Top

¿Qué es Demeter?

¿Es el movimiento Demeter igual a BIO? ¿Es inferior? ¿Es mejor? ¿Necesitamos un sello oficial como el sello BIO de la Unión Europea? ¿Es realmente tan bueno?

Compartiremos lo que hemos aprendido sobre el misterio de Demeter.

Demeter Logo - Demeter label

En el mundo agrícola (a diferencia del de los antiguos dioses griegos), Demeter hace referencia a un movimiento internacional de agricultura biodinámica que, si se certifica, da lugar a un sello. El organismo responsable es la Federación Biodinámica, que establece normas holísticas para las prácticas agrícolas que van más allá de la agricultura ecológica, adoptando un enfoque regenerativo. 

Esto significa esencialmente que el sello Demeter incluye normas aún más estrictas que el sello ecológico.

La Federación considera que la agricultura biodinámica es el método de agricultura más sostenible, con los requisitos más estrictos que se conocen en la agricultura, cuyo objetivo es obtener productos de calidad superior.

“Se trata de devolver a la tierra”, explica Ernesto de Casa Carlos, uno de nuestros agricultores Demeter. “La agricultura biodinámica exige más sabiduría – comenzó con las conferencias que Steiner dio en 1924, explicando qué se tiene que hacer para mejorar la vida del suelo – son la base de las normas agrícolas Demeter.”

Rudolf Steiner fue un filósofo y científico austriaco, fundador, entre otras cosas, de la pedagogía Waldorf. En 1924, impartió un seminario sobre la salud del suelo tras la introducción de productos agroquímicos en la agricultura europea. Incluso hoy en día, las conferencias que dio sirven de guía para los practicantes de Demeter. 

Un suelo sano, en el sentido de Demeter, es un suelo rico en humus: una sustancia que se crea cuando la materia orgánica se descompone. El humus no sólo es rico en nutrientes, sino que también aumenta la retención de agua y captura el carbono, por lo que es favorable para las plantas y la atmósfera.

¿Entonces, cuál es exactamente la diferencia entre los sellos orgánicos y Demeter?

Además de la salud y la diversidad del suelo, un pilar importante de Demeter es el patrimonio genético de las plantas: la selección de plantas está sujeta a principios específicos. Las semillas Demeter se cultivan de forma biodinámica, al igual que las verduras y frutas Demeter. Incluso se pueden comprar semillas con el sello Demeter. 

Demeter es una marca registrada y, para poder utilizarla, hay que estar certificado, lo que implica inspecciones y revisiones periódicas, para garantizar que se cumple la norma biodinámica internacional Demeter.

“Si un agricultor quiere tener la certificación Demeter, primero tiene que empezar a convertirse a la agricultura ecológica”, nos dice Ernesto. “La agricultura ecológica es la base, y luego la transición a Demeter dura aproximadamente un año”. 

uvas sin semilla demeter - Casa Carlos



Convertirse en agricultor Demeter no sólo significa seguir las reglas, sino que requiere un cambio de actitud, significa adquirir una comprensión diferente de la agricultura. El enfoque es muy diferente de las prácticas agrícolas convencionales y la regla de oro es enriquecer el suelo en lugar de degradarlo. 

“Los practicantes de Demeter deben estar un poco locos”, dice Ernesto, orgulloso productor de cítricos, kiwis y uno de los únicos productores europeos de uva sin semilla Demeter. Como uno de los pocos agricultores españoles que siguen las prácticas de Demeter, sabe de lo que está hablando.

¿Por qué Demeter? 

“Biodinámica significa a favor de la vida, a favor de las fuerzas del cosmos, de la propia naturaleza. Además de las prácticas ecológicas imprescindibles, hay que utilizar las herramientas específicas de la agricultura biodinámica. Estas herramientas incluyen los cuatro reinos: mineral, vegetal, animal y la voluntad humana; para favorecer a la armonía del quinto reino: la granja.”

agricultura biodinámica


El objetivo es que cada reino se desarrolle y viva en una relación simbiótica que garantice el mejor resultado en cuanto a la calidad de los productos Demeter. Los insectos y las malas hierbas, por ejemplo, se consideran amigos, no enemigos del agricultor. Se fomenta la biodiversidad en lugar de eliminarla. Según Ernesto, “un verdadero experto puede analizar el suelo a través de las malas hierbas que crecen en él. Indican el estado del suelo. Cuando empezamos el proceso de conversión, por ejemplo, teníamos hierbas diferentes a las que tenemos ahora. Las malas hierbas dicen mucho sobre el estado del suelo“.

“Sigue la luna: cuando las cosas se hacen en armonía con el cosmos, funcionan mejor”.

Para Ernesto, que trabajó como arquitecto durante muchos años, seguir las prácticas agrícolas Demeter fue una obviedad cuando compró una finca de 170 hectáreas. Ver cómo los “cuatro reinos” se transforman y prosperan bajo este nuevo trato más suave le valió la pena. Aunque supusiera un aumento de los costes de producción, “nunca dudé de que fuera lo mejor para mí”, dice. “No creo en la agricultura convencional”.

Al final, esto nos deja con otra definición muy acertada de lo que es Deméter: una práctica agrícola, arraigada en la convicción de que la naturaleza es la que mejor sabe y que sólo tenemos que aprender a entenderla, a dejar que nos guíe. Un poco de sabiduría “de vuelta a lo básico” que podría aplicarse a otros ámbitos además de la agricultura.