Miel de flores silvestres del Jura de BioDemain

2,00 kg/caja

Miel de flores silvestres del Jura de BioDemain

2,00 kg/caja

Compra directamente al productor. Sin intermediarios.
Cosecha limitada y de temporada.
El Farmer no envía (de momento) al país seleccionado:  Estados Unidos
Especificaciones
Contenido de la caja: 1 caja contiene 2kg de miel de flores silvestres del Jura
Raza: Buckfast
4 x Miel de flores silvestres del Jura (500 g por unidad, tarro de cristal)
Miel elaborada con diversas variedades de flores o esencias vegetales de Francia ; de un bonito color amarillo, esta miel tiene la particularidad de cristalizar rápidamente; cuenta con un perfume dulce y amaderado y un sabor cremoso y ligeramente afrutado ; cada tarro puede variar ligeramente según las esencias y las flores recogidas por las abejas
Cultivo en conversión a agricultura ecológica desde 2020
Puede consumirse en tostadas, como acompañamiento en postres o a modo de broche en los platos, ¡todas las formas son buenas para disfrutar de nuestra cremosa miel!
A pesar de no tener fecha de caducidad, a partir de los tres años de la cosecha, perderá su sabor y su calidad nutricional
seal icon
Guardián del medioambiente
seal icon
En conversión a Ecológico
seal icon
Sin plásticos
seal icon
Pequeña explotación
seal icon
Acepta visitas
Vincent Pigourier
Me llamo Vincent y soy apicultor desde hace 15 años. Aunque procedo de Ain, me instalé en Doubs en 2010. He estado trabajando con mi socio Gilles durante 13 años y Vaja, un aprendiz que comenzó a trabajar con nosotros hace 5 años y ahora se ha convertido en nuestro socio. A partir de nuestras cosechas, producimos miel de abeto, acacia y flores silvestres. Estudié ingeniería y trabajé en la industria petrolera. Me hice muchas preguntas sobre el alcance de mi trabajo y sobre lo que realmente quería hacer. Quería un trabajo con un propósito. Al conocer a Gilles, mi socio, descubrí la apicultura y juntos, en enero de 2016, creamos Le Rucher du Comtois. Decidí seguir este camino porque siempre me han fascinado las abejas: son animales muy inteligentes que desempeñan un papel esencial en el buen funcionamiento de la biodiversidad gracias a su capacidad de polinización. Me llevó mucho tiempo entrar en el negocio y requirió mucha inversión. De hecho, aprender todos los mecanismos y todas las técnicas adecuadas exige tiempo y una importante inversión económica. Se trata de un trabajo apasionante porque hay mucho que hacer. No nos limitamos a observar el trabajo de las abejas, como algunos piensan. Es necesario realizar un mantenimiento constante del colmenar para comprobar que las abejas están sanas, incluso durante el periodo invernal. Y durante la cosecha de miel, la carga de trabajo se multiplica por diez. En función del equipamiento que se use, puede ser un trabajo muy físico. La desoperculación, es decir, la eliminación de los opérculos que cierran las celdas del panal, así como la extracción de la miel, son actividades muy laboriosas. Solo somos tres en la granja, y para no caer en la rutina, cambiamos con frecuencia de tareas, sobre todo porque la apicultura ecológica requiere mucho tiempo. Antes trabajaba en el sector convencional y, tras un largo periodo de reflexión y preparación de entre 3 y 4 años para pasarme a lo ecológico, finalmente di el paso. La reflexión es un paso obligatorio, tanto antes como durante la conversión. Es importante saber cómo afrontar los cambios derivados de este nuevo método de producción. La conversión a la agricultura ecológica es una aventura que nos ha llevado a descubrir una nueva forma de ver la apicultura. También es algo desconocido, ¡un gran salto al vacío! ¡Y un gran reto por delante! El CrowdFarming es una gran oportunidad para explicarles a los consumidores qué es la conversión ecológica, ya que es un camino lleno de desafíos, pero también para demostrarles que un producto en conversión no tiene nada que envidiarle a su equivalente ecológico.
Le Rucher du Comtois - BioDemain
Le Rucher du Comtois : decidí instalar mis 500 colmenas en el corazón de las montañas del Jura y rodeado por el río Doubs, no lejos de Besançon y en un perímetro de 20 km a la redonda de la granja. Mi colmenar está situado en el Franco Condado, de ahí el nombre de «Le Comtois». Los enjambres están a 618 m de altitud porque el Doubs es uno de los departamentos franceses más altos. El Franco Condado ha forjado su identidad gastronómica a través de sus paisajes y sus suelos, donde los agricultores comparten su saber hacer ancestral y lo mantienen vivo. Le Rucher du Comtois trabaja principalmente en la producción de mieles cosechadas en las distintas mesetas de la región con el fin de obtener una variedad resultante única de nuestros terrenos. La producción depende del trabajo de nuestras abejas, que están sujetas a los caprichos del clima. Hay que respetar a las abejas y su desarrollo a lo largo de las estaciones y también los recursos presentes en el territorio. De hecho, en 2020, decidí dar el salto a un modelo de producción sostenible para cuidar mi salud y la de mis compañeros. Al optar por lo ecológico, podía evitar los tratamientos químicos convencionales que requieren el uso de monos y mascarillas. Este compromiso es el resultado de una larga fase de reflexión y preparación. De hecho, la transición a la agricultura ecológica implica varios cambios. Por ejemplo, para mantener la explotación, tuve que reducir el número de colmenas porque la apicultura ecológica requiere mucho tiempo. De este modo, pasé de 700 colmenas convencionales a 500 ecológicas. Además, la producción de miel ecológica requiere más organización. En concreto, siempre tengo que estar atento a la tasa de infección del parásito Varroa, que, si supera un determinado umbral, puede destruir las colmenas y acabar con los cultivos. A pesar de que los tratamientos convencionales pueden deshacerse de él con relativa facilidad, las técnicas ecológicas son mucho más limitadas. Finalmente, tuve que invertir en reservas de miel, que extraje durante las épocas de bonanza sin dañar la colonia. Aunque las abejas sean autosuficientes, hay que estar preparado para posibles hambrunas que les resultarían fatales. Respecto a la gestión de los recursos, se creó un estanque para recoger el agua de lluvia y favorecer la biodiversidad. Las colmenas son fijas y, por tanto, ya no hay trashumancia, lo que significa que los enjambres ya no se desplazan de una colmena a otra para proceder con la floración. Cuando era agricultor convencional, las abejas se alimentaban en campos de colza que no eran ecológicos. Ahora que se ha trasladado el colmenar, las abejas obtienen el néctar de una gran variedad de flores. Las zonas de búsqueda de alimento están alejadas de zonas potencialmente contaminantes y están rodeadas por más de un 50 de campos ecológicos o zonas de bajo impacto ambiental. Son limitaciones impuestas por las especificaciones de la agricultura ecológica. Para hacer frente a estos retos, cuento con el apoyo de la empresa de Lille PourDemain, que promociona nuestro compromiso como apicultores ecológicos. Esto nos permite a mí y a mis dos socios, incluido Gilles, con el que trabajo desde hace 13 años, recibir una remuneración que cubre los gastos derivados de dar el paso a la agricultura ecológica. También es una buena oportunidad para explicarles a los consumidores en qué consiste la miel ecológica. Contar con tu apoyo es esencial porque la reconversión es un periodo difícil que se extiende a lo largo de 3 años. Durante ese tiempo, debemos aprender nuevos métodos de producción y afrontar numerosos retos técnicos y económicos. Puedes convertirte en un agente del cambio y apoyarme en esta conversión adoptando una colmena.
Información técnica
Dirección
Le Rucher du Comtois - BioDemain, Rurey, FR
Altitud
400m
Equipo
3 hombre
Tamaño del rebaño
500 colmenas
Técnicas de cultivo
Agricultura en conversión a ecológica
Preguntas frecuentes
¿Qué impacto genera mi compra?
¿Cómo viaja mi pedido?
¿Qué garantía de compra tengo?
¿Qué beneficios obtengo de comprar directamente del agricultor?
version: 0.73.0_20221201_170906