Vino ecológico tempranillo de Bodega Palomillo

4,50 l/caja

Vino ecológico tempranillo de Bodega Palomillo

4,50 l/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 4.5l de vino tinto ecológico Está por venir tempranillo
Variedad: tempranillo
3 x Vino Joven “Está por venir” (0,75l cada botella): presenta un color rojo cereza, con una lágrima en copa de caída lenta, su aroma recuerda frutos rojos, tierra mojada y trufa
3 x Vino de Barrica “Está por venir” (0,75l cada botella): presenta un color rojo cereza con tono violáceos, en copa presenta una gran lágrima de caída lenta, tiene un intenso aroma a frutos rojos y negros maduros, con toque torrefacto y vainilla
Cultivo ecológico certificado por el sello europeo de Agricultura Ecológica desde 2016
Podrás disfrutar nuestro vino con cualquier tipo de alimento como carnes, pastas, pizzas o alimentos picantes
Recomendamos mantener las botellas tumbadas en posición horizontal para que el vino siempre toque el corcho, la temperatura ideal para conservar el vino es de 15/18ºC
Podrás consumir el vino en un periodo de 2 (vino joven) o 3 años (vino de barrica) siempre que su conservación sea la adecuada
Estos vinos fueron catados por catadores profesionales independientes y han recibido la puntuación media de 83,5 (de 100), puedes consultar más info si pinchas en el sello "análisis adicionales"
Advertencia sobre bebidas alcohólicas
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
Zona despoblada
seal icon
BPA free
seal icon
Farmer 360
seal icon
Ecológico
seal icon
Pequeña explotación
seal icon
Farm familiar
seal icon
Acepta visitas
seal icon
Análisis adicionales
Paco Palomillo
Me llamo Francisco García Parra aunque si preguntas por el pueblo me conocerán como Paco Palomillo. Mi mujer y yo nos dedicamos al vino porque es algo que siempre nos ha apasionado y lo llevamos en las entrañas por nuestros antepasados. Recuerdo a mis bisabuelos, abuelos, e incluso mis padres contándome desde siempre, que en época de la antigua Cartago, la zona donde actualmente está la Bodega Palomillo era afamada por la calidad de los vinos que producían. Si ya en el pasado esta zona era reconocida por sus viñedos y por la calidad de sus caldos, ¿por qué no retomar la tradición y volver a situarla en el mundo de la viticultura? Decidimos cultivar las cepas en ecológico para cultivarlas como se hacía antaño, conseguir las características originarias del vino y diferenciarnos del resto de bodegas. A diario visito el viñedo para ver el estado de las cepas, ya que todo les afecta y esa es la única manera de poder controlarlo. Trato a las cepas con mucho cariño, observándolas cuidadosamente y analizando su evolución a lo largo del año. Una vez se produce la vendimia, en bodega hay que tener un control diario, principalmente en el primer mes tras moler. En esta época hay que mover los caldos incluso hasta tres veces al día para que se fermente correctamente y no se eleve la temperatura. Luego hay que vigilar el proceso semanalmente y comprobar que todo está en orden. Dentro de nuestra pequeña familia hay tres grandes mujeres, Ines Asensio, copropietaria de la Bodega; Rosa Pascual, Enóloga de confianza e Isabel Ortega, encargada de la administración y comercialización. Queremos trabajar con CrowdFarming porque nos encanta este proyecto, de esta forma el cliente puede llevar un control de sus productos. ¡Incluso te invitamos a colaborar en sus procesos si lo deseas!, es una manera muy diferente de saber lo que consumes y ver lo laborioso que es, pero siempre la recompensa está al final, cuando el vino está encima de nuestra mesa y lo podemos compartir con los que más queremos.
Bodega Palomillo
Nuestra finca se llama Palomillo, este nombre tiene su origen en un apodo familiar que llevaban mi abuelo, mi padre y ahora yo. La finca está situada en el Cabezo la Jara dentro de la Sierra de las Estancias, localidad de Vélez Rubio, a 980 metros de altura. Está rodeada de nogales protegidos y cultivos ecológicos de almendros. Encontramos en nuestro entorno montes con vegetación nativa sin alterar, caminos de tierra, ramblas y es posible ver multitud de animales silvestres como conejos, jabalíes o águilas. La zona donde está la finca tiene una densidad de población muy baja. En las cercanías puedes encontrar pequeños cortijos (casas típicas del sur de España) destinados en su mayoría a turismo rural. Hay también un hotel rural que es excepcional. Con suerte puedes cruzarte al típico ganadero de ovejas con sus rebaños. Y lo mejor de todo es que no hay mucha cobertura, ¡el lugar es perfecto para poder desconectar! Nuestra bodega es pequeña y familiar, trabajamos tres personas, mi mujer Inés María, Isabel Ortega, que nos ayuda a las labores comerciales, y yo Francisco García. Isabel lleva dos años con nosotros, antes estábamos mi mujer y yo solos. Dependiendo de las labores contratamos jornaleros temporales especializados en viñedos para que nos ayuden con las labores de la finca. Con este proyecto pretendemos revivir la producción de vinos como los que se hicieron siglos atrás en la Sierra de las Estancias. Aquí era tradicional el cultivo de uva desde los tiempos de la antigua Cartago, hasta que llegó una plaga de filoxera a finales del s. XIX que arrasó con todos los viñedos de la zona. La plaga inviabilizó durante muchos años el cultivo de la vid, y los agricultores sustituyeron las cepas por almendros y “olvidaron” hacer vino. Esta finca fue adquirida por nosotros en el año 2000 con la idea de emprender este proyecto. Pasó una década hasta que pudimos comenzar a materializar el sueño de tener nuestra propia bodega. El proceso se aceleró por la crisis de 2008, que nos afectó mucho ya que nuestra principal fuente de ingresos estaba relacionada con la construcción. Nos dimos cuenta de que necesitábamos diversificar la economía familiar y decidimos avanzar con nuestra pasión. En 2010 plantamos las cepas actuales. Mientras las vides crecían hicimos el proyecto arquitectónico de la bodega. En 2015 por fin pudimos construir la bodega y en 2016 comercializamos nuestro primer vino. Hemos hecho una gran inversión para recuperar la producción de vino en la zona que apenas ahora comienza a dar sus primeros frutos. La finca es un cultivo de secano, que depende completamente de las precipitaciones, incluyendo nevadas invernales. Tenemos instalado un sistema de riego auxiliar que usamos en caso de emergencia extrema. Si el año es extremadamente seco, o cuando las vides son muy jóvenes, les podemos dar un “refrescón” en verano llevando agua con cisternas. Todos nuestros viñedos están en plantación ecológica por lo que usamos bastante la prevención de plagas y solo aplicamos productos autorizados en el cultivo ecológico. Controlamos el crecimiento de la hierba de forma manual que se deja en las líneas de la plantación para proteger el suelo de la erosión y para que se composte y vuelva en forma de nutrientes a la tierra. Los sarmientos (tallos de la poda) se utilizan como leña en algunos restaurantes de clientes para la elaboración de ciertas comidas.
Información técnica
Dirección
Bodega Palomillo, Vélez-Rubio, ES
Altitud
980m
Equipo
2 mujeres y 1 hombre
Dimensión
10 ha
Sistema de riego
Lluvia
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
version: 0.72.2_20221129_165226