Top

¿Cómo podemos frenar el envejecimiento de la agricultura europea?

Europa se enfrenta a una realidad preocupante: no hay suficientes jóvenes trabajando en la agricultura; pero al mismo tiempo sabemos que son precisamente estas nuevas generaciones las más comprometidas y concienciadas con el medio ambiente. Son ellos quienes pueden contribuir de forma útil a la implantación de un modelo agrícola más solidario y respetuoso. Sin embargo, sólo el 11% de las explotaciones agrícolas de la Unión Europea están dirigidas por agricultores menores de 40 años. De hecho, los jóvenes que desean iniciarse en la agricultura siguen enfrentándose a dificultades tales como el acceso a la tierra, a la financiación, a los conocimientos y a la formación. Esto revela un verdadero problema generacional en un sector estratégico para la economía y la alimentación.

Para revertir esta tendencia, en toda Europa se están llevando a cabo acciones de promoción para animar a jóvenes a seguir esta vía profesional, así como la creación e implementación de nuevos modelos de comercialización. 

El relevo generacional: un verdadero desafío europeo 

En Roma, en 2020, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) elaboró un plan de acción para la juventud rural, reforzando sus disposiciones institucionales y presupuestarias y creando por primera vez una oficina de la juventud. Este plan de acción se basa en cinco ejes principales, dos de los cuales son ayudar a los jóvenes a participar en el desarrollo rural en el marco de enfoques paisajísticos y territoriales integrados y promover el empleo juvenil dentro de una economía verde que beneficie a todos.

Además, en cuanto a la concienciación medioambiental, para 2030, la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU pide la implementación de prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, contribuyan a la preservación de los ecosistemas, refuercen las capacidades de adaptación al cambio climático y mejoren progresivamente la calidad de la tierra y los suelos.

Estas acciones nos muestran que los gobiernos y líderes del mundo reconocen la necesidad de aprovechar el dinamismo y la creatividad de los jóvenes para construir un futuro mejor para nuestra alimentación. 

Aprovechar la tecnología para modernizar el sector agrícola 

Con la implantación de Internet en los últimos quince años, los problemas climáticos y medioambientales se publicitan cada vez más en las redes sociales y los jóvenes se sienten más inclinados a tomar medidas concretas. La necesidad de un cambio radical en la forma de consumir y producir se hace patente y las excusas son cada vez menos aceptadas. En materia de agricultura, los jóvenes productores pueden actuar en dos niveles: la aplicación de nuevos métodos de producción (agricultura integrada, agricultura ecológica, acciones contra el desperdicio) y el desarrollo de circuitos cortos promoviendo la venta directa a particulares. Aquí es donde la tecnología entra en acción con la creación de plataformas como CrowdFarming, que ofrece a los agricultores la oportunidad de vender sus productos sin intermediarios.

La eliminación de los intermediarios permite a los productores recibir un precio más justo por sus cosechas (que ellos mismos fijan), además de crear un mayor vínculo con los consumidores y de reducir su impacto medioambiental. El consumidor gana en términos de calidad, transparencia y trazabilidad de los productos ofrecidos. Es un modelo eficaz en el que todos salen ganando, que hemos bautizado como modelo Win-Win-Winner”. De hecho, según un estudio que realizamos en 2020 sobre el impacto de la venta directa, el 90% de los agricultores afirma que sus márgenes son mejores gracias a este modelo de venta y el 81% de ellos considera que entiende mejor las necesidades del consumidor. También es una oportunidad para capacitar a esta nueva generación de jóvenes agricultores, para que aprovechen al máximo la tecnología en favor de las prácticas agrícolas sostenibles en Europa.

Los jóvenes agricultores recurren a la venta directa

En CrowdFarming, gran parte de los agricultores de la plataforma tienen menos de 40 años. Tenemos la suerte de poder apoyar a los actores del futuro que ya están llevando a cabo acciones que respetan los ecosistemas, para garantizar la sostenibilidad de la tierra. Aquí están algunos de los agricultores de nuestra plataforma que están dando ejemplo a través de medidas concretas para una agricultura más sostenible:

Mudda Natur


Johannes Grenzebach, fundador de Mudda Natur, lleva muchos años cultivando quinoa en Alemania con la ayuda de su familia. Espera formar un pequeño equipo en los próximos años para plantar más productos agrícolas de quinoa en Alemania, que actualmente se cultivan en gran medida en el extranjero. No tenía experiencia con la quinoa cuando empezó a cultivarla hace unos años, pero con el tiempo se hizo con la planta y las condiciones de cultivo en Alemania

“Trabajar de forma respetuosa de la naturaleza forma parte de nuestro trabajo diario. Para operar de la forma más ecológica y sostenible posible, producimos nosotros mismos gran parte de la electricidad que utilizamos en los sistemas fotovoltaicos de nuestros tejados. Además, utilizamos madera de haya y roble de nuestro bosque para calentar el agua y la casa”.


Johannes Grenzebach, Agricultor de un cultivo de quinoa.

Brasserie des Trois Becs


Emmanuel Feraa tiene 33 años y, tras estudiar en Marsella (Francia), decidió volver a sus raíces y se instaló en la Drôme. En 2015, apasionado por la producción de cerveza artesanal, montó su cervecería Brasserie des Trois Becs en un antiguo gallinero del valle de su familia, donde pudo empezar a producir su propia cerveza local. Al no querer importar el lúpulo, principal materia prima de la cerveza, de Alemania o Estados Unidos, decidió cultivarlo él mismo, a nivel local. 

“Al igual que el vino es el reflejo de una tierra, de un clima y de un suelo, quería que mi cerveza fuera local, francesa y estuviera enraizada en la Drôme. Por eso, el proyecto fue pensado incluyendo la agricultura ecológica, para respetar el suelo, y la transformación local de estas materias primas ecológicas en cerveza de calidad. Recientemente, la cervecería se ha trasladado a un nuevo edificio eco-construido a los pies del pueblo de Lozeron. Hemos podido desarrollar nuestra actividad y crear un lugar de degustación de nuestros productos, también con vocación cultural.”


Emmanuel Feraa, Responsable de Brasserie des Trois Becs.

Nouca


En España, Iván Ruiz Grau es un joven agricultor que se hizo cargo de la explotación familiar de nueces Nouca con la ayuda de su abuelo. Su abuelo siempre le ha apoyado, sobre todo cuando Iván quiso convertir la finca a la agricultura ecológica. Su principal motivación es transmitir sus valores y su modelo de agricultura sostenible a otros productores de frutos secos.

“Creo que el futuro de la agricultura sostenible y local depende exclusivamente de plataformas como CrowdFarming. Ya que permiten a los agricultores eludir las grandes y desproporcionadas comisiones de los intermediarios, y así poder invertir recursos en agricultura y ecología.”


Iván Ruiz Grau, Productor de nueces

El tema del relevo generacional es una cuestión de soberanía alimentaria y, como hemos observado, hay que poner en marcha iniciativas concretas. Paralelamente a estas acciones previstas por la Unión Europea, también es importante que los productores tengan acceso a nuevas cadenas de distribución para estimular el crecimiento de los márgenes, crear más conexiones y así animar a los jóvenes a entrar en el sector. El continente europeo no puede permitirse perder un sector tan importante como la agricultura. Juntos debemos cambiar el sistema por dentro para que la industria agrícola se convierta en un sector generador de empleos de calidad y en el que los jóvenes puedan construir un futuro a la altura de su educación. 


*Foto de portada: Nuestra agricultora Valeria Zavadnikova de la bodega Montemaggio en Italia.