistachero produce una media de 2kg cada temporada.

¿Qué recibes?

Cada temporada te enviaremos la caja que elijas durante el proceso de adopción. __Caja pequeña:__ 1 x Pistacho crudo con cascara (saco de 1 kg) __Caja grande:__ 2 x Pistacho crudo con cascara (sacos de 1 kg) Recibe tu caja de pistachos de la variedad Kerman, crudos, de textura dulce y cremosa. Un pistacho único que conserva todo su sabor, ni tostado ni salado, ¡un pistacho excepcional con el mínimo procesado! El injerto sobre la variedad autóctona Pistacia terebinthus, tradicionalmente utilizada para la obtención de trementina, aporta a nuestros pistachos sabores y aromas apiñonados. Además, su contenido en humedad en torno al 7% (mayor que el del pistacho tostado) hace que nuestro pistacho sea más blando y cremoso. Puedes comer los pistachos en cualquier momento del día, como un snack entre horas o acompañado de una cerveza o un vino. También puedes probar a introducirlos en recetas como ensaladas, panes, bollos… ¡Siéntete libre y experimenta! Te recomendamos que conserves los pistachos en una zona a temperatura ambiente, protegido de la luz solar directa y de fuentes de radiación. Su bajo contenido en humedad prolonga su tiempo de conservación hasta un año. Cuidamos al detalle todas las fases para ofrecer el mejor producto: durante la cosecha, dedicamos las mañanas a la recogida del pistacho y las tardes a pelar la pulpa exterior (exocarpo), de esta forma evitamos el desarrollo de hongos. Posteriormente, secamos el fruto durante dos días al sol, y lo almacenamos hasta tener todo el pistacho cosechado. Una vez cosechado y secado todo el pistacho, una empresa externa realiza la selección, desechando aquellos vacíos y separando los que no alcanzan el mejor calibre, que es el que queremos ofrecer a nuestros CrowdFarmers

¿Cuándo lo recibes?

Durante el proceso de compra podrás elegir una de las fechas que el Farmer propone para recibir tu caja. La recolección del pistacho en nuestra zona se realiza normalmente a principios de octubre (algunos años a finales de septiembre) y dura aproximadamente un mes. Recibes tus pistachos en marzo. Nuestro proceso de preparación del pistacho es algo complejo, y hemos fijado esta fecha de entrega para asegurar que no haya retrasos.

¿Por qué adoptar?
Conoce quién, cómo y dónde se producen tus alimentos. Adquiere tus alimentos de forma consciente, directa y consecuente.
Comprar sin intermediarios permite al productor obtener mejores precios. Esto ayuda a generar mejores trabajos y condiciones sociales en entornos rurales.
Cuando adoptas algo permites al productor que se asegure la venta a un precio cerrado y producir bajo demanda. Así se consigue, además, evitar el desperdicio de comida que se cultiva sin que tenga venta.
Apoya a los productores que se esfuerzan por un embalaje y unas prácticas de cultivo que respetan el medio ambiente.
version: 0.73.0_20221201_170906