1. Home
  2. /
  3. Impacto
  4. /
  5. Uso del agua en cultivos subtropicales: el camino de la eficiencia hacia la sostenibilidad

Uso del agua en cultivos subtropicales: el camino de la eficiencia hacia la sostenibilidad

La agricultura es un motor económico y social que hace posible que millones de familias consigan desarrollar su forma de vida en Europa. Para ser más concretos hoy en día (abril 2020) según datos de la Unión Europea la agricultura da trabajo regular a 20 millones de personas¹.

Los agricultores, la administración y los consumidores, son cada vez más conscientes de la importancia de que el sector agrícola sea sostenible tanto a nivel laboral como medioambiental.

Las características geográficas de la franja litoral de las provincias de Málaga y Granada, protegidas por cadenas montañosas, crean un clima subtropical único dentro del clima mediterráneo. Las cadenas montañosas paralelas a la costa retienen tanto la humedad procedente del mar como el calor generado por el sol, proporcionado temperaturas estables durante todo el año. Se genera así un subclima subtropical que proporciona unas condiciones de cultivo óptimas para frutas tropicales. Estas condiciones han sido aprovechadas por los agricultores de estas provincias para cultivar frutas como aguacate, mango o chirimoyo desde hace más de dos siglos. En Málaga las frutas tropicales se cultivan desde el año 17702.  

En otras zonas de la Península Ibérica como la Comunidad Valenciana, Andalucía occidental y el litoral sur de Portugal, se han ido detectando puntos donde no se producen nunca heladas y los vientos no son problemáticos por lo que se ha comenzado a cultivar también aguacate como alternativa a otros cultivos menos rentables para el agricultor.  

El clima mediterráneo está asociado a bajas precipitaciones y a periodos de sequía, que infelizmente tienden a acentuarse con el cambio climático. La falta de agua es uno de los principales factores que limita la producción agrícola y es además una preocupación del consumidor que busca generar un impacto ambiental positivo con su compra de alimentos. 

La tecnología es un factor clave para el buen uso del agua, siendo casi obligatorio el uso de sistemas de riego por goteo, que evita el desperdicio y asegura un reparto homogéneo del agua, asegurando que cada árbol recibe la cantidad correcta. Cada vez es más frecuente el uso de sondas (tensiómetros) que miden la humedad de la tierra, estas sondas indican exactamente cuándo hay que iniciar el riego y cuando debe pararse, por lo que cada árbol recibe de forma exacta la cantidad que necesita. Tanto los agricultores como la administración pública están haciendo grandes esfuerzos en este sentido para promover una agricultura cada vez más eficiente a través de la tecnología y control de riego. Hay centros de investigación especializados (ej. IFAPA³) que transfieren conocimientos a los agricultores de cómo gestionar las fincas para ahorrar la mayor cantidad de agua posible. 

Existen otros factores relacionados con manejo de los cultivos que pueden proporcionar un importante ahorro de agua, como puede ser mantener el suelo siempre cubierto por materia orgánica como hojarasca o restos vegetales y/o una correcta poda del árbol que haga sombra al suelo, ambas técnicas tienden a evitar que el sol y el viento cálido del verano resequen el suelo. 

La ilustración de las frutas tropicales cayendo se del grifo como si fuesen agua

Los recursos hídricos utilizados por los agricultores pueden provenir de 3 orígenes principales: embalses, pozos y agua de lluvia. En el caso de que los agricultores dispongan de agua de embalses, estos se organizan en una comunidad de regantes que procuran un reparto equitativo del agua en función de las reservas existentes que suele oscilar entre 5000 y 8000 metros cúbicos por hectárea4.

La extracción de agua del subsuelo está controlada por la administración y cada agricultor tiene un contador de agua en su pozo que controla la cantidad extraída. Esta cantidad también está limitada en función de las reservas del subsuelo. Los agricultores son cada vez más conscientes de que no se debe sobreexplotar la capacidad de recarga de los acuíferos, ya que en la costa es frecuente que se salinicen por la penetración del agua del mar, anulando la capacidad de riego del pozo de forma permanente. Si en un pozo entra agua de mar, se anula su utilidad de riego porque la sal quema las raíces de la planta.

Un gran número de  fincas de frutas tropicales se encuentran en laderas de montañas y muchos agricultores aprovechan el agua de lluvia cultivando  en terrazas (bancales) que al estar a nivel favorecen la infiltración del agua recargando los acuíferos y reduciendo la escorrentía.

El consumo de agua de cada cultivo varía dependiendo de la zona y se ajusta a su disponibilidad, generalmente aumentan la eficiencia de su uso conforme mayor es la escasez. Es cuestionada la sostenibilidad del cultivo del aguacate por ser una planta de origen tropical, sin embargo la eficiencia del consumo de agua de este cultivo es similar al de otras frutas (960L/Kg) y está por debajo de otros vegetales como cereales (1.600L/kg), legumbres (4000L/Kg) o frutos secos (9.000L/Kg), alejándose de valores tan altos como los que necesita la producción de ganado bovino (15.000L/Kg)5

De forma Global, se estima que para producir 1 kg de aguacate se necesitan unos 1000 litros de agua; en el caso concreto del cultivo en Málaga y Granada, debido al esfuerzo de los agricultores y la innovación tecnológica, la mayoría de los agricultores consumen menos de 700 litros para producir un kg de aguacate6. Los investigadores del IFAPA estiman que en un futuro próximo puede reducirse el consumo hasta los 500 L/kg7. Si sumamos esto a otras ventajas como la producción ecológica, el beneficioso impacto social o la reducida huella de carbono debido a su cercanía al consumidor europeo, hacen del aguacate y otras frutas tropicales cultivos sostenibles en estas áreas geográficas.


Declaraciones sobre el uso del agua de algunas de los agricultores de CrowdFarming:

Finca La Salada: “Cuidamos de forma integral la sostenibilidad de la finca y su producción, y de forma muy especial el consumo hídrico de nuestros aguacates. Aplicamos “microriegos” que garantizan un consumo de 280-380 litros de agua por cada kilo de aguacate. Esta gestión del sistema de riego, unida a la reutilización y captación de aguas pluviales, y a la selección tanto varietal como de patrón que hemos llevado a cabo, hacen que la huella hídrica de nuestra producción sea una de las más bajas que se pueden encontrar.”

Finca El Rinconcillo: “Obtenemos el agua de nuestros cultivos de pozos propios y almacenando agua de lluvia. Un árbol adulto consume alrededor de 32,5m3 anuales. Para el riego utilizamos goteros que hacen más eficiente el aporte de agua. Revisamos los goteros semanalmente para prevenir fugas de agua y utilizamos tensiómetros para determinar las necesidades de agua de cada zona. […] Los troncos y ramas se trituran y lo echamos en las calles de los cultivos, juntos con las hojas para crear un mulching que mejore la retención de agua y el aumento de la materia orgánica en el suelo.”

Finca La Atalaya: “El agua de nuestra finca proviene de pozos que se analizan trimestralmente para asegurarnos que no están salinizados. Toda la finca tiene instalados goteros y disponemos de una balsa para acumular agua.”


Referencias
Union Européenne [Online] at <Agricultura | Unión Europe> [Accessed in March 2019]
IFAPA [Online] at <CENTRO IFAPA DE MÁLAGA | Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA)> [Accessed in March 2019]
El cultivo del Aguacate [Online] at <El Cultivo del Aguacate en la Costa de Granada> [Accessed in March 2019]
Water Footprint Network [Online] at <Water footprint of crop and animal products: a comparison> [Accessed in March 2019]
SUR [Online] at <700 litros el agua para producir 1 kilo de aguacate> [Accessed in March 2019]
Agricultural Water Management [Online] at <Yield and fruit quality of avocado trees under different regimes of water supply in the subtropical coast of Spain> [Accessed in March 2019]

Vidal es biólogo y "cazador de agricultores" en CrowdFarming, lo que implica actuar como consultor de agricultores y analizar granjas y productos, entre otras cosas. Es el iniciador del movimiento Tropiterranean y tiene una gran pasión por la agricultura. Su sueño es convertirse algún día en agricultor tropical.

Escucha nuestro podcast

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Salvando a las abejas cultivando almendras?

La almendra es el fruto seco más demandado y vendido en el mundo. Su uso ocupa desde el consumo en crudo, la elaboración de infinidad de recetas alimentarias, hasta su...

1 de diciembre de 2022

¿Está amenazada nuestra seguridad alimentaria por la reducción de pesticidas?

Dentro de su marco "de la finca a la mesa", la UE pretende introducir una normativa para limitar el uso de plaguicidas químicos en un 50% de aquí a 2030,...

25 de noviembre de 2022

This site is registered on wpml.org as a development site.