Top
Ilustración de un granjero con un carro de queso y una vaca

Los queseros voladores

Seguramente alguna vez has oído hablar de los comerciantes ambulantes… En la época de nuestros abuelos, eran típicos de muchos lugares estos comerciantes que cargaban a pie sus mercancías como telas, tabaco, especias o ferretería,  y las ofrecían a la gente puerta a puerta o en la calle. En el noroeste de Alemania todavía recordamos a los “Kniepenkerle”, que traían todo tipo de cosas útiles de sus largos viajes a Holanda y las distribuían entre la gente. Con el tiempo, el típico «Kramer» y la mayoría de sus colegas desaparecieron, pero los camiones de helados, los camiones de mantequilla y los representantes de ventas todavía son llamados a veces «fliegende Händler» (literalmente: comerciantes volantes). 

Pero, ¿cómo surge el título de «queseros voladores»? ¿Pueden las queserías realmente ser ambulantes? 

En realidad hay un número considerable de queserías móviles en Alemania, que viajan de granja en granja con sus equipos y ofrecen sus servicios a los productores de leche. El «quesero volador» lleva consigo casi todo lo necesario para hacer un buen queso: las calderas, el cuajo, los moldes, los tamices, el arpa de queso, la sal, las hierbas y especias que se necesiten y, por supuesto, los conocimientos técnicos necesarios. 

El agricultor proporciona – ¡la leche fresca! 

Directamente en la granja, la vaca se ordeña y la leche fresca se convierte en queso. El quesero volador se lleva los panes de queso fresco y blando a sus salas de maduración y trae el queso terminado con él en su próxima visita a la finca. Voilà – así es como se cierra el círculo. 

Ilustración de un granjero con un carro de queso y una vaca

La motivación detrás de esta idea de negocio es abrir la posibilidad a más agricultores de producir su propio queso de granja . Establecer y dirigir tu propia quesería en la granja requiere una gran inversión inicial así como mucho conocimiento y/o experiencia. Por lo tanto, es un paso muy grande. Además, el agricultor debe participar oficialmente en cursos de formación continua de fabricación de queso y debe cumplir con muchos y diversos requisitos, regulaciones de higiene, etc. Todas estas condiciones básicas tienen por objeto garantizar la calidad de los alimentos resultantes y, por supuesto, sirven en última instancia para proteger al consumidor. No obstante, para muchos productores de leche que tienen interés en experimentar, representan un obstáculo para la producción de queso y, por lo tanto, a menudo para la comercialización directa. En mis intercambios diarios con los agricultores, me encuentro con este tema cada vez más a menudo, especialmente hoy en día, cuando la diversificación y la comercialización directa vuelven a cobrar protagonismo. 

Pensamos que las queserías móviles ofrecen una gran solución aquí, y decimos «¡Bravo!».   

Linda y su socio Tilmann von Bauer Freigeist aprendieron su oficio de queseros siendo ayudantes en una quesería móvil. La experiencia que adquirieron allí les permitió dar el gran paso en el verano de 2019 y hacer realidad su sueño de tener su propia quesería en Gardelegen. Mientras tanto, crean allí con mucho amor y habilidad su queso de vaca ecológico de muchas variedades coloridas y lo envían sin plástico a vosotros, los CrowdFarmers. 

¿Ya has descubierto su proyecto de queso de vaca ecologicó, o el nuevo Tilsiter o Rauchi