Top
La ilustración con los elementos integrados en el concepto de la agricultura regenerativa

Descubriendo la agricultura regenerativa… (I)

Introducción

¿Que es la agricultura regenerativa? Hasta ahora hemos oído hablar mucho de diferentes tipos de agricultura: convencional, ecológica, de conservación de suelos e incluso algunos conocemos la denominada permacultura. Todos ellos se diferencian fundamentalmente en las prácticas agrícolas empleadas, que sirven para ponerle una etiqueta a la forma de producir alimentos de cada productor. La agricultura ecológica destaca porque se certifica a nivel mundial y porque en la Unión Europea tenemos un marco que define la AE incluso más allá de las fronteras de los diferentes países.

¿Que es la agricultura regenerativa? 

Para la agricultura regenerativa (AR), no existen unas prácticas  determinadas con las que puedas decir: !Tachán! Estoy en el grupo de los agricultores regenerativos. Por el momento, y a diferencia de la agricultura ecológica, no existen unas normas exactas que definan este tipo de agricultura. Una certificación “Regenorganic” ya está de camino y podría salir durante el año 2020. Sin embargo, sí que hay una filosofía muy clara: regenerar, lo cual implica, no sólo evitar el daño a la naturaleza, sino también tener un impacto positivo de manera activa.

La AR es un sistema de principios y prácticas que:

Aumentan la biodiversida
Mejoran la calidad del suelo (Materia orgánica) 
Reducen los insumos necesarios para la agricultura (Gasóleo, fertilizantes y pesticidas)
Aumentan los servicios al ecosistema

Estos efectos buscan conseguir objetivos que mejoren los sistemas agrícolas y sus sociedades a través de:

Maximizar la captura de carbono de la atmósfera y reducir los efectos del cambio climático, manteniendo sistemas agrícolas productivos.

En el aspecto socio-económico la AR busca:
– Mejorar los rendimientos agrícolas
– Aumentar la resistencia a variaciones en mercados o climáticas
– Revitalizar las comunidades agrícolas

La ilustración con los elementos integrados en el concepto de la agricultura regenerativa

Pero… ¿Cómo puede un suelo ser reserva de Carbono? 

Los suelos contienen carbono,  algunos más y otros menos. Una parte muy importante del suelo es la materia orgánica (MO), formada por grandes moléculas de carbono, como las que hay en el CO2 que tanto calienta el planeta. 

La materia orgánica siempre estará presente en un suelo sano (por ejemplo,  en forma de humus), porque es la encargada de regular los equilibrios de pH, retener agua, facilitar el acceso a los nutrientes, y una larga lista de efectos beneficiosos. 

Cuanto más materia orgánica contiene un suelo, más sano estará y más vivo, porque la materia orgánica es comida, producto y hábitat de muchos organismos del suelo. Hace mucho tiempo, casi toda la superficie en la tierra estaba cubierta de vegetación permanente y los suelos tenían en la media mucho más MO que hoy en dia. Muchas veces, nuestros usos de la tierra para construccion o ciertos tipos de agricultura rompen las estructuras en el suelo y hacen desaparecer la MO. 

El objetivo global, el gran objetivo de la AR es mitigar el cambio climático y crear agroecosistemas sostenibles y saludables. Sistemas que puedan funcionar a largo plazo con los recursos existentes de agua y fertilización. Mediante la regeneración máxima de los suelos y los ecosistemas. 

En pocas palabras: Recuperando la salud de los suelos y la biodiversidad, regresando lo más cerca posible a la agricultura de antes. 

Los principios de la agricutura regenerativa

Como veis,  la AR no se determina por su sello, si no por el objetivo que persigue. Para alcanzar un objetivo, no hay un solo camino, sino muchos, por eso se establecen principios, que pueden ser aplicados o no, y en diferente intensidad, los principales son:

1 – Minimizar o eliminar el trabajo del suelo: menor perturbación del suelo. 

No rompiendo la capa superior de suelo se intenta mantener más humedad en el suelo y evitar que se “respire” carbono (La fijación de carbono en el suelo se reduce cuando el suelo es labrado, causando pérdidas de CO2 a la atmósfera)

2 – Proteger el suelo (Cover crops): Se busca la mayor protección del suelo. 

Mantener el suelo protegido para eliminar la erosión es fundamental, asi se facilita la acumulación de materia orgánica.  Si llueve en un suelo “desnudo”, la lluvia se llevara una capa de suelo. Pero si el suelo está cubierto con plantas y sujeto por raíces, eso evita que el agua corra por la superficie arrastrando parte del suelo.

3 – Incrementar la biodiversidad y cultivar especies perennes

Un ecosistema formado por numerosas especies, no solo generará mucha biomasa y mejor circulación de nutrientes. También será más estable en el momento de perturbaciones

Las especies perennes  tienen una vida más larga, en la que tienen tiempo de desarrollar más raíces y explorar más profundidad del suelo. Estimulando la vida del suelo y mejorando su estructura en mayor profundidad. Además, pueden aprovechar recursos de capas más profundas, normalmente desaprovechadas. 

4 – Integrar la ganadería: mediante el pastoreo integral que mejora la diversificación de productos y el reciclado de nutrientes (https://regenerationinternational.org/2017/02/24/what-is-regenerative-agriculture/).

Los rumiantes son magníficos seres vivos y tienen un talento único: ¡saben aprovechar la celulosa y convertirlo en carne o leche! Eso no podríamos hacer nosotros. Además añaden estiércol al campo, lleno de nutrientes y comida y casa para muchos insectos y lo decoran de una manera muy bonita, con un valor  paisajístico recreativo y turístico. 

Los conceptos base de la agricultura regenerativa

Puede decirse que la agricultura regenerativa es una combinación de elementos ya conocidos: combina la agricultura de conservación con pastoreo holístico, con una biodiversidad aumentada y muchas veces con la agricultura ecológica. 


Nota: este artículo tiene una segunda parte donde mostramos diferentes excursiones que hemos realizado a fincas de agricultura regenerativa.